Transcripción – Alemania / WDR 

Fecha: 16 de febrero de 2003 

Traducido por David García

"El Fin del Silencio" 

La foto arriba fue cuando primero me encontré con Ewelina en Alemania y luego grabamos la entrevista. 

El Fin del Silencio  

El abuso sexual en la fe de los Testigos de Jehová   

0’11 – 0’30 (fuera de pantalla / sonido original) Teda

“Yo tenía ocho años, y él era un adulto, un hombre mayor, un Testigo de Jehová, y nosotros íbamos de puerta en puerta aquí. Luego él subió allí conmigo, y entonces él abusó de mí.  Yo estaba terriblemente asustada”.

0’35 – 0’57 (fuera de pantalla / sonido original) Ewelina

“Mi familia pertenece a los Testigos de Jehová, y mi padre abusó de mí sexualmente durante varios años, empezando hasta donde yo puedo recordar cuando yo tenía tres años. A mi padre nunca lo llamaron a cuenta. Él todavía es un Testigo de Jehová en buena comunión”.  

1’00 – 1’21 (fuera de pantalla) Ruth

“Las cosas fueron de tal manera, que yo fui abusada y violada por mi propio padre durante años.  Empezó cuando yo tenía nueve años, y continuó hasta que cumplí los 16 o 17 años. Mi madre intentó recibir ayuda de los ancianos. Ella los llamó.  Nada se hizo. Se barrió todo debajo de la alfombra”.  

1’23

(anunciador:)

Los hombres que abusaron de Teda, Ewelina, y Ruth, era miembros de la misma denominación: Los Testigos de Jehová. El abuso sexual – es un problema social mundial. Pero de la manera que los Testigos de Jehová lo manejan es único en su clase.  

1’49 – 2’54 (sonido original) Teda

“Yo tenía que ir de puerta en puerta como todos los demás niños Testigos.  Eso era obligatorio.  Y siempre había un adulto acompañándonos, si era un hombre o una mujeres a ello no les importaba. Yo estaba asignada a un hombre adulto. Él hacía todo lo posible para que yo siempre pudiera acompañarlo. Ese abuso sexual empezó algo indemne.  Yo cada vez más me aterrorizaba siendo que esto continuaba con frecuencia aumentando cada vez más, hasta que en una ocasión se lo dije a mi madre, y que yo tampoco quería ir de puerta en puerta. Y ella me creyó. Y entonces fue convocado el cuerpo de ancianos. A mi madre, a ese hombre que me había asaltado, y a mí – nos reunieron, hasta donde puedo recordar, era un cuarto pequeño, el tema fue discutido y él lo confesó. Su castigo fue que él ya no necesitaba más ir de puerta en puerta conmigo”.  

2’54

(anunciador:)

Tres veces por semana los Testigos de Jehová se reúnen en sus salones del Reino.  Las reuniones son conducidas por los varones, los tal-llamados ancianos. Según la Biblia, las mujeres deben estar subordinadas.  Ellas no pueden tener posiciones dentro del los salones.  Los conflictos y las malas conductas son manejados internamente por los ancianos en los comités judiciales.  Estos son neófitos haciendo de jueces y sin entrenamiento psicológico interrogan a niños y dictan sentencias.   

3’23

(anunciador:)

“Presten atención a sí mismos y a todo el rebaño” es un manual para los ancianos. En un subtítulo lee:

3’30 citación 

(anunciador:)

Ciertas disputas entre hermanos no deben llevarse ante los tribunales seglares.”

3’34 (sonido original) Teda

Pregunta: “¿Hubo alguna vez una plática para informar lo de éste hombre?” 

Respuesta:  “No, nunca lo hubo. Yo lo hubiese llevado a la atención pública si ese hubiese sido el caso.”

3’43

(anunciador:)

Había que guardar silencio sobre los abusos incluso dentro de sus propias filas.  

