http://www.freeminds.org/psych/phobias.htm

Reimprimido de la Hoja Informativa Ministerios Betel, de julio/agosto de 1990  

Entendiendo las Fobias de la Watchtower

Cómo y Por qué la Watchtower Usa el Temor Para Controlar a Sus Miembros 

Por Randall Watters

A nada hay que tenerle tanto miedo como al miedo. 

Henry David Thoreau 1817-1862 

 

Traducido Por David García de

“Understanding Watchtower Phobias”

Fobia. [Gr. phobos, miedo.] Aversión intensa o temor irracional a una persona, cosa o situación determinada. (Diccionario De La Lengua Española Básico, 1999) 

Las personas que han batallado con fobias entienden lo inmunes que tales fobias pueden ser para analizarlas lógicamente. Son como una pesadilla recurrente donde se huye de un monstruo horroroso, y parece que nunca podrá asimilarse que los monstruos no existen. Y los miedos irracionales continúan plagando la víctima.

 

Mientras que las pesadillas son transitorias y a menudo se olvidan en la mañana, otros miedos, algunos así de potentes, quedan en la conciencia de las personas, aún durante sus horas laborales. El miedo a las alturas, a los perros, estar encerrado en un cuarto, etc., regularmente traumatizan las personas, afectando así su estilo de vida.

 

Sin embargo, relativamente poca atención se le ha prestado a los miedos religiosos. Está claro que las mentes manipuladoras pueden ágilmente torcer las escrituras para producir sentimientos de miedo, culpa, remordimiento, y aún de histeria. Los seguidores de Jim Jones y del Ayatola Khomeini pueden ser testigos de esto. Lo que es sorprendente es que a menudo las víctimas están conscientes de su paranoia y conocen lo destructivas que son, pero se sienten impotentes para poder superarlas.

 

Esto es especialmente cierto entre los Testigos de Jehová. No satisfechos solamente con las escrituras, la Watchtower ha agregado muchos comentarios a la Biblia, haciendo así un “Talmud” de reglas y prohibiciones involucrando el fumar, los días de fiestas, etc., qué crean un miedo innecesario de ser un desobediente y finalmente de culpabilidad.

 

¿Por qué la Watchtower insiste en interpretar esmeradamente casi todo lo que se trate de la conducta de sus seguidores? ¿Aún más, por qué los Testigos obedecen todas las reglas, incluso aunque ellos puedan amenizar dudas de que estas reglas se originen de parte de Dios?

 

Para contestar la primera pregunta, debe entenderse los motivos de la Watchtower. Ellos no tienen malas intenciones contra sus seguidores, sino que creen estar buscando los mejores intereses.  Al ordenarles las vidas a casi cuatro millones de Testigos, contorno a unas normas claramente definidas de conducta, ellos creen que esto será de agrado a Dios y Él les concederá la vida eterna.  Lo que la Watchtower no comprende es que ellos comparten los mismos sentimientos y las convicciones, como las de los Fariseos en los días de Jesús.  Al desarrollar un comentario extenso de las escrituras, los Fariseos hicieron reglas para todas las decisiones en los asuntos de la vida.  Jesús dijo sobre ellos que:  “Porque atan cargas pesadas y difíciles de llevar, y las ponen sobre los hombros de los hombres; pero ellos ni con un dedo quieren moverlas.” (Mt. 23:4)  Esto no significaba que ellos no guardaban sus propias leyes, tanto como lo que significaba para ellos ordenar una ley moral a sus seguidores, pero al mismo tiempo evadían conseguir un cambio en sus corazones para tener misericordia y justicia. (Mt. 23:23) Jesús los condenó por su fracaso al no venir a un arrepentimiento, a pesar de que guardaban sus leyes. (Juan 5:39, 40)

 

Al igual que el legalismo, las fobias son una forma de manipulación. Como los padres que aterran a los niños que sufren de enuresis con historias de horror para que los niños no mojen sus camas, hay organizaciones religiosas que acuden al adoctrinamiento mediante fobias, en lugar de apelar ante sus seguidores a través del amor y la misericordia.

