http://www.freeminds.org/history/money.htm

la reimpresión de julio /agosto de 1986 de la revista Bethel Ministries Newsletter

Traducido por David García Claussell de:

How The Watchtower Was Financed (pre-1990)

 

Cómo la Watchtower fue Financiada (antes del 1990) 

Por Randy Watters

¿Cómo la Obra del Reino es Financiada? 

Algunas personas quizás crean que para esto se usa el dinero que se consigue de las Biblias y literatura bíblica que la Sociedad produce, pero tal no es el caso.  La pequeña contribución que se recibe de las personas que toman la literatura no sufraga los gastos de operación para las actividades de la Sociedad.  La Atalaya, del 1º de julio de 1960, Pág. 393,  

La Watchtower siempre ha tenido el cuidado en la redacción de sus expresiones, de transmitir solo la idea que ellos realmente quieren, pero no utilizando tales palabras. La declaración anterior da la impresión que las ventas de libros y literatura no cubren su costo de su producción. Aunque, ellos no lo dijeron así específicamente, pero sí utilizaron la frase, “operación para las actividades de la Sociedad”. Si ellos hubiesen sido honestos, hubiesen dicho: “Las pequeñas contribuciones que se recibe de las personas que toman la literatura sufraga una buena parte de las necesidades de la organización, incluyendo los misioneros, las oficinas de la sucursales, y así sucesivamente. El otro porcentaje pequeño viene de contribuciones libremente voluntarias.” 

Presentar una impresión incorrecta es su especialidad. Noten la declaración similar en la revista La Atalaya en español del 15 de junio de 1948, Pág. 189 (mis comentarios se agregan en las cursivas): 

“Por esto, en sinceridad, personas con frecuencia preguntan cómo es que  una obra con tal magnitud se sostiene, siendo obvio que no hay ganancia monetaria para los ministerios en el campo por publicar el mensaje ni tampoco ninguna ganancia monetaria para la Sociedad.  [¡No por simplemente hablarle a la cabeza de la familia, no! ¡Pero por vender libros & revistas, sí!]  Es verdad que se contribuye un poco de dinero por la literatura que se imprime, pero las donaciones de dinero que se reciben al colocarse las publicaciones impresas de la Sociedad con la gente se aplica hacia imprimir y distribuir más ayudas para el estudio de la Biblia, pero tales donaciones de dinero son muy insuficientes [pero ellas sí cubren la mayoría de los costos] para llevar a cabo la obra global de la sociedad.  Dádivas de dinero, además de las dádivas por la literatura, suministran fondos para nuestra obra en todos los países. Todo esto es por la gracia de Jehová Dios.”

De forma similarmente, la próxima declaración aparece en una inserción de el boletín, Nuestro Ministerio del Reino, suministrado a aquellos que están activamente comprometidos vendiendo la literatura de la Sociedad,:  

“¿De dónde proviene el dinero?”

“Esta es una pregunta que la gente de este mundo materialista hace a menudo. No es un secreto. Algunos gastos de impresión y envío se sufragan con las contribuciones que se reciben por la literatura que se coloca en el campo. Pero el dinero que proviene de esta fuente está muy lejos de sufragar los gastos de la Sociedad en esta era inflacionaria. Nuestro Ministerio del Reino, de febrero de 1981, Pág. 5

El boletín prosigue apelando a que se les envíen contribuciones para mantener las prensas en Brooklyn girando.  

Las personas frecuentemente se preguntan cómo la Watchtower puede imprimir sus libros y revistas y tener dividendo, ya que ellos parecen costar menos que otros libros en el mercado. Un entendimiento básico de los costos de impresión y el método utilizado por la Watchtower nos proporciona la respuesta. Lo siguiente es una ilustración. Para un hecho y revisión de las cifras actuales de sus costos por revista, vea:  Propuesta Mayor Revela Costo de la Revista La Atalaya.

