http://www.freeminds.org/psych/victor.htm

 

TRADUCIDO POR DAVID GARCÍA   DE

Jehovah Witnesses: A Threat to the Social Family Fabric

Los Testigos de Jehová:

Una Amenaza Al Marco Familiar

 Por Victor Escalante

Miles de incalculables individuos han sufrido el dolor emocional, y psicológico infligido por los testigos de Jehová debido a las divisiones familiares.  La mayoría de las personas están familiarizadas con los testigos de Jehová solo al nivel de ser despertados los fines de semana por estos celosos proselitistas reclutadores.  No obstante hay muchísimo más de qué estar al corriente; la Watchtower es un movimiento religioso estadounidense del siglo veinte que ha afectado adversamente a familias en todo el mundo, coercitivamente corroyendo las familias y su unidad una vez que un miembro de la familia comienza la fase de adoctrinamiento del proceso reclutador.   

 

La fase de reclutamiento se trata de recibir un estudio sistemático de las subjetivas verdades teológicas de la organización que con el tiempo se convierten en la única verdad aceptable.  En la primera fase de esta etapa de adoctrinamiento, al nuevo recluta se le dice que podría esperar oposición de sus familiares. Un sin número de pasajes de las escrituras se utilizan para apoyar sus argumentos.  Lo que la persona no sospecha, ni comprende, es que ya comenzaron a ser rotos sus lazos familiares. Esta sutil programación se hace a través de la creación de creencias que actúan como filtros mentales, que llevan a una percepción miope (que sólo ve de cerca).  Esto se hace a través del uso de un idioma hipnótico donde sólo un lingüista experimentado podría distinguir la programación sutil hecha a través de la normalización (nombres o clichés que se dan para ciertas cosas) y la sobre generalización que se suministra al individuo que no sospecha nada.  Esta “dieta de palabras” lleva a una deliberación extremista difuso que es muy generalizada y frecuentemente está fuera de contexto.  Una vez estos filtros están en su lugar,  la persona adoctrinada se ve a sí mismo, a la familia, y a los demás a través de un punto de vista extremista.  Para esta fase todo se ve como blanco ó negro, bueno ó malo,  “nosotros contra ellos”, Dios ó Satanás. A estas alturas cualquier desaprobación familiar de la Watchtower se ve como una táctica satánica para minar su fe.

 

Eventualmente el nuevo recluta pierde su habilidad de ser objetivo. Ya no puede ver sus acciones y comentarios dentro del amplio contexto de la estructura social y el marco familiar. Él se dedica totalmente a las agendas de la organización.  Ahora, lo que sucede es que a los familiares que no son testigos de Jehová se le etiqueta como “parientes mundanos”. Con esta etiqueta las familias se deshumanizan para entonces ser “personas destinadas a destrucción” a menos que ellos acepten las doctrinas de los Testigos de Jehová y su estilo de vida. Al nuevo testigo de Jehová se le hace creer que él ahora es parte de una familia mundial quienes serán los únicos que sobrevivirán  la destrucción  cataclísmica  de la humanidad. En este momento al nuevo testigo de Jehová se le mantiene en un estilo de vida regimentado que no le deja tiempo ni motivación para visitar o tener reuniones familiares, y cuando los visiten se les enseña a usar esto para propósitos proselitistas. Por supuesto, esto a menudo es irritable y ofensivo para familiares que no son  testigos de Jehová, entonces esto le sirve a los Testigos de Jehová para validar que Satanás ciega a sus familiares. Muchos que eran testigos de Jehová han sufrido dolor emocional y un remordimiento de culpabilidad al comprender que ellos rompieron todos sus lazos familiares al punto que ni incluso asistieron a sus funerales o a eventos familiares que ellos hubiesen participado antes de convertirse en testigos de Jehová.

 

Años y décadas pueden pasar mientras el reclutado testigo de Jehová vive aislado en ésta “propuesta, saludable” ficticia subcultura.  Estos años se pagan con creces por los individuos debido al aislamiento de sus miembros familiares y de la comunidad en general.  Las consecuencias de esto se debe a que las únicas personas que los testigos de Jehová se relacionan con, son testigos de Jehová, y usualmente ni siquiera tienen las habilidades sociales ni incluso para hacer esto bien, debido al cenagal de conflictos en las congregaciones.