 

Mientras que la razón por el cual se usan las fobias en el adoctrinamiento es principalmente explicado como un esfuerzo por controlar las acciones y las conductas de los demás, pero entender la condición de las víctimas es más complejo aún.

 

Frecuentemente ésas personas que buscan las sectas religiosas legalistas han sido víctimas de fobias implantadas hace tiempo en sus mentes. El niño que es enseñado por sus padres a temerle a la vida, a las personas, matrimonios, o al éxito encontrará solaz en una religión que predica el día del juicio final y donde se le engendra un complejo de persecución a sus miembros. Como la pareja que es co-dependiente de un alcohólico, él no busca lo que él necesita para escapar del patrón abusivo, sino lo que busca es cómo continuar ahí en forma que sea confortable para él.  Aunque parezca difícil de creer, las fobias y el control mental pueden hacer sentir “confortables” a aquéllos que se han entregado, debido al largo tiempo dentro de ese compañerismo.

Las fobias pueden tratarse con éxito, pero ellas deben ser reconocidas por la víctima, y la víctima en la mayoría de los casos necesita consejería. 


El Típico Sentido de Culpabilidad Echado Por la Watchtower

“Puede que parezca que algunos que en un tiempo adelantaban hacia la dedicación después se retraigan. Si no tienen suficiente amor a Dios en el corazón para dedicarse sin reservas a él, deberían preguntarse si acaso todavía tienen el maravilloso privilegio de orar. Parece que no, porque los que se acercan a Dios tienen que buscarlo solícitamente y también buscar la justicia y la mansedumbre. (Sofonías 2:3.) Todo el que realmente teme a Jehová es un creyente que se dedica a Dios y simboliza esa dedicación mediante bautizarse. (Hechos 8:13; 18:8.) Y solo los creyentes bautizados tienen el privilegio de acercarse en oración al Rey Eterno en cualquier momento.”  (La Atalaya del 15 de mayo de 1990. Pág. 12)


¿Deben Los Cristianos  Aconsejar Aquéllos En Los Cultos? 

Respondiendo los No-Cristianos y Profesionales de la Salud Mental 

Aquéllos que estudian los cultos religiosos desde una perspectiva psicológica o conductual (especialmente los que no son cristianos) tarde o temprano serán confrontados con la pregunta:  “¿Deben los cristianos aconsejar aquéllos en los cultos?”  “¿Los cristianos ellos mismos no usan el control mental sobre las personas?”  Los críticos de los fundamentalistas y de los cristianos evangélicos dicen que la Biblia crea un complejo de persecución, que ilusoriamente se enfoca en el pecado y la culpa, y demandas ciertas reglas estrictas de conducta, produciendo una baja autoestima y el fracaso personal.  

¡Mientras que la mayoría de los cristianos negarían usar técnicas de control mental para ganar conversos o aconsejar a otros, algunos responden diciendo:  “¡Nosotros estamos usando una forma de control mental positivo, departe de Dios!”  Esta respuesta puede ser satisfactoria para algunos cristianos, pero lo más probable es que no convencerá a muchas personas que no pertenecen a las iglesias.  Grupos como los Fundamentalistas Anónimos a menudo acusan a las iglesias más celosas de ser poderosas de ser fuentes de culpa y temor, en respuesta a que uno simplemente “no puede salirse” de su estructura de creencias sin tener algún daño psicológico duradero.

Puntos de vistas variables  

Primero consideraré el punto de vista típico entre los profesionales de la salud mental hacia la cristiandad. Luego, me enfocaré en el interés renovado de los valores morales tradicionales entre los no cristianos así como de los cristianos.

 

La mayoría de los sociólogo/psicólogos tienden a evaluar las religiones basándose en cuán lejano ellos se desvían de las “normas” en término a lo que se refiere a la conducta socialmente aceptables y las creencias.  Las iglesias u organizaciones que cuestionan o se oponen a las tendencias morales actuales en la sociedad automáticamente se ven como aberradas e incluso como destructivas. Protestar frente a las clínicas de aborto, boicotear ciertas películas, hacer campañas de evangelización y hacer campaña a favor de una concesión de la oración en escuela o la enseñanza de la creación como un currículo opcional son vista como actividades extremistas por muchos profesionales.