Para ilustrarles: Lo más costoso en una imprenta normalmente es la labor manual.  La Watchtower ha resuelto ese problema teniendo todo su trabajo hecho por voluntarios — a ninguno se le paga. Segundo, no hay ningún intermediario a ser pagado — la Watchtower hace toda su publicidad, mercadeo y envío. Tercero, mientras más copias de un libro sean impresas, más bajo es su costo. Lo que puede costarle a una imprenta secular $5 por cada libro haciendo unas 5000 copias, el mismo libro puede costar sólo $2 si se imprimen 100,000 copias.  Esto se debe a un uso más eficaz de la labor y la maquinaria, el comprar papel en cantidades grandes, etc.,

Para ilustrar, veamos lo que un libro típicamente en el mercado secular podría costar: 

Costo al detal:   $12.95

Costo del precio de mayoreo a la librería: $7.77

Costo al publicador: $3.50

Costo de materiales en el libro: 45 centavos 

Como usted puede ver, la mayoría del costo del libro es absorbido por la labor y los costos de mercadeo. Claro, lo mismo sucede con todas los enceres fabricados.  El producto final puede costarle al fabricante realmente sólo un 5% del precio al detal de artículos como cosméticos, ciertas comidas rápidas, utensilios del hogar, etc.  Sin embargo, el minorista, sólo hace aproximadamente un 30-40% en ganancias.

CÓMO LA WATCHTOWER LO HACE 

La Watchtower ha creado un mercado instantáneo para sus publicaciones. Desplegar solo un nuevo libro en una Asamblea del Distrito anual trae ventas automáticas de por lo menos cinco millones de libros. A una proporción de beneficio neto sobre un 50% por el libro, uno puede agarrar el beneficio inmediato. (Habiendo estado envuelto figurando los costos de sus libros y revistas mientras trabajaba en las oficinas de la impresión en Nueva York, estoy consciente de sus gastos y ganancia por todo lo alto en esta área). Con una circulación de la revista por encima de once millones por semana y aproximadamente con 16 centavos de ganancia por revista, su ingreso solo de las revistas excedería $1,780,000 por semana. Déjeme recordarle, que su mercado es uno garantizado, sin tener en cuenta cuán buena esté la revista.

Esta circulación debe mantenerse cuidadosamente, sin embargo. Dos reuniones por semana (Servicio de Reunión y la Escuela  Teocrática) en los Salones del Reino locales son programados por las oficinas de la Sucursal para demostrar el nivel de ventas de los libros y las revistas. Cada mes hay una oferta especial, y se ensayan las presentaciones en estas reuniones, así como las reuniones de las mañanas para servicio en el campo llevadas a cabo alrededor del mundo en cada Salón del Reino o hogar privado. En otras palabras, a cada testigo se le expone a por lo menos de dos horas y posiblemente a más en una atmósfera de ventas por semana, preparándolos y animándolos para vender tantos libros y revistas como sean posibles. ¡Estos mismos testigos toman sus libros y revistas y van al público, proclamando que ellos representan la “organización de Dios” y están financiados estrictamente solo por contribuciones, y entonces proceden a señalar los males de las demás iglesias porque  pasan un plato de recolección!  Tal hipocresía pasa inadvertida por el mismo testigo, ya que él es un ignorante de los métodos de la Sociedad.

El Resumen Anual de la sucursal británica de la Watchtower ha sido recientemente hecho disponible de los años 1982-1985. Nosotros hemos reproducido la declaración del 1985 en este artículo, y también otras cifras para otros años en esta gráfica. Esto es ventajoso, ya que las sucursales en los EE.UU., nunca mostrarán ninguna de sus cifras financieras. Estos documentos que permanecen ocultos de los mismos testigos, ilustran la fuente real de los ingresos para la Watchtower. En las páginas 119-120 de la publicación Organizados Para Efectuar Nuestro Ministerio, impreso en 1983, la Watchtower discute cómo ellos se financian. No sólo en este libro, sino en muchos otros artículos que reclaman que dan un cuadro financiero de la Watchtower de los últimos 15 años, pero ellos no descubren su fuente primaria de ingreso. Más bien, ellos buscan producir la impresión que su ingreso viene de las contribuciones estrictamente voluntarias, también denotándose con unas propiedades. Ninguna mención se hace de la fuente MAYOR de su ingreso que es la distribución de libros y revistas. El testigo local, en cambio, hace la declaración engañosa que las contribuciones son para CUBRIR el costo de literatura recibida, como si el precio que ellos pagan es lo que costó para realmente producir el libro. Él no está al tanto de los hechos.

¿ESTÁ MAL GENERAR FONDOS DE ESTA MANERA?  