3’50 – 4’45 (sonido original) Teda

“Todos los jueves y domingos nosotros teníamos nuestra reunión en el Salón del Reino, como ellos lo llaman, y yo tenía que estrecharle la  mano a ese hombre.  Y no era solamente los jueves y domingos, sino que nosotros nos reuníamos en un grupo pequeño el domingo por la mañana, y se nos asignaba una persona allí. Ya no le fue permitido ir conmigo de puerta en  puerta, pero todo el tiempo yo tenía que verlo. Mi madre continuó visitando su familia, y él intentó hacerlo incluso en su casa, diciéndome: “¡Pequeña Teda, ven siéntate en mi falda!   O cuando él nos acompañaba hasta los escalones de la puerta, por la noche cuando estaba oscuro, él me aguantaba,  cuando uno sólo tiene ocho o nueve años uno no sabe cómo resistirse.”  

Pregunta:  “¿Cómo los ancianos debieron haber reaccionado?” 

Respuesta:  “Yo habría querido que a este hombre se le sancionara.”

4’47

(anunciador:)

La Atalaya y ¡Despertad! – son revistas de difusión para los que no son miembros, su lectura es obligatoria para los Testigos de Jehová.  Ellas muestran cómo se espera que sus miembros se comporten.  Sus directrices son válidas en todo el mundo, sus pautas son las mismas para todos, estas son predeterminadas por las oficinas de la sede principal en los EE.UU.  

5’05

(anunciador:)

Los Testigos creen que nosotros estamos viviendo en los últimos días; el Armagedón, el día del juicio final ya está cerca.  Sólo aquellos que siguen las estrictas reglas bíblicas son buenos Testigos, no serán destruidos, y entrarán al Paraíso.  

5’26

(anunciador:)

Ewelina tiene dieciocho años y es una Testigo de Jehová, ella se crió dentro de esa fe. Su padre destruyó su niñez. 

5’35 – 6’16 (fuera de pantalla / sonido original) Ewelina

“Cuando era una niña pequeña, solía dormir en la cama de mi padre, y él abusó de mí sexualmente.  Él me daba bebidas alcohólicas. El abuso fue continuo desde que yo tenía tres años, eso yo todavía puedo recordarlo hasta ahora.  Cuando cumplí ocho años nosotros nos mudamos. Después que pasó algún tiempo yo le dije a mi madre lo que él me había hecho. Mi madre se sobresaltó y en ese momento me creyó. Mi madre fue donde los ancianos, pero ellos no nos creyeron y nos exigieron que lo guardáramos en silencio, que mi madre no llevara el caso a la corte, que no lo informara, que no envolviera al público, y que mi madre lo perdonara - a nombre de Dios, es decir,”.  

6’18

(anunciador:)

La madre de Ewelina siempre estuvo del lado de su hija.  Ella luchó dentro de la organización, ella no quiso permanecer callada. ¿Pero denunciar a su propio esposo? Ella no quiere decir nada delante de las cámaras.  Cuando se enteró que también su otra hija fue abusada, ella no acudió a la policía, sino a los ancianos.  Ewelina buscó la ayuda de ellos también.  

6’40 – 7’21 (sonido original)  Ewelina

“Los ancianos son el contacto en quien usted confía.  Usted va donde los ancianos si tiene un problema, usted va donde los ancianos con cualquier problema. Éstas son las personas que según la Biblia realmente permítanos decir cuidan de la manada, que está a su cargo, en quienes usted puede confiar, dónde usted puede estar seguro que estas personas, los ancianos, le ayudarán a resolver los problemas, le apoyarán.  Y, por consiguiente, usted irá donde los ancianos y no acudirá al mundo exterior, sí, a los consejeros ”.

7’22 – 7’25

Pregunta: “¿Qué usted esperaba de los ancianos en ese momento?”

