http://www.exjws.net/museum/russell_freemason.htm

 

¿Fue Russell un Francmasón? 

 

Traducido por David García Claussell de:

Was Russell a Freemason?

 

por sus propias palabras 

 

Por “Chasson” de: http://www.jehovahs-witness.com/6/10336/1.ashx

 

El debate que dividió y qué todavía divide el pequeño mundo de los anteriores Testigos de Jehová en la Internet francesa, está a punto de conocer si el fundador de los Testigos de Jehová, a saber, Charles Taze Russell fue un masón. Habiendo sido un animador de este debate, me parece a mí conveniente resumir mis ideas por escrito para así aprovechar los lectores de esta página en la Red.

Russell tomó sus ideas de los segundo-adventistas estadounidenses. Uno de los que fue inspirados por Russell se llamó Henri Grew. La Sociedad Watchtower, siempre se preocupa por las críticas que sufre, aunque les prohíbe a sus seguidores que las escuchen, recientemente han dedicado un artículo en esta persona, así como a Georges Storrs. Aunque como de costumbre, no explican de donde son sus fuentes, ellos dijeron en la página 24 de La Atalaya en francés del 15 de octubre de 2000, que Henri Grew creía que “los cristianos no tienen que pertenecer a una sociedad confidencial, como la francmasonería.”  Después de, la primera versión de esta página en la Red, yo encontré en un sitio la cita exacta, era de hecho un folleto que explica que un cristiano no debe ser un francmasón:

http://www.heraldmag.org/olb/grew%20masonic.htm

Uno eficazmente puede razonar que Henri Grew no influyó sobre Russell porque desde el primer folleto, Russell clasificó la francmasonería en las organizaciones del mundo que esta no le traería socorro a los seres humanos en el momento de la Gran Angustia precediendo a la guerra.

En la página 58 de su folleto El Objeto y la Manera del Retorno de Nuestro Señor, haciendo un comentario sobre Apocalipsis 6: 5 cual dice: 

15 Y los reyes de la tierra, y los príncipes, y los ricos, y los capitanes, y los fuertes, y todo siervo y todo libre, se escondieron en las cuevas y entre las peñas de los montes; 16: Y decían a los montes y a las peñas: Caed sobre nosotros, y escondednos de la cara de aquél que está sentado sobre el trono, y de la ira del Cordero...

Él dijo:

“Ellos también buscarán esconderse, detrás de tales grandes peñas de la sociedad mundana como la francmasonería, y los compañerismos raros, etc., pero ninguno de éstos podrá esconderlos del día de la ira del Señor.”

Uno puede ver que Russell, desde el 1877, creía que la francmasonería era una obra del “mundo”, cual es un mundo remoto a Dios, y no es de uso para algo delante de Dios. 

Él lo tomó sobre todo como una protección de la sociedad, o de ayuda mutua. 

Como la página en la red de Mickaël Tussier revela, el 15 de junio de 1895, Russell había dicho en la Torre del Vigía sobre la francmasonería:

A una interrogante de un lector quien preguntó:   

ESTIMADO HERMANO: —Me gustaría tener su opinión en el asunto sobre los seguros de vida. Ellos están organizando logias por todo alrededor de aquí— los Obreros Unidos, Caballeros de Pitáis, los Hombres Rojos, Masones, los Compañeros Excepcionales Odd Fellows ( hombre humilde y sabio) etc. Ellos están trabajando con esto casi como si fuese un sectarismo en las iglesias. Me gustaría ver un artículo en la TORRE sobre este tema. Suyo en el amor de la verdad, W. E. KILLAM.  NUESTRA CONTESTACIÓN A LA PREGUNTA.