No es malo que una organización religiosa o corporación no lucrativa reciba ingresos por la oferta de su literatura. Este ministerio recibe aproximadamente un 30% de sus ingresos de contribuciones por la literatura (el resto viene de donaciones voluntarias). Lo que está MAL es buscar esconder la fuente MAYOR de su ingreso de aquellos que apoyan a su organización, al mismo tiempo llevando deliberadamente una impresión diferente y de forma consistente para hacerse pasar como que son los únicos “dirigidos por Dios”, haciéndose que son diferentes a las demás organizaciones.  Los testigos de Jehová señalarán lo malo de las iglesias que tienen rifas y juegan Bingo, las que diezman y pasan el plato de recolección para así sostenerse, sin embargo olvidando completamente el hecho que ellos son los que REALMENTE están engañando. ¡Por lo menos muchas otras organizaciones, incluyendo muchos cultos, hacen saber que sus programas particulares les ayudan al fondo de sus organizaciones! El Cuerpo Gobernante de los testigos de Jehová se distingue de entre todos éstos, porque ellos ni siquiera han indicado lo mínimo sobre su VERDADERA fuente de ingreso.  

EL INFORME ANUAL 

El informe de la sucursal británica es reproducido en esta Hoja informativa, está dividido en recibos (dinero recibido) y gastos (dinero pagado). Si ignoramos los traslados entre la sucursal de Brooklyn y la sucursal británica (lo qué siempre resultará en una ganancia para la oficina de la sucursal en Brooklyn), nosotros podemos figurar los porcentajes de ingreso que vienen mediante donaciones y legados (los testamentos, etc.) y compare esos con sus ingresos totales de las ventas de libros y revistas, para poder ver la cuidadosa y real no obstante oculta fuente de sus ingresos.

Aunque las cifras de las sucursales principales en los Estados Unidos no están disponibles, es obvio que las cifras son similares. Desdichadamente, tal documentación no puede obtenerse en la actualidad en los EE.UU. 

Estudiando por cuatro años consecutivos los informes de la misma oficina de la sucursal nos revela un aumento firme en las ventas de libros y revistas, y una disminución en el porcentaje de contribuciones caritativas. Esta información es útil señalándole al testigo de Jehová y sus estudios que la Watchtower les está ocultando información a ellos que revela su fuente real de ingreso. En lugar de Dios mover los corazones de las personas para contribuir a la Watchtower, ellos firmemente están aumentando un imperio financiero, entrenando vendedores según llegan.  A uno no se le considera un verdadero testigo de Jehová en sus archivos, los que son repasados anualmente por el Superintendente de Circuito sí el tal no-pasa tiempo en la venta de libros y revistas de puerta en puerta.  Así que, para ser un testigo de Jehová, usted debe ayudar al fondo de la Watchtower vendiendo su literatura.  

EXPANDIENDO SU IMPERIO 

La Watchtower continuamente se sitúa como que es el modelo de la iglesia primitiva en lo que se trata de dar y financiar su obra. Noten esta declaración en La Atalaya del 15 de julio de 1970:  

“Quizás algunos aleguen que cuesta más dinero hoy llevar a cabo las funciones de una iglesia, y que si las contribuciones voluntarias no sufragan los gastos, entonces hay que usar algún medio de reunir el dinero. Pero piense un instante. Los principios bíblicos no cambian, ¿verdad? Si Dios enriqueció a los primeros cristianos y movió su corazón a la generosidad, ¿no hará eso también hoy entre los cristianos verdaderos, y sin ninguna persuasión por métodos de opresiva insistencia o coercitivos? (2 Cor. 9:8-14)  Pero, ¿existe hoy un grupo de cristianos que siga los principios bíblicos cuando se trata de dinero, y que trabaje celosamente en ayudar a otros espiritualmente?” (Págs. 421-422)

La impresión que se da es que todos los fondos de la Watchtower llegan a través de contribuciones. Aparentemente sólo aproximadamente el 10%  llega.  

En adición de los gastos regulares, la Watchtower tiene unos proyectos especiales que son financiados por otros medios, a menudo en la forma de préstamos o contribuciones especiales. En 1980 esfuerzos especiales se hicieron para obtener préstamos y promesas en las congregaciones individuales, por medio de cartas que se leyeron en las congregaciones, enviadas por las oficinas de la sucursal. Los detalles no los hicieron disponibles en las revistas de la Watchtower, sin embargo.