 

El problema realmente comienza cuando algo sucede, causando que el testigo de Jehová se plantee dejar el movimiento, o que este sea expulsado.  Entonces la persona se encuentra aislada de los anteriores amigos y familiares biológicos que son  miembros de los testigos de Jehová. Esto es debido a las prácticas extremistas de rehuir las que son comunes dentro de las congregaciones de los testigos de Jehová. No hay ninguna manera honorable de salir del movimiento.  En la fase de adoctrinamiento al nuevo recluta nunca se le dice que esto es un boleto únicamente de ida a un estilo de vida regimentado. Muchos que eran testigos de Jehová informan una dificultad reintegrándose con sus familiares,  anteriores amigos y la comunidad. Es como si ellos hubiesen estado en una cápsula de tiempo, rehenes de este grupo religioso excesivamente controlador. En años recientes, muchos han empezado intuitivamente a darse cuenta que a ellos se les ha dicho por su cuerpo gobernante algo que es erróneo y falso, y que ellos han estado siguiendo órdenes autoritarias irreales de un liderato nebuloso llamado “la Sociedad”.  

 

Muchas personas nacidas durante el periodo de explosión demográfica que siguió a la segunda guerra mundial se enfrentan a un mundo técnico que los ha dejado atrás.  Los testigos de Jehová han tenido sus vidas tan reglamentadas al punto que ellos tienen que leer sobre los procedimientos escritos apropiados para ocuparse de sus conflictos familiares. Yo conozco de primera mano sobre un anciano que llamó a Betel de Nueva York para preguntar si sus responsabilidades paternales eran absueltas si su joven hija rebelde no se sometía a sus decisiones. Un anterior amigo que ahora es superintendente de circuito me dijo, que su vida estaba tan reglamentada que llegaron hasta el punto donde la sociedad le dijo que él debería usar hilo dental después de cada comida. Esto muestra un problema serio de dependencia total en una estructura de autoridad distante que gobierna las vidas de los individuos.

 

Debido a los recientes cambios doctrinales dentro de la organización, algunos han empezado a tener dudas sobre el estilo de vida regimentado y legalista, sin embargo, hay un miedo de discutir abiertamente sobre esto ya que puede llevar a una investigación y entonces a una expulsión como “apóstata”.  Algunos han escogido salirse calladamente y nunca dar una dirección donde los encuentren.  Recientemente hablé con un anterior testigo de Jehová un anciano, quien estima que en los 12 años que él fue un líder superintendente presidiendo, un 40% de los miembros de las congregaciones han desaparecido sin dejar una dirección donde puedan encontrarse.

 

Es que después de estar en un movimiento por décadas ciertos individuos puede hallarse en una situación donde jamás ganaran:  Ellos han sido aislados durante muchos años de sus familiares y anterior amigos que nunca aceptaron su percepción de los testigos de Jehová por menudo ser una extremista de ver cosas.  Ellos pueden tener el deseo de reestablecer los lazos familiares pero puede faltarles la habilidad de cómo hacerlo.  Ellos pueden querer proseguir trabajos o metas diferentes de las que tenían cuando eran testigos de Jehová, pero encuentran que ahora están en un mundo muy tecnológico que los ha dejado atrás.  La dicotomía es que los familiares que no son testigos de Jehová realmente nunca se han separado de la misma manera que el testigo de Jehová se separan de sus familiares y amigos (pensando que esto iba a ser para su mejor intereses espirituales). 

 

Muchos han desarrollan una alta postura en su vida social dentro de esta subcultura y están demasiado comprometidos en su estado comunal dentro de los testigos de Jehová.  Algunos han subido escala de autoridad que los ha llevado ha un estado especial en la comunidad de los testigos de Jehová de tal modo que algunos preferirían quedarse en lugar de discrepar con cualquier dictamen de la sociedad.  Muchos tienen hijos adultos y nietos que ellos perderían su contacto con ellos si abandonaran el movimiento.

 