Respuesta de Russell:  

“Notamos así como en el orden de la francmasonería, si se juzga por su historia pasada, tienen algún objeto secreto o esquema, cual no es la hermandad y se otorga en los momentos de enfermedades o muerte. Hasta donde podemos juzgar, hay cierto grado de culto profano o de pantomimas conectado a los ritos de este orden y de algunos otros, donde los miembros no entienden, pero que, en muchos casos, sirve para satisfacer la tendencia del espíritu natural, en los cultos, y por consiguiente les impide adorar a Dios en espíritu y verdad - a través de Cristo, el único mediador autorizado y Gran Maestro. En esta medida, tales sociedades pierden un tiempo precioso en las locuras, los ritos y ceremonias desprovistas de sentido, y al sustituir la adoración dirigiéndola hacia sus oficiales, usando palabras y símbolos que no tienen ningún sentido para ellos, en la adoración a Dios, de una manera tratando de satisfacerse a través de Cristo y según un conocimiento espiritual del Espíritu, de un espíritu resistente. En esta medida, estas sociedades son malamente crueles, sin tomar en cuenta las ganancias o las pérdidas financieras en relación con la membresía de uno de ellos.”

Russell austeramente critica la francmasonería en esta Atalaya (en inglés). Él no la puso más en la categoría de una simple hermandad de ayuda mutua como él parecía percibirlo en el 1877, y como el lector si parecía percibirlo. Pero lo que es interesante en este mensaje, es que Russell cometió un error en esta declaración sobre la francmasonería y un anterior francmasón le señaló sus errores en La Atalaya (en inglés) del 1º de agosto de 1895:

“UN HERMANO, una vez muy inmerso en el Secretismo, y quién conocía que el Editor no había tenido tal experiencia, escribe como sigue:--

“ESTIMADO HERMANO RUSSELL:--Sus comentarios bajo el subtítulo de Secretos y las Sociedades Beneficiosas, en la TORRE, del 15 de junio del ' 95, me parecieron bastante cómicas. Usted pegó al clavo bastante justo considerando que usted estuvo martillando en la oscuridad. Me alegro que usted defienda los principios de protección como es llevan  se por las línea legítimas o las líneas de las compañías antiguas, cubriendo la vida, fuego y accidente. Sin embargo, yo pienso como usted, que sus días están enumerados. Ningún negocio humano estuvo organizado con las intenciones más amplias y más filantrópicas que los Seguros, y de ningún negocio se ha abusado tanto así donde se ha desviado de sus propósitos reales. Cuando fallan los Seguros (como ya han fallado) debido al efecto del egoísmo, nosotros no podemos esperar que cualquier trabajo humano tenga éxito. En cuanto a las sociedades secretas, ellos utilizan un ritual aplicable a cada diferente grado que es totalmente razonable como esas de muchas iglesias, y como las de ciertas iglesias, son de origen irreligioso. El culto del Sol aparece de forma prominente en la masonería, así mismo aparece en los servicios de las iglesias católicas y episcopales. El término “Adorable”, como es usado en la masonería, está ahora prácticamente obsoleto, pero anteriormente y generalmente era usado como un término de respeto. Yo ocupé la estación de “Maestro Adorable” durante tres años, pero yo nunca recibí adoración de mis compañeros mortales, y yo ciertamente nunca adoré a otros. Su sugerencia, la que se hace ignorantemente, es una buena sugerencia, pero no aplica en este caso. Quizás ningún hombre en mí estado, durante los mas o menos veinte años que yo fui miembro de la fraternidad, le di más cuidadoso estudio al simbolismo de la masonería, su enseñanza moral, y su jurisprudencia.” 

“Aunque la masonería no inculca a la adoración de sus oficiales, hace lo que es peor; porque en su esencia los simbolismos utilizados en las ceremonias esto se derivan del culto al diablo. Aunque ya no más unido en yugo con esos incrédulos (2ª Cor. 6:14-17), yo quiero decirles aquellos que todavía están en la esclavitud que ellos tienen muchas excusas. La masonería consiste en su mayoría de una grande serie de instrucciones morales, enseñanzas agradables usadas antiguamente, por tipos, símbolos y figuras alegóricas. Es un sistema, y un sistema muy bonito —como es muy bonita la obra de Satanás— cuando se mira desde el punto de vista mundano. Su compañero-obrero en el mejor (no en el peor) de los vínculos.”  