Varios proyectos grandes estaban en operación para finales del 1970. El primer gran proyecto fue la adquisición del hotel Towers Hotel en el sector de Brooklyn Heights, New York, para alojar a más obreros allí para que estos trabajasen en las oficinas de la sede principal.  De esta manera, 1000 obreros más podrían vivir y trabajar allí.  Siendo que su comida se siembra y cultiva en las fincas de la Watchtower a unas 90 millas al norte de Brooklyn, y como no se les pagan a los voluntarios, salvo unos cuantos dólares por mes, relativamente sale bien barato traer más obreros.

Sin embargo, más significante, fue la necesidad de expandir el funcionamiento de la impresión en ambos, calidad y cantidad. Cuando llegué a Betel en el 1974, el equipo de impresión ya estaba muy anticuado. ¡Unas de las primeras prensas que operé se construyó en el 1926!  Inclusive las más nuevas eran máquinas impresoras manuales de pliegos; unas muy viejas, ineficaz e incapaces de imprimir en papel bueno ó en más de dos colores a la vez. Cuando después fui nombrado superintendente de piso, estuve también envuelto en  métodos experimentales de impresión, y viaje a los lugares como las Oficinas de Impresión Gubernamental en Washington D.C. y a W.R. Grace Inc.,  para ver cómo las personas “mundanas” estaban imprimiendo.

Pienso que la cosa más asombrosa que aprendí fue que el Comité de la Fábrica y el Cuerpo Gobernante (así como el fallecido Nathan Knorr ) fue que ellos no estaban al tanto de lo que se trataba realmente la “eficiencia”.  La actitud que constantemente noté de  hombres como Calvin Chyke y Richard Wheelock del Comité de la Fábrica era qué, ‘ésta es la organización de Dios, y a nosotros no nos importa cómo el mundo trabaja’.  Como resultado, mucho dinero se gastó en lo que fue una deplorable ineficacia.  A menudo a los operadores de las prensas se les mandaba a correrlas prematuramente y a botar material ya impreso, sólo para impresionar a los vendedores de papel ó a las personas importantes que estaban allí de gira.

Esto puede ilustrarse por lo que sucedió en el 1979.  El Cuerpo Gobernante decidió que ellos querían actualizar la calidad de las revistas, utilizando papel bueno y mejores fotos.  El Comité de la Fábrica decidió que en lugar de desechar sus prensas viejas, ya anticuadas, las renovarían.  Ellos trajeron a fabricantes de prensas japoneses para tener un estimado del costo y así renovar 60 prensas, incluyendo algunas utilizándose en otras sucursales. ¡El estimado fue de 60 millones de dólares para convertir estas viejas máquinas impresoras manuales de pliegos en unas de impresión de desplazamiento! El Comité de la Fábrica quiso proseguir adelante con esto.

Esto trajo pánico a los corazones de nosotros cuatro quiénes éramos los superintendentes del cuarto de imprenta. Nosotros ya habíamos hecho trabajo experimental durante aproximadamente dos años, y sabíamos que esta movida era una errónea para ellos. Ellos ya habían comprado una custom WoodHoe press por la cantidad de $1,600,000 la que resultó ser un limón, una que ni siquiera pudieron vender. Yo lo sé, porque me pidieron que intentara ponerla a funcionar. ¡Lo hice, pero la calidad era como la impresión de un sello de goma!  Esa prensa estuvo sin usarse allí durante varios años, mientras los guías turísticos alardeaban de su capacidad de imprimir 100,000 libros por día.  Finalmente imprimimos 200,000 libros, pero muchos fueron desechados y otros se le vendieron a mitad de precio a los Betelitas. Se hicieron esfuerzos para vender la prensa a compradores en China, pero no se logró.