 

Este tipo de prejuicio se abre motivado por el fracaso para poder discernir entre lo que es un control mental tipo culto y el activismo social. Puede ser basado en ciertas experiencias personales negativas con las personas religiosas.  Adicionalmente están aquéllos que se oponen fuertemente a las restricciones morales tradicionales, y la religión se convierten un blanco importante.

 

Hay razones válidas para el escepticismo entre los psicólogos.  Farsantes sanadores por medio de la fe, visionarios con dones de ciencia, líderes carismáticos, y buscones estafadores pueden encontrase dentro de las iglesias cristianas, así como en todas las religiones. Algunas iglesias cristianas rallan en el borde de lo que es un culto, con líderes que ejercen influencias innecesarias (así como echarles culpa y condenación) a su manada. El movimiento pastoreado/discipulado ha estado operando durante años en muchas iglesias y organizaciones, promoviendo la obediencia a un “pastor” asignado quien puede imponer todo tipo de reglas sobre sus víctimas, tales como a quién tienen que hablarle, con quién salir, con quién casarse, etc.

 

Sin embargo, mientras los cristianos pueden sentirse como que el mundo profesional está en contra de sus valores, muchos no están conscientes del cambio en las actitudes entre muchos psicólogos. En los años recientes ciertos expertos, incluyendo los no religiosos y los ateos, han desafiado muchas de las actitudes Freudianas tradicionales en la psicoterapia.  Investigadores como William Glasser y Garth Wood han encontrado mayor éxito en la terapia de conducta, honrando los valores que son más tradicionales que incluyen la moralidad sexual, la honestidad y el auto-sacrificio qué con las antiguas teorías Freudianas. A través de la investigación, ellos han demostrado resultados positivos acompañados por un mayor respeto a sí mismos, cuando sus pacientes siguen sus propios valores morales positivos.

¿Una Agenda Abierta o una Agenda “Escondida”?  

La Biblia anima a que abiertamente se evangelice, a estar separado del mundo en actitud y en acciones, y hacer lo que es moralmente correcto frente a una sociedad que constantemente cambia su fundación moral. Los cristianos en ocasiones son perseguidos por “no cambiar con los tiempos”.  Es parte de su sistema de valor inherente. Los no cristianos ocasionalmente critican los cristianos por atosigarles sus valores a los demás.

 

La verdad es que la mayoría de nosotros somos vendedores de un modo u otro.  Intentamos venderles a otros nuestro estilo de vida, productos, actitudes, y/o creencias.   Esperamos el arte de la venta en todas las áreas de la vida, ya sea la promoción, el mercadeo, las campañas políticas e incluso la persuasión religiosa.  La mayoría de nosotros cree que lo que tenemos es lo mejor que está disponible, y que no es malo intentar convencer a otros.  Tenemos una “agenda”, o causa, con la cual influir a otros para su bien, y sea que seamos cristianos o no, nuestro sistema de valores de forma natural influirá en nuestra consejería en los demás.

 

Pero surge la pregunta:  “¿Cuándo puede la agenda de consejería (incluyendo su persuasión religiosa) convertirse en una forma indeseable de control mental?”

 

Mientras que todos pueden estar de acuerdo que la sinceridad es importante, las opiniones varían ampliamente acerca de cuánto se necesita descubrir ante los demás, sobre nosotros y nuestros valores. Si alguien viene a nuestra puerta y pregunta cuánto dinero nosotros ganamos, dónde nuestro cónyuge trabaja y sus horas, y los nombres de nuestros hijos, nosotros podemos negarles esa información sin ser deshonestos. Pero otras situaciones no son tan claras, sobre todo cuando nosotros buscamos convertir a alguien a nuestro punto de vista sin decírselo de antemano. Entonces nosotros estamos usando una “agenda escondida”.