7’26 – 7’55 (sonido original)  Ewelina

“Yo esperaba en primer lugar que los ancianos nos creyeran a mi hermana y a mí, que ellos nos apoyaran y nos aconsejaran que fuéramos a un centro de consejería, para recibir alguna terapia, o que informaran sobre el asunto.  Yo tenía esperanzas que ellos expulsarían al delincuente, que en este caso era mi padre, para que otros niños también pudieran ser protegidos. Pero ninguno de estos puntos fue concedido”.

7’58

(anunciador:)

Ewelina no podía resistir más la presión.  Por casualidad, ella supo de silentlambs, una organización en los EE.UU., que está comprometida ayudando a las víctimas de abuso entre los Testigos de Jehová.  Ella contactó a Bill Bowen, el fundador de silentlambs, a través de la Internet.

8’16 – 8’40 (fuera de pantalla / sonido original) Ewelina

“Durante esos últimos meses yo no me sentía muy bien, íntimamente estaba mal, en realidad yo arrastraba día a día una miserable existencia.  Me decía a mi misma, bien, sólo otro día más, y entonces verá que quizás nunca despertarás nuevamente. Desdichadamente, esto no se hizo realidad, como yo deseaba que sucediese en ese momento. Y eso fue bueno”.

8’43

(anunciador:)

El contacto con silentlambs se convirtió en el punto giratorio en la vida de Ewelina.  Por primera vez ella se atrevió a comentarle a una persona ajena sobre su abuso.

8’56 – 9’15 (sonido original)  Ewelina

"Cuando hablé con Bill él me dijo las siguientes tres palabras: ‘¡Yo le creo!’   Nunca en la vida nadie me había dicho esto a mí, por lo menos no de esa manera, y eso me hizo tan feliz, realmente eso me hizo feliz al saber que él me creía”.

9’21

(anunciador:)

Este hombre le dio nuevo valor a Ewelina: Bill Bowen – un Testigo de Jehová por 43 años.  En septiembre del 2002 él organizó una marcha de protesta en Brooklyn, donde están las oficinas de la sede principal mundial de la organización Watchtower.  125 testigos rompieron su silencio y le exigieron a la organización que el abuso dentro de sus filas debería manejarse abiertamente.

9’46 – 10’00 sonido original mujer afectada en la reunión de silentlambs

9’47

(anunciador, encima de la voz:)  

“El saber que todavía hay tantas otras personas afectadas nos anima a que hagamos esto público, para que así podamos también ayudar a otros niños”.

10’01

(anunciador:)

Bill Bowen quiso romper el silencio.  Por consiguiente, él fue expulsado de la organización.  

10’06 – 10’54 (sonido original Bill Bowen)

10’10

(Orador en alemán, encima de la voz original [retraducido]:) 

“En el 2000, me encontré con un problema en mi congregación: Un anciano que era mi amigo era sospechoso de abuso.  Durante diez meses, continuamente acudí a la organización de la Watchtower.  Resultó que él ya había abusado de otros niños en el pasado. Él así lo confesó.  Pero mientras investigábamos él obviamente continuaba siendo anciano, se trajo evidencia que él había abusado de otro niño en la congregación.  Después de ocho llamadas infructuosas a la oficina de la sucursal, me dirigí a la sección del  departamento legal de los Testigos de Jehová y les informé sobre la sospecha. Me dijeron que le dejara el asunto a Jehová, que le preguntara al hermano si él lo había hecho, y si él lo negaba que me olvidara del asunto”.

10’58

(anunciador:)

El deseo de Ewelina se hace realidad.  Bill Bowen llega a Alemania, quiere darle apoyo a ella y otras víctimas. 

11’07 – 11’19 (sonido original)  Ewelina

“Bien, para ser honesta, estoy sintiéndome un poco peculiar, me siento entusiasmada, ya que le debo mucho a Bill, y estoy contenta que él esté aquí, para que sencillamente pueda apoyarme durante este tiempo”.

11’20

(anunciador:)

Por cerca de veinte años Bill Bowen fue un respetado anciano en los EE.UU., capaz de indagar dentro de la organización.  La oveja – es el símbolo de protesta de su movimiento.  Ahora él quiere también animar a los Testigos de Jehová en Alemania, para que ya no permanezcan callados.