Sin embargo, nosotros sabíamos que el costo de renovar las 60 prensas viejas se excedía por mucho de lo que era necesario. ¡Tres de nosotros trabajamos juntos en secreto en un proyecto de comparación de costo que propuso DESECHAR todas las prensas viejas, y comprar máquinas impresoras de desplazamiento nuevas marca Harris offset presses (como la que nosotros estábamos usando ya para imprimir Mi Libro de Historias Bíblica). ¡A un costo de sólo $12 millones, nosotros podríamos comprar doce prensas que tomarían el lugar de todas las otras 60, rindiendo una calidad mejor!  Trabajamos fervientemente obteniendo todas las cifras, hablando con expertos en impresión “mundanos”. El superintendente del cuarto de imprenta sometió esta propuesta entonces al Comité de la Fábrica, y en secreto sometió una copia a un miembro del Cuerpo Gobernante (quién todavía está en Betel), sólo en caso de que ellos decidiesen rechazarla. Bien, y rechazarla fue lo que ellos hicieron, al tiempo que se reían de los esfuerzos de unos presuntuosos mequetrefes jóvenes. Pero un par de miembros del Cuerpo Gobernante no pensó que era tan tonto ahorrarse $48 millones, y después de algún tiempo, al no tener noticias del Comité de la Fábrica, sobre lo que se les había inquirido.  El Comité de la Fábrica sometió la propuesta entonces al Cuerpo Gobernante después de verificar las cifras con nosotros, y así  llevaron a cabo finalmente el plan. ¡Nunca se nos dio ni siquiera las gracias a aquellos de nosotros en el cuarto de imprenta!  No obstante, eso no fue ninguna sorpresa; ya que además, nosotros estábamos tan ocupados descubriendo lo que el Cuerpo Gobernante conocía sobre el 1914 y los tiempos de los gentiles algo que ellos no se lo estaban diciendo a nadie. 

Aunque éste fue casi su error más costos, hubo otros errores desconocidos incluso para aquellos trabajando en las oficinas principales. Para finales de los años 70 esfuerzos se hicieron para introducir un nuevo sistema de computadoras de fotocomposición mucho más complejo que el que ya se estaba utilizando en el exterior.  Se alquiló el equipo a la IBM a un costo aproximadamente de $30,000 mensuales, que estuvo sin usarse allí durante un año, debido a problemas con los programas y el personal. ¿Por qué el personal? En Betel, a un superintendente puede ponérsele a cargo de una sección de la cual no sabe nada. Él simplemente está allí como una figura de autoridad. Si surge otro con menos tiempo allí y quien está intentando sugerir lo qué se debe hacerse, éste se puede resentirse por esto y causar que ese nuevo individuo tenga problemas (normalmente se trata de un “nuevo muchacho” traído del exterior, y no acostumbrado al orden no escrito “impuesto” en Betel), frecuentemente obligándole a que abandone a Betel en frustración. Muchos se fueron en frustrados por causa del problema de las computadoras durante 1979-1980. Finalmente, ellos trajeron a un testigo de Jehová experto en computadora, alojándolo con su familia en un piso privado al lado de Betel, enviando a sus hijos a la escuela y además de pagarle un sueldo mensual de varios miles de dólares, sólo para conseguir que el sistema operase.

La Atalaya del 1º de julio de 1982, Pág. 24, hace mención del proyecto Towers Hotel así como la expansión de la impresión y el equipo de computadora.  Por supuesto, ninguna mención se hace de los detalles anteriores, ya que esto los expondría demasiado. 

¡Para ayudar a cubrir el costo de la compra del equipo adicional, el costo de las revistas La Atalaya y ¡Despertad! fueron aumentadas de 10 centavos a 15 centavos por copia a partir del 1º de septiembre de 1981. 

Actualmente, la Watchtower ha estado utilizando otros hoteles en el sector Brooklyn Heights que se compraron supuestamente por hombres de negocios privados quienes eran  testigos de Jehová y estaban de acuerdo en prestar el espacio al complejo de Betel, utilizando tales medios hasta que su próximo proyecto se completara. ¿Cuál era?  Un nuevo edificio de 31-pisos que está justo al lado de las oficinas del complejo en el 30 de Columbia Heights.

Con la edición del 1º de septiembre de 1981 de las revistas La Atalaya y ¡Despertad!  fueron aumentadas a 20 centavos por copia. (El precio subió a 25 centavos en septiembre de 1987.) 

Resumen  

La Watchtower verbalmente elude cualquier tipo de recaudación de fondos ó, sobre el dar promesas, o pagarles a ministros. Sin embargo al mismo tiempo, ellos [1] llevan a cabo la venta de la literatura más extensa en el mundo, el no rivalizada por ninguna organización, [2] ellos repetidamente han solicitado promesas, en la forma de donación especial de “contribución que ustedes deben contribuir” o “contribución cuadrada”, 1 y [3] han regularmente pagado un sueldo a los obreros domésticos de Betel, a los superintendentes de circuito y distrito, y los misioneros.