Si una persona es expulsada o decide irse por causa de un conflicto de conciencia, de repente perderán todo lo que una vez ellos se comprometieron para toda su vida.  Ellos pierden sus amigos, sus familiares que son testigos de Jehová, su reputación y relaciones financieras o empleo, sí sus patrones son testigos de Jehová. Yo estuve dentro del movimiento durante unos veinte años y en menos de cinco minutos todo mi récord de fidelidad y dedicación se decidió que no tenía ninguna consecuencia por un grupo de individuos que estaban siguiendo las órdenes de unos hombres en la organización en los escalafones más altos.  Mi única infracción fue discrepar sobre una materia secular relacionada a mi elección de una carrera en el campo de la psicolingüística.  La sociedad mantiene un purgado sistemático de los individuos que son libres pensadores e intelectuales aunque ellos son unos de los individuos más devotos y dedicados, muchos de ellos han gastado la mayoría de sus vidas en nombre de la Sociedad.  La historia de la expulsión de Ray Franz, un anterior miembro del cuerpo gobernante, es la norma en lugar de ser la excepción, la que ilustra la arrogancia, intolerancia, y beligerancia de hombres en una organización que están paranoicos sobre cualquier cuestionamiento o crítica a las enseñanzas de su Sociedad.  Esta atmósfera que actualmente existe entre los testigos de Jehová es similar a la era de McCarthy en los EE.UU., dónde el temor al comunismo fue utilizado para controlar el pensamiento y la conducta de la población.  Muchos recordarán cómo vidas profesionales injustamente y negligentemente fueron arruinadas y destruidas por el abuso de autoridad gubernamental. Éste mismo modo de inquisición se lleva a cabo contra cualquiera que difiera contra cualquier enseñanza que baje de la Sociedad (es decir, el cuerpo gobernante). En este ambiente de alto control nadie es inmune a la persecución si discrepa contra cualquier enseñanza que baje de la sociedad.  ¡Algunos individuos han diferido con asuntos doctrinales (incluso fueron llevados a la expulsión), qué la sociedad luego los adoptó como la verdad actual!  Un caso señalado es la doctrina del fin de los tiempos en 1914 de la “separación de las ovejas y las cabras” a través de la predicación de puerta-en-puerta. Muchos también recordarán todos los matrimonios que sufrieron y se destruyeron cuando la sociedad decidió interponerse en las vidas íntimas sexuales de sus miembros.  La práctica de rehuir por los testigos de Jehová contra los miembros que se salen de la congregación, es la peor crueldad.  Algunos, esto los ha llevado a cometer suicidio, otros han intentado demandarlos, pero las cortes estadounidenses han decidido mantenerse fuera de este tema controversial de iglesia / estado.

 

Los testigos de Jehová han luchado para establecer sus derechos en el Sistema Judicial americano para tener libertad de culto.  La ironía es que muchas de estas mismas libertades se las niegan a sus propios miembros dentro de esta sociedad hermética de los testigos de Jehová.

 

Cuando acontece una expulsión que involucra un matrimonio, la probabilidad que el matrimonio sobreviva es muy poca o quizás ninguna. En mi propia experiencia, a mi esposa enérgicamente se le aconsejó por la congregación que se divorciara de mí. Esta percepción intolerante extrema está justificada por los testigos de Jehová al estigmatizar a quien era testigo de Jehová como una amenaza a la vida espiritual de su compañero testigo de Jehová, lo que podría ultimadamente llevar a su pareja testigo de Jehová a que también abandone el movimiento.  Mientras esto puede ser el caso de algunos matrimonios, la mayoría de las personas quieren mantener la paz y entonces prefieren la unidad familiar. Sin embargo, esto es imposible, ya que al testigo de Jehová se enseña a ver a quien dejó de ser testigo de Jehová como una seria amenaza.  Esto es como estar casado con su “enemigo espiritual”.  El miembro común en sus filas no está lo suficientemente  capacitado para resolver los problemas que llevan a los conflictos los que pueden tratarse eficazmente en un espíritu de entendimiento y amor.  Los anteriores testigos de Jehová encuentran que la versión de la Watchtower del “amor” es algo que al instante que se expulsa a alguien se evapora.  ¿Adónde va esto y dónde finalizará?  

 

La Sociedad, a través de su publicación primaria La Atalaya, recientemente ha amortiguado su posición sobre los miembros expulsados por pecados que no sean el de “apostasía”.   Sin embargo, la realidad, en la estructura en la psiquis profunda mental de los testigos de Jehová es una de intolerancia.  Es como mover los muebles en una casa, la estructura todavía sigue siendo la misma.  Las miles de personas que han sido cruelmente afectadas por la Sociedad de Biblia Y Tratados Watchtower y sus representantes han sido dejadas sin que nadie que pueda asumir responsabilidad por el daño causado a ellos.  Si ésta fuera una organización que no fuese una religiosa, yo estoy seguro que muchos pleitos legales por negligencia craza se declararían resarciendo las víctimas.  La advertencia para esos que están pensando unirse es que usted está firmando renunciar a todos sus derechos cuando usted se dedica a la Sociedad. 

 

Aquí yo he hecho algunas generalizaciones, naturalmente siempre habrá algunas excepciones.  Sin embargo, yo le pido que evalúe mis comentarios y usted mismo le dé el contexto correcto. 

 


Volver a Español

 

Victor's Internet address:

inlpu@texas.net

back to Psychological Issues