11’45

(anunciador:)

Bill Bowen anima a Ewelina para que diga sobre su grave experiencia.  Con esto, ella podría ayudar a otros niños.  Ellos deciden ir a la oficina principal de los Testigos de Jehová en Alemania.  Al siguiente día ellos fueron a Selters.

12’02

(anunciador:)

Selters / Taunus residencia de la oficina principal alemana de los Testigos de Jehová.  Aquí están viviendo unos 1,200 tal-llamados siervos a jornada completa en una comunidad puntualmente ordenada.  Si un anciano ataca un niño debe ser reportado aquí. ¿Recibirán a Ewelina y Bill Bowen?

12’20

(anunciador:)

Primero contacto. Werner Rudtke superintendente de sucursal, está dispuesto hablar con Bill Bowen.  

12’26 (sonido original Bill Bowen)

(Orador en alemán, encima de la voz original [retraducido]:)

“Hola, éste es Bill Bowen de América.  Represento la organización silentlambs. Nosotros le damos apoyo a las víctimas de abuso de menores”. 

12’37

(anunciador:)

La llamada telefónica se transfiere.  Otro miembro del personal de los Testigos de Jehová ha de dar la información.  Difícilmente existen esos casos aquí en Alemania, él le dice.  Eso es un problema americano.  Él [Bill Bowen] debe acudir a las oficinas de la sede principal en los EE.UU.,  de los Testigos de Jehová.  Con esto, finaliza la llamada.

12’59

(anunciador:)

Werner Rudtke, uno de los altos clasificados en la jerarquía de los Testigos,  a principio está dispuesto a hablar con los periodistas, y le da una entrevista.  Él confirma que han habido casos de abuso de menores entre los Testigos de Jehová.  Pero posteriormente él en esta película  prohíbe su difusión.

13’17

(anunciador:)

Si un Testigo de Jehová reporta un abuso sexual a los ancianos, hay un procedimiento interno.  Del manual para los ancianos:

Cita (Orador:)

“Debe haber dos o tres testigos oculares … si hay un sólo testigo, nada puede hacerse”.   

13’22 – 14’02 (sonido original) Ewelina

“Siendo que era una niña, ellos no me creyeron.  Las razones: Primero, por mi edad; Yo era muy joven. Y parecía ser poco fiable. Segundo, en los Testigos de Jehová usted necesita tener dos testigos para asuntos así.  Esto significa que usted necesita a dos testigos que estuvieron allí juntos, para poder informar de un abuso, o si se lo va a decir a alguien.  Eso era algo imposible; Yo no tenía dos testigos oculares del abuso sexual por mi padre”.

14’03 – 14’53 (sonido original Bill Bowen)

14’05

(Orador en alemán, encima de la voz original [retraducido]:)

“Ellos le preguntan al sospechoso responsable si él lo hizo.  Los expertos dicen que el 90 por ciento de los abusadores mienten.  Pero los líderes de esta denominación dicen que ninguna imputación puede mantenerse, si no hay dos testigos oculares. ¿Entonces, qué sucede si el perpetrador lo niega?  Ellos entonces van donde el niño y le preguntan si puede producir unos testigos oculares.  Pero ningún niño tiene un testigo ocular cuando están siendo violados. En el 90 por ciento de todos los casos que investiga la organización Watchtower, el niño finalmente queda desguarnecido, como un mentiroso”.

14’54 – 16’04 (fuera de pantalla / sonido original) Ewelina

“Desde el principio mi madre se empeñó en hablar con los ancianos, ella les escribió cartas, ella invirtió sus fuerzas, para que ellos pudieran creernos a mi hermana y a mí, y así pudiéramos también proteger a otros niños.  Continuamente ellos le dijeron que se resguardara, que debería permanecer callada, que más bien debería quedarse junto a su esposo por causa de Dios, en lugar de separarse.   Así que, ellos no la ayudaron, y al igual que a mi hermana y a mí a ella tampoco le creyeron. No conseguimos apoyo alguno.  Verdaderamente, era una lucha constante por parte de mi madre, porque ella realmente fue chantajeada, la obligaron a quedarse callada. Que no fuera a las cortes, que no lo hiciera público.  Le hicieron claro, que ella no tendría ninguna oportunidad, incluso ante la corte, o si ella lo hacía  público, siendo que los Testigos de Jehová tienen bastantes abogados inteligentes para barrer el asunto fuera de la palestra”.