 

Los cultos son muy buenos cuando se trata de usar una agenda escondida. Ellos mentirán sobre la historia de su organización, el fracaso de sus profecías, las vidas morales de sus líderes, y muchas de sus doctrinas que ellos puedan sentir que son demasiado “fuerte” para usted escucharlas de repente.  Al mentir o ocultar información vital, ellos están controlando la información. Los cultos también usarán el miedo y el sentido de culpa para manipular a otros a un curso deseado de acción y ellos intentarán controlar las emociones de sus miembros.  

 

Allen E. Bergin discutió la obligación en los profesionales de la salud mental para manifestar sus valores a sus pacientes (vea  “Psychotherapy and Religious Values” [“Psicoterapia y Valores Religioso”]). ¿Pero y qué sobre los cristianos? ¿Los cristianos deben informarles aquéllos que ellos les están dando consejería sobre su sistema de valores? ¿Qué si puede diferir ligeramente de los demás cristianos? ¿ No deben los resultados del estilo de vida de los cristianos estar abierto a las críticas y corroboración? ¿Cómo los cristianos podrían usar el control mental aconsejando a otros?

 

En dos áreas un cristiano puede no ser ético aconsejando a otros. Una, es presentar la cristiandad como “la verdad”, para ser aceptada sin cuestionar nada y reforzándola con el miedo y el sentido de culpa. El segundo, es donde los cristianos presentan su propia opinión personal como la verdad absoluta en un tema que no esta claro en la Biblia.

Cómo debe Verse la Cristiandad

Los cristianos creen que Jesús es el Camino la Verdad y la Vida (Juan 14:6).  Los cristianos no deben avergonzase de esto, si ellos creen que es verdad.  Abochornase normalmente es una señal de insinceridad o rendirse bajo la presión social. Sin embargo, tampoco es una señal buena cuando los cristianos recurren a la violencia o intimidación para demostrar su punto. Esto es un intento de presionar a las personas a la sumisión, en lugar de ganar sus corazones y mentes con razonamientos legítimos.

 

Hay varias buenas razones por qué no deben usarse las técnicas que manipulan para ganar conversos a la fe. Noten los siguientes puntos:

 

Dios desea que nosotros tomemos decisiones de nuestra propia libre voluntad. Lo nuestro debe ser una opción educativa, para que nosotros podamos explicar la razón de nuestra fe a otros.

 

Cuando las personas luego descubren que nosotros no les hemos dicho toda la verdad o intencionalmente hemos ocultado algo de ellos, debido a una agenda escondida, ellos no confiarán en nosotros y pueden en su totalidad rechazar la cristiandad. (1ª Pedro 3:16,17)

 

Los cristianos que acuden a la violencia y al engaño hacen ver a la Iglesia en general como mala, y los que no pertenecen a ella no podrán distinguir fácilmente entre lo que es honesto y lo deshonesto. (Ro. 2:23,24)

 

Usar el engaño y la manipulación indica una falta de fe en el poder y la eficacia de la verdad en las vidas de los creyentes, y hace ver a Dios como un engañador.

Guiando Hacia la Madurez  

Ser honesto sobre los motivos que uno tiene es el sello de madurez cristiana.  A su vez, habrá un deseo sincero de pasarle tal madurez a otros. Se aborrecerán las tácticas del control mental, sabiendo que Dios desea que aquéllos que le siguen lo hagan bajo su propia libre voluntad y tomen una decisión inteligente. Empero, los cristianos necesitan abstenerse de influir en otros por sus valores, con tal que los valores sean conocidos. En situaciones como en la consejería de salida, los cristianos deben particularmente tener cuidado de no aprovecharse de la confusión del paciente y su vulnerabilidad para influirles a que tomen una decisión que ellos normalmente no la tomarían si estuvieran un su juicio total.  El uso de tales técnicas casi siempre tiene repercusiones, con el resultado que el paciente luego puede ver a los cristianos como unos astutos oportunistas, y sus métodos como una forma de control mental.

 

En resumen, los cristianos pueden ser buenos consejeros. Ellos necesitan ser honrados en sus presentaciones en cuanto a lo que la Biblia dice, no haciendo leer en ella sus propias opiniones personales. Ni deben usar el ímpetu en sus argumentaciones. Su fe también debe ser demostrada a través de su estilo de vida.

