Los Pedófilos en Su Puerta 

Por Mike Pence

The Pedophile at Your Door

Traducido Por David García de: http://www.dannyhaszard.com/pedatdoor.htm

Usted pensaría que en la seguridad de su propio hogar, si no en la iglesia, sus niños estarían seguros de las miradas pavorosas, o peor aún, de pedófilos religioso. Usted estaría equivocado.  

Como fue revelado esta semana a unos diez millones de espectadores del programa Dateline en la NBC, los Testigos de Jehová a menudo desechan el envolvimiento de personas de afuera incluyendo a la policía, tratándose de informes de abuso de menores dentro de sus congregaciones. Sus subrepticio tribunales internos religiosos aplican reglas arbitrarias manipulando las Escrituras para tratar con cualquier transgresión, desde celebrar un día de fiesta, fumar cigarrillos, a la violación de un niño. Si no hay dos testigos oculares de una alegación, en evento del acusado negar la acusación que no es sorprendente, el asunto se olvida.   A los querellantes se les amonesta para que actúen como si el acusado es inocente ante los ojos de Dios. Entonces ellos son amenazados con ser eludidos del grupo si ellos le dicen algo sobre estos cargos a cualquier miembro compañero. Esto, según los Testigos, es justicia divina en acción.

 

Con su disposición inexperta deben juzgar estos casos sólo armados con perogrulladas bíblicas. Debido a la aversión de los Testigos de Jehová contra la educación alta, a menudo estos hombres son limpiadores de ventanas por el día y juristas aficionados de noche, de los violadores sexuales de niños.

 

Sólo dieciséis estados obligan a los clérigos que informen las alegaciones de abuso a las autoridades seculares.

 

Los resultados de colocar hombres sin calificación para encargarse de una carga casi imposible como probar violación, evitando la intervención de afuera, y luego coerciendo las víctimas para que se silencien es previsiblemente horrendo. Los críticos reclaman que crea un virtual paraíso para los pedófilos.

 

E incluso aquellos con un historial conocido de abuso de menores sexualmente se les anima a demostrar su fe, o arrepentimiento, tocando a las puertas de sus vecinos. Su puerta, en donde su hijo puede contestar.

 

El liderato del grupo ha actuado rápidamente para resolver el problema. Ellos han convocado simultáneamente los miembros que cooperaron en el rodaje del segmento de Dateline NBC para enfrentarse a los comités judiciales este mes. Tres han sido expulsados hasta ahora, perdiendo así sus familiares y amigos para siempre siendo rehuidos por la expulsión.

 

Los Testigos de Jehová permiten que los bomberos apaguen sus fuegos, le permiten a los paramédicos que intervengan con sus dolencias, y ellos permiten los a doctores que los cure de sus enfermedades. ¿Por qué ellos no animan a todos sus seguidores que permitan a la policía manejar los asuntos policiales de crímenes violentos, esto incluye el abuso de menores?

 

El Departamento de Justicia declara que entre uno y el cinco por ciento de la población son pedófilos. Las congregaciones de los Testigos de Jehová típicamente se componen alrededor de cien miembros, algunas veces más, a veces menos. Incluso redondeando a su favor eso todavía podría sumarse a un pedófilo por congregación, mientras declaran su fe en los umbrales de nuestras casas.

 

Todas las jurisdicciones deben unirse al grupo de los estados progresistas que han librado los clérigos de la carga de deliberar sobre alegaciones delictivas del abuso de un menor, y del débito por rescindir del privilegio eclesiástico en esos casos. Hasta que eso no pase, hay pasos que usted puede tomar para prevenir que los Testigos de Jehová invadan su privacidad, o sino la seguridad de sus niños.

 

Una pequeña política de los Testigos es mantener una lista de-no-tocar en sus territorios de predicación. Opóngase  enérgicamente a sus visitas, y usted será agregado a su lista. Ellos no regresarán. Imprima este artículo, póngalo en su refrigerador, y entrégueselo a los Testigos de Jehová como su propia petición personal a ser agregado a su lista de-no-tocar la próxima vez que ellos vuelvan, o envíelo a través del correo a su Salón del Reino local.

 

Los pedófilos no deben encontrar puerto seguro en ninguna denominación, y menos en una que reclama tener el exclusivo favor divino en las puertas de nuestras casas.

 

Mike Pence, también conocido como “Logorrhea” {“Mentecato”} (“el delirar de un loco”) es un escritor ambicioso en las frondosidades de Arizona. Este editorial está en la red en: http://www.morons.org/articles/2/1675


Main Page

Free Minds, Inc. mega-site on the Watchtower