***


Otro hermano escribe: - -  

La masonería no es cristiandad; y  se engaña quien piensa que lo es, por este hecho les transporta a un laberinto de errores dolorosos. Pienso que sé sobre lo que estoy hablando, yo fui durante siete años ‘un maestro’ de una ‘logia’, y conferí en eso cien grados. La masonería no limpia los pecados, ni salva nuestra alma de la muerte; y es una grave cuestión para un hijo de Dios pasar el tiempo y algún dinero en una institución del mundo. Nada hay puro que esté cimentado allí, ya que pureza viene de lo alto.”

Uno puede notar así de lo que sigue, que Russell no entendía de esta  materia mucho de los ritos de la francmasonería y que entre los Estudiantes de la Biblia hubo algunos que habían salido de la masonería y le enseñaron un poco más sobre esto, y le dieron una opinión negativa, a la que él ya tenía, debido a su herencia anterior por sus antecedentes adventistas.

En el 1904, Russell habló de nuevo sobre la francmasonería, en relación con la ayuda mutua a la Sociedad, él disuadió una vez mas a sus seguidores de ser masones, identificando la masonería con Babilonia la Grande, el sistema de una religión falsa: 

En las páginas 640,641 del Volumen VI de los Estudios de Escrituras en francés llamado “La Nueva Creación”.  

“Esto pone delante de nosotros un problema bastante completo de órdenes, sociedades, etc., y privilegios que poseen el perfil de la Nueva Creación de estas organizaciones. ¿Sería conveniente que las nuevas criaturas tomen parte en estas sociedades?

Respondemos que si las asociaciones de iglesias son completamente religiosas y los movimientos sindicales de ayuda mutua son laicos, generalmente, hay otros que tiene aspectos religiosos y aspectos laicos. Según entendemos, por ejemplo los francmasones, los ‘Compañeros Excepcionales’ Odd Fellows ( hombre humilde y sabio), los Caballeros de Pitáis, etc., llevan a cabo ciertos ritos y ciertas ceremonias de carácter religioso. Naturalmente no estamos en ninguna campaña hostil contra los miembros de estas diferentes órdenes, del mismo modo que no lo estamos en contra de los diferentes sistemas religiosos sectarios. Nosotros ponemos el mismo pie en todos los sistemas que conciben las ceremonias y educaciones con un carácter religioso, etc. Nosotros los consideramos a todos como parte de Babilonia, con ciertas partes más limpias y otras menos limpia, pero no obstante todas están llenas de confusión, error, contrario a la intención divina como se revela en la organización de la Iglesia primitiva, y en las instrucciones que se le dieron a ellos, por la palabra y por el ejemplo, del Fundador inspirado y sus doce apóstoles.

Le aconsejamos a la Nueva creación no tener nada que ver con algunas de estas sociedades, clubes, órdenes, iglesias de carácter semi-religioso, sino “salid de en medio de ellos, y apartaos, dice el Señor, Y no toquéis lo inmundo.” (2ª Co. 6:17)

En el 1913, en un discurso intrépido, Russell comparó la Iglesia cristiana con una sociedad secreta de la cual el Gran Maestro es Jesucristo y los miembros de esta sociedad no se conocen entre si porque sólo Jesús los conoce. Es uno de los principales argumento de los que mantienen que Russell fue miembro de la francmasonería. Russell se declaró francmasón de esta masonería, masonería bíblica. A lo largo del discurso, él intentó hacer una analogía entre la Iglesia y una sociedad secreta, ciertamente para seducir algunos masones presentes. 

Él cometió algunos errores en lo que se considera la francmasonería en el texto, lo que muestra que él no siempre supo lo suficiente sobre la masonería cuando él lo admitió en una respuesta anterior a un correo de un lector ex-masón. 