 

En mi experiencia personal, el Espíritu Santo prepara los corazones de las personas para recibir la Palabra de Cristo. Dios ha escogido aquéllos que son para Él antes de la fundación del mundo (Ef. 1:4,5). Cuando yo empiezo a aconsejar las personas, pronto puedo decir si ellos en verdad están interesados en conocer a Dios o no. ##


La Psicoterapia y los Valores Religiosos 

En el 1980 el rotativo Journal of Consulting and Clinical Psychology  [“Periódico de Consulta y Clínica de Psicología”] imprimió un documento por Allen E. Bergin bajo el tema: “La Psicoterapia y los Valores Religiosos”.  En ella Bergin demuestra ciertos valores inherentes en la psicoterapia moderna que a menudo transcurren sin reconocerse, pero no obstante son parte de la “agenda” del terapeuta. Él las presenta en seis tesis que incluyen los siguientes puntos:

 

Los propios valores del psicoterapeuta (es decir, la filosofía humanística) es una parte penetrante de la psicoterapia. Ellos deben empezar con una filosofía de naturaleza humana como base para medir qué cambios son deseables o indeseables en una persona. ¿Por ejemplo, si un paciente obtiene un divorcio, esto debe considerarse como un cambio deseable o indeseable? ¿Si el paciente deja la homosexualidad y sigue la heterosexualidad, cómo puede ser evaluado tal cambio? Cada aspecto de la psicoterapia presupone alguna doctrina moral implícita.

 

Dos acercamientos terapéuticos son dominantes en el mundo profesional, ninguno de los cuales incluyen los valores religiosos. Uno, buscar conformar las personas a la sociedad dominante que les rodea, el otro, a los ideales humanísticos y la filosofía. Bergin comenta:  “Un examen de 30 textos introductorios de la psicología se encontró que no tenían ninguna referencia a la posible realidad de los factores espirituales (influyendo la conducta). La mayoría no tenían la palabra Dios ni religión en sus índices.”  (“Psychotherapy and Religious Values”, [“La Psicoterapia y los Valores Religiosos”], y el  Journal of Consulting and Clinical Psychology  [“Periódico de Consulta y Clínica de Psicología”] 1980, el Vol., 48, Núm. 1, Pág., 98)  Siendo que los estudios indican que aproximadamente el 90% de la población americana expresaron que creían en Dios y el 30% expresó creencias fuertes, uno debe preguntarse por qué en la psicoterapia se ignora una necesidad tan penetrante de los valores espirituales.

 

Hay un contraste significativo entre los valores de los profesionales de la salud mental y la mayoría de sus clientes. Por ejemplo, en la contestación a la declaración:  “es bueno algún sexo antes del matrimonio”, todos, los 19 profesionales de la salud mental en Nueva York del Hospital Metropolitano estuvieron de acuerdo, pero sólo la mitad de los pacientes estuvieron de acuerdo. Obviamente, los profesionales defienden sus propios sistemas de valores, es decir, ellos tienen una agenda ya sea que lo admitan o no.

 

Sería honesto y ético para los psicólogos reconocer sus propios sistemas de valores ante sus clientes y ser más explícito sobre lo que son sus creencias, al mismo tiempo respetando los sistemas de valores de sus clientes. Como Bergin admite:  “A veces, como profesionales, nosotros seguimos los líderes de nuestra profesión o a nuestros profesores graduados asumiendo que lo que nosotros estamos haciendo es algo profesional sin reconocer que estamos suministrándonos bajo la facha del profesionalismo y ciencia a nuestros propios sistemas de valores personales.” (Ibíd., Pág. 102, cursivas nuestras)

 

Es obligación de los profesionales intentar probar la efectividad cuando se sigue sus sistemas de valores. Estos valores deben estar sujetos a la crítica y la corroboración dentro de sus propias culturas.

