http://www.freeminds.org/history/km1196.gif

 

 

 


Anuncios

 

õ Publicaciones que se ofrecerán en noviembre: El conocimiento que lleva a vida eterna. Se hará todo lo posible por volver a visitar a quienes hayan aceptado el libro, con el fin de empezar estudios bíblicos. Diciembre: La Traducción del Nuevo Mundo y el libro La Biblia... ¿la Palabra de Dios, o palabra del hombre? Enero: Cualquier libro de 192 páginas publicado antes de 1984 que la congregación tenga en existencia. Las congregaciones que no dispongan de estas publicaciones pueden ofrecer el libro Sobrevivientes que entran en una nueva tierra. Febrero: Apocalipsis... ¡se acerca su magnífica culminación!

 

õ Las congregaciones a las que aún les queden tratados Noticias del Reino núm. 34 pueden animar a los publicadores a ofrecerlos como los demás tratados, ya sea de casa en casa o en otros lugares. Si es posible, déjenlos en las casas donde no haya nadie, asegurándose de que quedan completamente ocultos a la vista de los transeúntes. Deben esforzarse por distribuir todos los ejemplares que queden de esta publicación, que presenta un valioso mensaje.

 

õ Las congregaciones deben empezar a pedir el Anuario de los testigos de Jehová 1997 en la solicitud de noviembre. Estará disponible en alemán, árabe, chino, coreano, español, francés, griego, húngaro, inglés, italiano, japonés, polaco, portugués, ruso y sueco. En tanto no se despache, aparecerá en las listas de empaque de la congregación como “Envío pendiente”. El Anuario es un artículo que se obtiene por solicitud especial.

 


Informe del servicio de agosto

                                    Prom.               Prom.               Prom.               Prom.

Cantidad de:                  Horas                Revi.                 Revisi.               Est.

Precs. esp.                   143117,0           80,3                  48,7                   4,4

Precs.          70.582       60,1                   32,2                 19,3                   2,0

Precs. aux.   21.334       58,5                  32,4                  13,5                   1,1

Pubs.          883.770      9,4                    6,4                    3,4                     0,4

 

TOTAL         975.829             Bautizados: 3.308

 

El informe muestra un nuevo máximo de 975.829 publicadores, lo que representa un aumento de 19.483, es decir, un 2% sobre el último máximo, en agosto de 1995.

 

 

 

Compartamos con otros según sus necesidades

1 Jehová se encarga de satisfacer nuestras necesidades espirituales mediante el “esclavo” fiel. (Mat. 24:45-47.) Entre las muchas provisiones que hace con ese fin figuran libros, Biblias, volúmenes encuadernados, vídeos, casetes y discos informáticos para hacer investigación bíblica. Jehová siempre suministra lo suficiente sin despilfarrar, y espera que nosotros compartamos las cosas y nos cercioremos de que todos nos beneficiamos por igual.

 

2 La producción de dichas provisiones conlleva un enorme desembolso. La hermandad mundial sufraga tales gastos. Esto es más cierto que nunca desde que la organización estableció el sistema de distribuir las publicaciones sin costo alguno, y empezó a depender completamente de las donaciones voluntarias para cubrir los gastos. Además, muchas sucursales obtienen estas provisiones de la Sociedad a un costo que permite a los hermanos disponer de lo que necesitan para las reuniones y el servicio del campo, aunque cuenten con muy pocos recursos materiales.

 

3 Cómo podemos ayudar: Podemos responder a la exhortación de Pablo de compartir con otros ‘según sus necesidades’. (Rom. 12:13.) Cuando hacemos contribuciones monetarias para la obra mundial, compartimos directamente lo que tenemos con nuestros hermanos de todo el mundo. Teniendo esto presente, algunos hermanos han decidido apartar cierta cantidad de dinero mensualmente para contribuirlo a la obra mundial, tal como lo hacen para sufragar los gastos del Salón del Reino. Reconocen que estos fondos no se utilizan únicamente para producir publicaciones, sino también para los demás aspectos de la obra. Imagínese lo mucho que se beneficiaría la hermandad mundial si más personas compartieran de esta manera con regularidad.

 

4 También compartimos con ellos al pedir con moderación los artículos que podemos obtener con facilidad. Solicitar únicamente lo que en realidad necesitamos, permite que los hermanos de otros lugares reciban las provisiones espirituales que también les hacen falta para permanecer firmes y dar adelanto a la predicación de las buenas nuevas donde ellos viven. (Heb. 13:16.)

 

5 Debemos tener esto presente sobre todo cuando solicitamos artículos en cuya producción la Sociedad invierte mucho dinero. Por ejemplo, vídeos, CD-ROM, libros grandes de consulta, volúmenes encuadernados y suscripciones a los casetes. En vez de pedir un artículo para cada miembro de la familia, ¿podrían arreglárselas todos con uno solo? Si limitamos lo que pedimos para uso personal, permitimos que otros obtengan las mismas buenas provisiones que nosotros. (Fili. 2:4.)

 

6 Parte del costo de las publicaciones que distribuimos en la predicación se compensa con las donaciones que nosotros ofrecemos en el Salón del Reino para la obra mundial, así como con las de las personas interesadas que las aceptan. No obstante, en el caso de las publicaciones que solicitamos para uso personal, como por ejemplo, cancioneros, Anuarios, Biblias de lujo, etc., no podemos esperar que la gente del territorio sufrague nuestros gastos. Los siervos dedicados de Jehová son la fuente principal de este apoyo monetario. Conscientes de ello, muchos publicadores calculan lo que costarían dichos artículos si se produjeran comercialmente, y contribuyen de acuerdo con esa cantidad. Por ejemplo, una Biblia de lujo con los cantos dorados puede costar 20 dólares o más; un libro de consulta, 40 dólares o más; un calendario a todo color, por lo menos 5 dólares; una enciclopedia en CD-ROM, entre 50 y 100 dólares, o hasta más; los discos compactos de música cuestan normalmente unos 20 dólares, y algunos vídeos a menudo valen mucho más. Si no se reciben suficientes contribuciones para cubrir los gastos, con el tiempo la organización encontrará limitaciones en lo que puede hacer para dar adelanto a la obra mundial.

 

7 Jesús dijo que a sus discípulos verdaderos se les identificaría claramente por el amor que se tendrían. (Juan 13:34, 35.) Nuestra generosidad al dar materialmente y nuestro altruismo al compartir con otros según sus necesidades, son sin lugar a dudas excelentes maneras de demostrar que somos cristianos auténticos.

 

 

Volver a Español 

Ir al Museo del Armagedón  

Contribuciones a Free Minds, Inc.