16’07

(anunciador:)

Aquí en Baviera, en un pueblo pequeño cerca de Munich, vive Ruth, una anterior Testigo de Jehová. Ella se crió en una familia de Testigos.  Al igual que sus hermanas, ella fue violada por su padre durante muchos años.  

16’25 – 17’45 (fuera de pantalla / sonido original) Ruth

 “Mi madre intentó conseguir ayuda a través de los ancianos, ella consiguió involucrarlos cuando se conoció que esto también les ocurrió a mis hermanas mayores.  Los ancianos vinieron para tener una conversación.  Entonces ellos sencillamente le preguntaron a mi padre si él se arrepentía, y le preguntaron a mi madre: ¿Usted lo perdona? Ella dijo sí, y allí se acabó todo.  No se tomó más acción.  Así que él pudo continuar desplegando sus fechorías en nuestra familia, cada vez más él siempre iba un paso más lejos, hasta que finalmente abusó de mí violándome y luego lo trató con mi hermana pequeña.”  

“¿Por qué no involucraron a la policía?”  

“Bien, siempre se nos dice que usted no debe avergonzar el nombre de Dios y de la organización de Dios.  Y eso hubiese sido una vergüenza en ese momento. Y ésa era la razón principal del por qué nadie se involucró, para entonces ellos no hubieran podido guardar la apariencia de que tales cosas no suceden entre ellos, dentro de sus filas; ellos siempre mencionan en sus revistas, las publicaciones, que esto sólo pasa en el mundo que está tan degenerado”.  

17’57

(anunciador:)

El peligro viene por uno ir al mundo de afuera – este pensamiento es constantemente transmitido.  El ser parte de este mundo no encaja dentro de la doctrina de las personas escogidas.

18’09

Cita de la revista ¡Despertad! (Orador:)

“El abuso sexual de menores es una realidad grotesca en este mundo enfermo”. 

18’16

Paul Kuberek vive en Munich. Él fue un Testigo de Jehová durante 45 años.  Fue un respetado anciano por más de 20 años.  Él sabe muy bien sobre la actitud de la organización Watchtower y sus relaciones interiores tratando con el abuso.

18’33 – 19’22 (sonido original) Paul Kuberek

“Yo conozco de varios casos, que como anciano se me confiaron y yo intenté ayudar.  La propia organización quiere callarlos y le gustaría hasta donde les fuera posible que esto no se conociera. No debe haber ningún informe. Una vez hubo una conferencia durante un entrenamiento para ancianos que luego llegó a través de una carta a todos los cuerpos de ancianos.  Es una de esas cartas que sólo las reciben los ancianos y leía, que nosotros no deberíamos informar nada a la policía, hasta donde nos fuera posible, qué si tal caso sucediese, nosotros deberíamos ayudar a la persona, para que esta pudiera permanecer en su posición como anciano.  Posteriormente se modificó el tono de esta carta. 

Pregunta:  “¿Una persona, que abusa sexualmente de un niño, automáticamente no se le expulsa?”

Respuesta: "No, no se hace.  Si él se arrepiente no”.    

19’26

(anunciador:)

Algunas mujeres encontraron valor para hablar sobre sus dolorosas experiencias en esta película.  Otras confirmaron sus declaraciones, sin embargo, no estaban dispuestas a hablar frente a las cámaras – por temor a ser expulsadas de los Testigos de Jehová.  Para muchas de ellas la Internet ha sido una posibilidad para poder hablar anónimamente por primera vez sobre sus experiencias, y expresarse sobre el abuso, encontrando consuelo y apoyo. Las cifras son alarmantes.  Hasta ahora muchas personas afectadas de todas partes del mundo han contactado a silentlambs.