 

Bergin recibió una respuesta abrumadora, y dos réplicas por los profesionales de la salud mental (Alberto Ellis, de la Institución para la Terapia Racional-emotiva: Nueva York y Gary B. Walls, de la Universidad de Miami) que fueron subsecuentemente impresas. Aunque Ellis y Walls discreparon con algunas de las categorías de Bergin y su teísmo, ellos no intentaron negar los puntos mayores que fueron justamente esbozados, y estuvieron de acuerdo que hay necesidad de ser más honestos y objetivos en la psicoterapia acerca del sistema de valores de uno.


¿La Cristiandad es un Culto Destructivo?

Los que no son cristianos así como los cultos pueden rechazar cualquier esfuerzo por los cristianos de usar las doctrinas bíblicas como criterio para determinar lo que es un culto. Además, algunos cultos tienen sanas doctrinas ortodoxas pero abusan de sus miembros emocionalmente y espiritualmente. Es, por consiguiente, importante hacer una distinción entre las doctrinas y las técnicas. Hasta donde las doctrinas se refiere, una iglesia u organización puede juzgarse como cristianos o no cristianos, ortodoxos o heréticos por sus declaraciones doctrinales, su proselitismo y sus métodos de adiestramiento deben determinar si ellos son un culto.

 

Steven Hassan, el autor de “Combatting Cult Mind Control”, [“Combatiendo el Control Mental por los Cultos”], lista cuatro señales básicas de lo que es un culto de control mental.  Estas se listan debajo, junto con mis propios comentarios para clarificar. La ventaja de usar éstos como un criterio para lo que es o no es un culto, es que estos posiblemente serán aceptables para los cristianos y no cristianos. Usando estos como base, pueden examinarse las prácticas de una iglesia u organización según estos cuatro criterios. Otros criterio similares también pueden usarse, como ‘los ocho puntos de control metal’ por Robert J. Lifton, como están bosquejado en su “Thought Reform and the Psychology of Totalism [“Reforma del Pensamiento y la Psicología de Totalismo”].

Control Emocional 

El MIEDO y la CULPA es la clave para el control emocional, a menudo llamado fobia del adoctrinamiento. El miembro de un culto desarrolla la paranoia que Satanás está detrás de él si cuestiona la organización o la dejan por cualquier razón, y que ellos morirán durante el Armagedón, etc., Él o su familiares también pueden morir de una muerte horrible si él se sale.

Control de conducta  

Todo tipo de reglas peculiares, códigos de vestimentas y normas de conducta (no especificadas en la Biblia) son impuestas sobre los miembros. Ciertas películas, música, bailes, etc., normalmente se prohíben. Nuevos modelos de conducta son impuestos por la fuerza, como ir de puerta en puerta, asistir a varias reuniones durante la semana, nuevas actitudes contra los disidentes, etc. Al miembro del culto se le hace sentir ambos, especial y perseguido por sus creencias.

Control del pensamiento  

Se utiliza un lenguaje cargado (términos peculiares del grupo), como (en los Testigos de Jehová) el nuevo sistema, la teocracia, la organización de Dios, los ungidos, la verdad, los apóstatas, etc.  Las técnicas de paralización del pensamiento evita que los pensamientos malos sobre la organización puedan venir y llevarlos a tener serias dudas. Todo se convierte en blanco y negro; la organización es buena y todo lo demás es malo. Hay respuestas para todas sus preguntas no hay ninguna necesidad de que usted piense por sí mismo.

Control de Información 

Se le niegan a los miembros acceso a información que fiscalice la organización.  Al miembro se le mantiene ocupado en sus propias literaturas y asistiendo a reuniones educativas. Se mantiene en oculto las formulaciones de las políticas y las declaraciones sobre sus finanzas. Varios niveles de conocimiento pueden existir dentro de la estructura piramidal de un culto. También se mantiene oculta información de los que no son miembros, dándole una apariencia más benigna al público. La víctima de un culto desarrolla la paranoia que el Diablo está detrás de él o ella si no continúan dentro del grupo y no siguen sus decretos.  A los miembros se le hace creer que ellos no son capaces de usar sus propias mentes para descubrir lo que es correcto e incorrecto, sino que deben seguir siempre lo que diga la organización.