¿Por qué el testigo de Jehová promedio no ve a través de toda esta jeringonza hipócrita?  Porque él sencillamente no conoce todos los hechos. La Sociedad le ha dicho que no ganan dinero vendiendo literatura, y que todo se sostiene a través de donaciones. Imaginándose que está en una posición superior, el testigo de Jehová entonces ridiculiza las demás organizaciones religiosas por sus prácticas financieras.  Es más, él ignora lo que la Biblia dice respecto a apoyar al ministerio cristiano, porque la Watchtower también ha torcido esto.  Él está entrenado a no cuestionar la Watchtower, temiendo que él podría convertirse en una “apóstata” por tales dudas.  Tales técnicas son recordativas de la Sociedad Socialista de Orwell (Ingsoc) tipificadas en su libro 1984:

“...y las especulaciones que podrían quizá llevar a una actitud escéptica o rebelde son aplastadas en sus comienzos o, mejor dicho, antes de asomar a la conciencia, mediante la disciplina interna adquirida desde la niñez. La primera etapa de esta disciplina, que puede ser enseñada incluso a los niños, se llama en neolengua paracrimen. Paracrimen significa la facultad de parar, de cortar en seco, de un modo casi instintivo, todo pensamiento peligroso que pretenda salir a la superficie. Incluye esta facultad la de no percibir las analogías, de no darse cuenta de los errores de lógica, de no comprender los razonamientos más sencillos si son contrarios a los principios del Ingsoc de sentirse fastidiado e incluso asqueado por todo pensamiento orientado en una dirección herética.”  Libro 1984, Pág. 234

¿A los Ministros se les Debe Pagar?  

¿Es equivocado que las iglesias le pague a sus ministros? ¿Qué dice la Biblia? 

Para una respuesta a un reto de los testigos de Jehová, nosotros necesitamos examinar la iglesia apostólica. Mirando atrás, encontramos que los judíos cristianos ya estaban usando la disposición de la décima parte o darle el “diezmo” a Dios.  Jesús dijo a los fariseos:

“Mas ¡ay de vosotros, fariseos! que diezmáis la menta, y la ruda, y toda hortaliza; y pasáis por alto la justicia y el amor de Dios. Esto os era necesario hacer, sin dejar aquello.”  (Lucas 11:42)

Aunque la Ley de Moisés y las leyes del diezmos se cumplió con la muerte de Cristo, y todos los cristianos ahora en cierto sentido funcionarían como ministros, sólo algunos funcionarían en la posición de maestros, pastores y como ancianos de la iglesia (1ª Tim. 3:1). La historia de la iglesia primitiva revela que la estructura del liderato en la iglesia era muy semejante a al de las sinagogas.  Santiago dijo que no todos serían maestros, debido a la gran responsabilidad que esto conlleva ante Dios (Santiago 3:1).  Los diáconos (griego: diakonos) fueron nombrados para hacerse cargo de las tareas seculares para que estos hombres ancianos pudiesen “persistir” en los asuntos espirituales (Hechos 6:2-6).  Ciertamente aún en estos tiempos modernos este modelo se mantiene.

En Mateo 10:10 y Lucas 10:7, Jesús les hizo claro a sus discípulos que ellos no deberían primero abastecerse para sus propias necesidades cuando visitasen los hermanos en sus hogares, sino que esperasen recibir su sustento de esas familias: 

No os proveáis de oro, ni plata, ni cobre en vuestros cintos; ni de alforja para el camino, ni de dos túnicas, ni de calzado, ni de bordón; porque el obrero es digno de su alimento.

 

Y posad en aquella misma casa, comiendo y bebiendo lo que os den; porque el obrero es digno de su salario.