20’01 (sonido original Bill Bowen)

20’04

(Orador en alemán, encima de la voz original [retraducido]:)

“Silentlambs conoce de 60 a 70 casos de abuso en Alemania.  Por el momento, estas cifras no parecen ser tan altas.  Sin embargo, estas cifras son preponderantes considerando que este tema todavía no estaba en los titulares aquí.  Por consiguiente, creo que el problema también existe aquí”.

20’31

(anunciador:)

voice over

“¿Cuál es la diferente de los estadounidenses?”

20’35

(Orador en alemán, encima de la voz original [retraducido]:)

“Bien, ellos lo manejan igual como en Alemania.  Le ponen la presión a la víctima requiriéndoles que presenten dos testigos oculares.  Ellos protegen al abusador no permitiéndole a las víctimas ni a los familiares de él o ella que le informe a otros miembros sobre el abuso.  Si usted va donde la policía, en la mayoría de los casos toda la congregación se pondrá en su contra, siendo que a ellos nunca se le muestra pruebas del abuso.  Esto se hace bien deliberado.  Hay miles de estas historias en mi página de la red.  Más de 5,000 personas afectadas me han contactado y dicho que ellos fueron violados sexualmente por Testigos de Jehová”.

21’19 (fuera de pantalla / sonido original) Ewelina

“Yo sé de muchos, muchos casos de abusos entre los Testigos de Jehová, incluso de personas muy jóvenes, estoy en contacto con algunos de ellos, de otros simplemente he escuchado.  Son tantos los casos que yo me digo a mí mismo esto es lo suficiente para desmoronarme.  Porque me digo, si yo hubiera sido el único, mi vida no me importara.  No me importaría si yo esto lo expresara o no, o si yo pudiera o no lidiar con la situación, o si yo encontrara  una solución diferente o que no existiera una en lo absoluto.  Pero me ha impactado a cuántas personas esto les ha sucedido y todavía les sigue sucediendo.  ¡Los niños!  Yo conozco de niños que tienen dos años edad, otros de siete, una niña que tiene cerca de quince años, y ellos están siendo abusados, y los ancianos, y la congregación, conocen de esto, y no hacen nada”.

22’09

(anunciador:)

Los Testigos de Jehová disputan que puedan haber tales casos.  En una declaración general en el verano 2002, lee:

Cita (Orador:) 

“Conocemos de una tergiversación donde se dice que nuestros procedimientos son inapropiados con los problemas de abuso de menores.  Sin embargo, esta imputación, es una que no es aplicable en lo absoluto”. 

22’31

Cita (Orador:)

“Cualquiera en una posición de responsabilidad que es culpable de abusar de un niño, será inevitablemente removido de esa responsabilidad”.  

22’40

Cita (Orador:) 

“Si un acusado no se arrepiente… y no se determina que ha refrenado tal conducta en el futuro…, a él no se le permitirán permanecer en la congregación cristiana”. 

 

22’51 (sonido original) Ewelina

 “No es suficiente expulsar a la persona, siendo que el abuso continúa teniendo lugar.  ¿Qué persona puede asumir una responsabilidad manteniéndose callada?  Si usted se queda callado, usted en parte es culpable”.

23’04

(anunciador:)

 “Entre las denominaciones el persistente procedimiento de los testigos de Jehová sobre casos de abuso de menores no tiene precedente”. 