Nota: ¡Las Siguientes Fobias Pueden Ser Nocivas Para Su Salud! 

Miedo de dudar  

Los Testigos con frecuencia al principio atraviesan por una lucha cuando se trata de la duda, y deben suprimir la información que sea contraria a la Watchtower.  Ellos pronto aprenden a desalojar las dudas, pero raramente resuelven las discrepancias en sus mentes.  Por consiguiente, siempre que algo les active las dudas una vez más, o siempre que su sistema de creencia sea amenazado, ellos se aterrorizan. Están asentados en doctrinas en lugar de una relación con Dios.  La duda causa ansiedad extrema y ellos hacen todos los esfuerzo para evitar ponerse en situaciones dónde la duda pueda aflorar.

Miedo de dejar la organización  

Quizás el miedo mayor entre todos los Testigos, debido al cambio radical que se hará en su bienestar mental y social. No sólo porque el Testigo supone que va a sufrir de culpa extrema, vergüenza y sentimientos suicidas, pero él sabe que él perderá a todos sus amigos Testigos de Jehová, y cualquier miembro de su familia que esté en la organización se negará a hablarle. Las peores sospechas del Testigo de Jehová sobre sí mismo y su depravación inherente se confirmarán. La probabilidad es que el Armagedón vendrá mientras él está expulsado.  El Testigo cree que él no tendrá ninguna parte donde acudir, y vivirá el resto de su vida miserable y solo.

Miedo al éxito  

A los Testigos se les dice que seguir una carrera en este sistema de cosas es peligroso, ya que ELLO lo sujetará a toda clase de distracciones, principalmente el amor al dinero.  Al Testigo a menudo se le hace sentir culpable de seguir más a una alta educación, siendo que sería mejor emplear su tiempo yendo de puerta en puerta en el “corto tiempo que queda” antes del fin de este antiguo sistema malvado. Si usted ya tiene dinero o una buena educación, una de dos conductas se manifestará hacia usted, dependiendo del espíritu en su congregación.  Ellos lo tratarán con desdén por ser tan “materialista”, o ellos lo admirarán como un ejemplo fino de alguien que puede tener poder en el mundo y, sin embargo, ha sido triunfador en “la verdad” que supuestamente también se mostrará como un buen Testigo para otros fuera de la organización. ¡Muchas varas de doble medida!

Miedo a las personas “mundanas” 

Siendo que sólo el “pueblo de Jehová” se salvará, todos los demás serán destruidos en el Armagedón. Sin tener en cuenta cuán religiosos o temedores de Dios puedan parecer, ellos son para usted “mundanos”, y son una “mala asociación”. Ellos corromperán la buena moralidad  de los Testigos de Jehová, y serán usados por el diablo para hacer que incursionen dudas en las mentes de los Testigos de Jehová sobre la organización y les causarán que flaqueen en la obra de predicación.

 Miedo de aprender  

A los Testigos se les amonesta a “no ir más allá de las cosas que están escritas”, esto se interpreta como que ellos no pueden pensar en algo que aún no haya pensado el Cuerpo Gobernante de los Testigos de Jehová, o en pensamientos que puedan ser contrarios a las doctrinas o políticas de la Watchtower. Se usan técnicas de paralización del pensar para evitar pensamientos que puedan traer más dudas o aumenten la disonancia interna de los Testigos de Jehová (vea  la Hoja Informativa Ministerios Betel, de julio/agosto de1987 “Bethel Ministries Newsletter” sobre “How and Why Someone Becomes a JW” [“Cómo y Por qué Alguien se Vuelve un Testigo de Jehová”]).

 

A los Testigos se les enseña que una alta educación resultaría en “críticas más altas sobre las verdades de la Watchtower y un rechazo de la autoridad de la Organización”.   Leer libros que no sean publicados por la Watchtower pondrían a una persona en peligro de ser influidos por otras creencias malas, y llevaría a la contaminación del “lenguaje puro” que se habla en el pueblo de Jehová.