Por ejemplo: 

“Y así, si hablamos a nuestros amigos masones sobre el Templo y su significado, sobre la manera de llegar a ser un buen masón,  sobre el tema de la Gran Pirámide, la cual es el principal emblema que ellos utilizan,” 

Lamentablemente, la pirámide no es el emblema principal masónico, es una leyenda urbana que tiene su origen en la presencia del ojo en la pirámide en el Dólar americano y Russell repite sólo esta chismografía. 

En esta página serán muy informados sobre la masonería, “información masónica” 

http://www.masonicinfo.com/eye.htm

El autor revela que símbolo de “la pirámide también a veces se utiliza (particularmente respecto a los grados del Rito escoceses)” (y no en el Arco Real como es afirmado por los que mantienen que Russell fue miembro de la masonería). El autor masónico Brent S. Morris, citado en este sitio declara sobre la pirámide:

“Una pirámide, ya sea incompleta o finalizada, no obstante, nunca ha sido un símbolo masónico. Generalmente no tiene ningún significado simbólico aceptado, exceptúe quizás por la permanencia o misterio. El combinar del ojo de la providencia en lo alto de una pirámide inacabada es un singularmente americano, no un icono masónico, y debe interpretarse como sus diseñadores la intencionaron. No tiene ningún contexto masónico.”

Estamos muy lejos de los emblemas principales de la francmasonería como es afirmado por Russell.  

En otro lugar Russell declaró: 

“Aunque yo nunca haya sido masón, he oído decir que en la masonería, hay algo que ilustra muy estrechamente todo esto.”

Russell afirmó que él no era un francmasón (“terrestre” nosotros agregaremos), los que mantienen la tesis que Russell fue miembro de la masonería explican que él de hecho perteneció a ‘Los Caballeros Templarios’ (The Knight Templar) que era de hecho una organización paramasónica, y así no completamente masónicos, lo que le permitía decir que no era un masón.

Lamentablemente, ‘Los Caballeros Templarios’ son masones, y es necesario ser un francmasón para volverse un Caballeros Templario como revela la página de este movimiento en los Estados Unidos en el URL por sus siglas en inglés: http://www.knightstemplar.org/freqaq.html

Bajo el Inter-título  “Cómo convertirse en un ‘Caballero Templario’ (Knight Templar)”

“Para solicitar una encomienda como un ‘Caballero Templario’ ó una membresía, usted primero debe ser un miembro de una Logia Masónica y cumplir con lo prerrequerido del cuerpo como el Capítulo del Arco Real y posiblemente con un Concilio de Realezas y Maestros Selectos. (Esto depende del estado dónde usted reside) para solicitar una encomienda uno debe profesar una creencia en la Religión cristiana.”  

“Uno que no conozca a un Caballero Templario o un Maestro Masón debe contactar al Templo Masónico local para información o El Gran Campamento de Caballeros Templarios de los Estados Unidos de América, en: The Grand Encampment of Knights Templar of the United States of America, 5097 N. Elston Avenue, Suite 101, Chicago, Illinois 60630-2460.”

Russell no podía ser un Caballero Templario, ni un francmasón porque para ser un Caballero Templario, es necesario ya ser un francmasón. [en otras palabras, en todo caso fue un mentiroso entonces]

Nosotros hemos cubierto el material escrito de Russell sobre la francmasonería. Russell en sus escritos y discursos cometió errores regularmente sobre la francmasonería, aunque en su último discurso, él había demostrado un buen conocimiento del movimiento. Él afirmó no ser un masón y él había identificado la masonería como parte de Babilonia la Grande de la cual era necesario apartarse (Apocalipsis 18: 4). Uno no puede concluir que Russell era un francmasón por sus escritos.

Para puntos de vistas contrarios (en inglés):  http://www.microtec.net/mleblank/

Para su discurso completo en español: http://www.latorredemarfil.com/tm_russell_discurso_mason.htm


Volver a C.T Russell su Armagedón

Volver a Museo del Armagedón   

Volver a Español