[para un artículo interesante relacionado a los líderes de la Watchtower que se quedaron en hoteles de lujos, vea: El Escándalo en Malta]

Después, cuando cambiaron las circunstancias y los discípulos se expandieron por todos lados, Jesús les dijo que tomaran una espada y una bolsa (protección y dinero) para sus jornadas más larga (Lucas 22:35,36). No hay duda alguna que incluso en ese tiempo la mayoría de su dinero vino de creyentes generosos (2ª Co. 9:12,13). No obstante, según cambiaron las circunstancias, el principio de provisión para estos hombres permaneció siendo el mismo, ya que más tarde Pablo le da énfasis. En 1ª Corintios capítulo nueve Pablo desarrolla el punto que aquellos que ministran al cuerpo como guías tienen el derecho para subsistir por medio de ese mismo pueblo, incluyendo provisiones para sus esposas (v. 4-7). Él utiliza la ley mosaica para dar apoyo a este principio (v. 8-11). Entretanto que el propio Pablo escogió ser una excepción en este caso (ya que al parecer algunos estaban acusándole de motivos impropios--v. 12,15), él declara que el Señor Jesús declaró sobre estos mismo principios (v. 14). En Gálatas 6:6 Pablo dice: “El que es enseñado en la palabra, haga participe de toda cosa buena al que lo instruye”, amonestando el cuerpo a contribuir para cubrir las necesidades del que les está ministrando a ellos.

Estos mismos principios se aplican en la iglesia de hoy así como en aquel entonces. Aquellos que son alimentando espiritualmente se les confían que se aseguren de alimentar físicamente a sus pastores y maestros. En 1ª Timoteo 5:17,18, Pablo dice: 

“Los ancianos que gobiernan bien, sean tenidos por dignos de doble honor; mayormente los que trabajan en predicar y enseñar. Pues la Escritura dice: No pondrás bozal al buey que trilla; y: Digno es el obrero de su salario.”

Por otro lado, Pablo no reinstituyó un arreglo del diezmo levítico, dejándolo abierto para que cada iglesia usase su propio método para sustentarse. Pablo lo que esperaba era que los cristianos fuesen tan generosos como aquellos que estuvieron bajo la Ley, ya que la cristiandad es la realidad; mientras que la Ley era una sombra nada más.  Pablo estaba seguro que los cristianos maduros darían generosamente para la obra del Señor, y se asegurarían que sus pastores y maestros recibiesen el sustento para sus necesidades.  El principio del capítulo tres de Malaquías se aplica, que Dios se merece lo mejor de nosotros y las primicias.

Aunque el dar viene del corazón, conforme a como cada uno sea capaz, las bendiciones pueden obstaculizarse si nosotros no somos generosos con los demás (2ª Co. 9:6-13). Un principio en Malaquías es aplicable: 

“¿Robará el hombre á Dios? Pues vosotros me habéis robado. Y dijisteis: ¿En qué te hemos robado? Los diezmos y las primicias. Malditos sois con maldición, porque vosotros, la nación toda, me habéis robado.”

 

“Traed todos los diezmos al alfolí, y haya alimento en mi casa; y probadme ahora en esto, dice Jehová de los ejércitos, si no os abriré las ventanas de los cielos, y derramaré sobre vosotros bendición hasta que sobreabunde.” (Mal.3: 8-10)

Al proveer para las necesidades de otros, ambos los pastores y los pobres entre la manada, Pablo dice que este mismo principio es verdad que usted cosecha lo que siembra:

Pero esto digo: El que siembra escasamente, también segará escasamente; y el que siembra generosamente, generosamente también segará. Cada uno dé como propuso en su corazón: no con tristeza, ni por necesidad, porque Dios ama al dador alegre... Y el que da semilla al que siembra, y pan al que come, proveerá y multiplicará vuestra sementera, y aumentará los frutos de vuestra justicia.” (2ª Co. 9:6-10)

Los testigos se burlan de la “cristiandad” por estos pagarle un sueldo a los pastores y por llamarles “ministros” o “pastores”,  implicando que a estos hombres se les dan demasiado poder sobre las personas.  La Biblia no condena esta práctica; permitiéndole la libertad a la iglesia que establezca su propio modelo de contribución. Sin embargo al mismo tiempo, los ancianos de los testigos de Jehová sí tienen todo el control sobre las vidas de los demás testigos de Jehová se meten en como estos visten, cómo ellos hablan, lo que ellos hacen durante los fines de semana, cuánto ellos comen, dónde ellos hacen su predicaciones, cómo ellos estudian su Biblia, y a quién ellos les pueden o no hablar. Ellos inclusive tienen la vida y la muerte en sus manos, al prohibirles a sus miembros ponerse una transfusión de sangre, mientras estos se pueden estar muriéndose en la mesa de operaciones. Los ancianos pueden prohibirles hablar con los miembros de sus propias familias que se hayan salido de los testigos de Jehová, bajo pena de expulsión. ¡Cuán interesante es que ellos acusen a las demás iglesias de poner a un hombre sobre otros!  Entretanto que es verdad que debido a la naturaleza caída humana algunos abusan de su autoridad, no obstante, a TODOS los ancianos de los testigos de Jehová se les requieren ir más allá del fundamento de las Escrituras para tener autoridad y obligar a obedecer las reglas hechas por hombres de la Watchtower.