23’17 – 24’02 (original sound Bill Bowen)

24’05

(Orador en alemán, encima de la voz original [retraducido]:)

“Cuando usted lee esto se pregunta dónde podría estar el problema.  Sin embargo, la declaración está formulada de tal manera que los problemas principales de cómo los Testigos de Jehová tratan con el abuso, permanezcan ocultos.  Es mucho lo que ellos ocultan.  Ellos no hablan sobre la manera como los ancianos investigan la materia, tampoco sobre la regla de los dos testigos oculares.  Pienso que esta declaración no está en armonía con la forma de cómo ellos realmente tratan con el abuso de menores. Reconocidamente, ellos reclaman aborrecer el abuso de menores, que no toleran tal cosa dentro de la organización.  Pero siendo que ellos protegen al delincuente y le imponen el silencio a la víctima, esta declaración es una mentira”.

24’07

(anunciador:)

Desde 1991, los Testigos de Jehová han solicitado ante las cortes una petición para ser reconocidos como una corporación pública alemanas. Ellos insisten en que se les ponga al mismo nivel con las demás iglesias de la corriente principal.  Si ellos tuvieran éxito, ellos inclusive podrían coleccionar los impuestos de la iglesia.  Una reputación buena, una imagen positiva es importante para ellos justo ahora.

24’35 – 25’26 (sonido original Bill Bowen)

24’43

(Orador en alemán, encima de la voz original [retraducido]:)

“Vez tras vez me preguntan: ¿Los Testigos de Jehová son peores que las demás denominaciones?  La respuesta es: ¡Sí, ellos lo son!  Las iglesias de la corriente principal no realizan investigaciones internas, ellas no les exigen a los niños que produzcan testigos oculares para un abuso. Ellas no mantienen archivos confidenciales en el cual ellos esconden a los delincuentes incluso aún de la policía.  Las denominaciones no hacen tales cosas.  Si usted fuera un católico, Bautista, o protestante, y abusaran de su niño, los representantes le dirían: ¡Denúncielo!  Los Testigos de Jehová no hacen eso.  Ellos dicen: Simplemente permítanos empezar una investigación y veamos cual será el resultado.  Si usted no sigue las instrucciones de los ancianos y va e informa el caso toda la congregación se pondrá en su contra”.

25’27 (sonido original) Ewelina

“Recientemente un anciano claramente me indicó que tuviera cuidado con las acusaciones que yo estaba haciendo contra mi padre, o en general, por que por eso yo podría ser acusada de difamación y calumnia no sólo ante de las cortes mundanas, sino también dentro de la organización de los Testigos”.

25’52 – 26’176 (sonido original Bill Bowen)

26’55

(Orador en alemán, encima de la voz original [retraducido]:)

“Esto pasa en Alemania, en América, es la misma política mundialmente, que está diseñada para prevenir que se investigue correctamente las violaciones sexuales y se informen a las autoridades pertinentes.  Yo sólo puedo darle el siguiente consejo a los padres afectado entre los Testigos de Jehová: Y es que si su hijo es molestado sexualmente, no vayan donde los ancianos, vayan directo a la policía”. 

26’19

(anunciador:)

Ewelina ha decidido informar sobre su padre a las autoridades.  Ésta es la propia decisión voluntaria de ella.  Para ella, esto es un paso en el camino para romper el silencio.  

 

26’31 – 26’54 (fuera de pantalla / sonido original) Ewelina

“Tomé esa decisión, siendo que estoy consciente que no puedo tener una conciencia clara si permanezco callada, porque entonces no estaría protegiendo los demás niños.  Pero hablando sobre esto les hago claro a las demás personas dentro de la organización de los Testigos que es importante proteger los niños y hablar abiertamente sobre el abuso”.

27’56

(anunciador:)

En los EE.UU., a las víctimas de abuso se les expulsó de la organización, siendo que ellas tuvieron el valor de ir ante las cortes.  Ewelina continúa creyendo en Jehová, ella quiere permanecer siendo una Testigo.  Ella, sin embargo, perdió su fe en los ancianos y la organización Watchtower.

27’16 (texto)

Los Testigos de Jehová declinaron hacer cualquier comentario.  

 

Registro de propiedad literaria por Gaby Fuest & Monika Schuck, WDR (Alemania Occidental  Broadcasting Corporation)