Miedo al diablo  

El diablo fue quien intentó inesperadamente tergiversar los propósitos de Dios en el Huerto del Edén, y ha tenido éxito dándole un complejo a Dios. Dios no puede destruir al diablo, porque los ángeles estarían concernidos sobre el por qué de sus motivos. Él está en un lazo comprometido, y debe permitirle al diablo que obre su plan.  Siendo que Dios está limitado por el diablo, al diablo se ve como teniendo un grado de poder sobre los Testigos de Jehová y con frecuencia se le teme.

Miedo de amistades íntimas  

Un rasgo triste de las relaciones en los Testigos de Jehová es el estímulo por los líderes de la dirección a espiar sobre sus hermanos, y si algo se ve inadecuado en sus vidas, ellos serán confrontados o se les entregará a los ancianos, o ambos (normalmente es simultáneo). Hay un “orden esbozado” en la organización, con el Cuerpo Gobernante en la cima, seguido por los trabajadores de Betel y los superintendentes de Circuito y del Distrito, entonces los ancianos locales, luego los precursores y los siervos ministeriales, y al final los “publicadores” (las mujeres son las menos favorecidas).  Siendo que oficialmente no pueden tener confianza entre sí, y las luchas personales sólo se admiten bajo el riesgo de ser castigados o “aconsejados”, los Testigos no pueden confiar en los suyos, sino que irónicamente se tornan a los no-Testigos con sus confidencias.

Miedo a los “apóstatas”  

Aquéllos que se separan de la organización (por la razón que sea) se describen usando los términos más viles. Ellos son unos:  “orgullosos y egoístas, que odian la autoridad, mentirosos, engañadores y fornicadores”, y por lo general temidos por los Testigos de Jehová.  Ellos tomarán medidas extremas para evitar incluso el contacto visual con el ex-Testigo de Jehová, y aun se puede mudar de residencias.

Miedo a Dios  

La Watchtower puede pintar un cuadro amable de Dios en sus publicaciones, pero en práctica, una vez que usted se bautiza Dios se convierte en austero y exigente. La salvación nunca está segura, y los Testigos de Jehová pueden creer que sólo ellos se salvan bajo una base momentánea.  Siendo que una relación con Cristo no se promueve y la morada del Espíritu Santo en usted no se enseña, el creyente no recibe ninguna verdadera alegría de compañerismo con Dios. El orgullo de los logros personales hechos para la organización junto a un espíritu elitista comprime ese vacío.

Miedo al Armagedón  

Aunque la muerte se ve como una aniquilación por la Watchtower, habrán unas visitas de indignidades especiales sobre aquéllos que no están totalmente inmersos en las actividades de la organización cuando el fin llegue. Sus ojos se les saldrán  fuera de sus lugares y ellos sufrirán inmolación bajo las manos de Dios. El Armagedón se mantiene presente y vívido en sus mentes, a través de dibujos diseñados para asustar los niños pequeños Testigos encontrados en el libro De Paraíso Perdido a Paraíso Recobrado, 1958,  Págs., 208,209 en inglés). Muchos miedos se centran alrededor de la intensa vergüenza y desesperación que ciertamente experimentarán los Testigos de Jehová según vean a sus amigos sobrevivir mientras ellos se mueren.

Miedo a otras religiones  

Todas las demás religiones son parte de Babilonia la Grande, el Imperio Mundial de la Religión Falsa. Dios muy pronto destruirá a toda Babilonia con sus “amantes”, queriendo decir todos los practicantes y simpatizadores. Todos los objetos religiosos o ceremonias se ven como demoníacos y peligrosos, así que todo contacto físico se evita con algo que sea religioso.  No se les permite a los Testigos de Jehová asistir dentro de las iglesias a ceremonias de bodas o entierros, ni que celebren los días de fiestas tradicionales, e incluso que no den regalos en la Navidad. La Biblia que no sea la Traducción del Nuevo Mundo se ven corrupta por los eruditos de la cristiandad. El miedo de un ataque demoníaco siempre está presente cuando un Testigo de Jehová se encuentra con otras religiones y/o en compañerismos con otras personas religiosas.


Volver a Español

back to psychological issues

back to Main Page