Todos nosotros quiénes salimos de la Watchtower debemos estar agradecidos de lo que significa la verdadera generosidad cristiana. Nuestra contribución debería sobrepasar la de los escribas y fariseos quienes eran dadores meticulosos. El propio Dios incluso le da a los perdidos y a los malos, y él nos pide que le imitemos de esta misma manera dando (Mt. 5:42-48). Mientras la Watchtower condena las organizaciones caritativas y desanima el envolvimiento en proyectos que ayuden a los pobres y los necesitados, a nosotros nos debe molestar nuestras conciencias el ignorar las necesidades alrededor nuestro (Lucas 10:30-37). Una marca identificando la “nueva personalidad” y el nuevo nacimiento en Cristo es la transición del egocentrismo al de dar caritativamente (Lucas 12:33,34).

Una falsedad es el esfuerzo para esconder la verdad de aquellos que tienen el derecho de saberla. L.J. Peter 

Punto de vista de la Verdad & Mentir de la Watchtower:   

“Aunque en la Biblia se condena definitivamente la mentira maliciosa, esto no significa que una persona esté obligada a divulgar información verídica a quien no tenga derecho a conocerla... Esta es la razón por la que Jesús en ciertas ocasiones se abstuvo de dar información completa o respuestas directas a ciertas preguntas, cuando ese proceder podría haber originado dificultades innecesarias.”  AYUDA PARA ENTENDER LA BIBLIA, Pág. 1115. 

Nota al pie de la página: 

1. vea las siguientes ediciones de la revista La Atalaya en inglés como ejemplos:  5/1/50 Págs.139,140;  5/1/51 Págs.284,285;  5/1/53 Pág.267;  5/1/54 Pág.263;  5/1/55 Pág.275;  5/1/56 Pág.267;  5/1/57  Pág.267;  5/1/59 Pág.287.

 

Gráfica de comparación (en libras británicas) 

GRÁFICA DE COMPARACIÓN (las cifras se dan en Libras británicas)(gastos e ingresos están, menos los traslados)  

 

 

1982

1983

1984

1985

Ingresos

5,405,797

4,036,811

4,558,007

6,456,184

Gastos 

2,536,342

2,715,392

3,530,787

5,940,474

Valor neto transferido a IBSA

1,165,500

(781,252)

(1,580,600)

60,500

Efectivo, ganancias enviadas al mn. y a las oficinas, sucursales, 

778,517

1,088,448

1,312,935

2,230,353

Ventas de la literatura  

1,027,753

1,176,798

1,431,720

1,786,243

Ventas de la revista  

1,707,180

1,820,536

1,866,035

2,516,847

Donaciones 

374,258

243,633

233,236

218,892

Legados 

183,173

135,055

113,274

251,308

Total de donaciones, los legados, 

557,431

378,688

346,510

470,200

El total de ventas de literatura de revista 

2,734,933

2,997,334

3,297,755

4,303,090

Porcentaje de aumento o disminución en ventas  

n/a

10.9%

10%

30%

Porcentaje de aumento en las donaciones  

n/a

(35%)

(4.3%)

(6.1%)

Porcentaje de aumento (o disminución) en legados 

n/a

(26.3%)

(16%)

122%

Porcentaje de recibos (menos los traslados) de donaciones, legados 

10.3%

9.3%

7.6%

7.3%

1985 Recursos totales: 10,348,103

1985 Las Obligaciones totales: 1,185,564

El valor neto del balance de recursos de la sucursal británica a partir del 31 de agosto de 1985:  9,162,539


Volver a Español 

Ir al Museo del Armagedón  

Contribuciones a Free Minds, Inc.

to post 1990 donation arrangement

back to Watchtower History