http://www.freeminds.org/doctrine/holidays.htm

reimprimido del libro, Refuting Jehovah's Witnesses vea el catálogo 

Días de Fiestas 

Traducido por David García Claussell de: 

Holidays

Por Randall Watters

Apreciación global bíblica

Hay diversos grupos religiosos quienes reclaman ser cristianos quienes les niegan celebrar días de fiestas a sus miembros, incluyendo la navidad, la pascua, los cumpleaños, el Día de las Madres, etc. Éste sobre todo es el caso de los testigos de Jehová. Mientras hay algunos de estos Testigos quiénes celebran estas fiestas en secreto por miedo a que los descubran, muchísimos se enorgullecen de esta prohibición. Hay padres quienes están dispuestos a permitir que sus hijos sufran muchas presiones de grupo y aislamiento, y están absolutamente dispuestos a aislarse de sus familiares durante la época de las festividades, incluso toman la oportunidad de ir de puerta-en-puerta durante esta época de celebración. ¿Cuáles son las razones que dan para esta posición contra los días de fiestas? ¿Es equivocado celebrar los días de fiestas?  

Consideremos las razones dadas por la Watchtower para su posición. Ellos dan tres razones básicas: 

1. Qué las fiestas normalmente tienen un origen pagano, no cristiano y a menudo se acompañan por prácticas licenciosas, como la embriaguez, la fornicación, etc. (Asegúrese de Todas las Cosas, Pág. 178) 

2. Qué los días de fiestas no se mencionan en la Biblia excepto bajo circunstancias negativas, como fiestas de cumpleaños dónde alguien fue asesinado. Qué tampoco, se nos ordena a que celebremos algo, sólo la Cena de Señor. (Ibíd., Pág. 171,172) 

3. Qué las fiestas idolatran a algo ó a alguien que no sea Dios, y qué la Biblia dice “Huir de la idolatría” y qué “Nosotros no somos parte del mundo”. (Ibíd., Pág.178, 179) 

Adicionalmente, como en el caso de la Navidad, un argumento adicional se da, que Cristo no nació el 25 de Dic. ¿así que por qué lo celebran en una fecha que coincide con el solsticio invernal, que era celebrado en el pasado por los adoradores del sol? (Ibíd., Pág. 173,174) 

Antes de considerar estas objeciones, primero repasemos algunos principios que los testigos de Jehová y los cristianos están de acuerdo como elemento esencial y no se abren para tener un argumento. Entonces examinaremos la INTERPRETACIÓN de estos principios con una perspectiva para revelar las inconsistencias de la Watchtower y su fracaso al no entender la cristiandad. 

La Biblia llanamente dice qué: 

* Qué no debemos ser  “del mundo”. (Juan 17:16). 

* Qué debemos “Apartaos de toda especie de mal.”  (1ª Ts. 5:22)

* Y no participéis con las obras infructuosas de las tinieblas; (Ef. 5:11; Ro. 13:12).

*  ¿Y qué comunión tiene la luz con las tinieblas?  (2ª Co. 6:14).

* Qué debemos “Salid de en medio de ellos, y apartaos, Y no toquéis lo inmundo,” (2ª Co. 6:17).

De hecho todos los que reclaman ser cristianos deben creer y vivir siguiendo lo anterior. Las controversias empiezan cuando estos principios se interpretan para hacerlos una parte de la vida cotidiana. Además, todo el acercamiento para hacer reglas en lo que a esto se considera debe cuidadosamente cuestionarse.  Siendo que una consideración de los pasajes anteriores requeriría en sí hacer un libro, la discusión se limitará a las tres objeciones principales de la Watchtower.  

Refutando Los Testigos de Jehová

OBJECIÓN #1: Qué las fiestas normalmente tienen un origen pagano, no cristiano y a menudo se acompañan por prácticas licenciosas, como la embriaguez, la fornicación, etc.

Es verdad que muchos días de fiestas tienen sus orígenes en la idolatría o alguna práctica pagana. También es verdad que otras cosas que nosotros utilizamos tienen un origen en el paganismo, como nuestro calendario (se nombran días de la semana y meses según el de los dioses paganos). La celebración de aniversarios de bodas y también el dar anillos de matrimonio tiene sus raíces paganas. Los símbolos utilizados en el mundo comercial moderno, y las obras de arte en los estacionario, empapelados, etc. se toman prestados a menudo de fuentes paganas. ¿Nosotros, debemos separarnos e irnos para algún tipo de monasterio o a una comunidad privada dónde todos los vestigios del paganismo se hayan cuidadosamente extraído de nuestras presencias?

Tal actitud me trae a la mente a los Fariseos, que se pasaban largas horas discutiendo lo que era “limpio” e “inmundo”, y haciendo reglas para que las personas las siguiesen, como si tales reglas les limpiasen. Cualquiera que se tome el tiempo para examinar sus tradiciones (como más tarde contenían en su Talmud) notará cuán absurdo es investigar cada pequeño detalle de lo que es “correcto” o “incorrecto”.  Por otro lado, si nosotros realmente creemos que Dios intencionó que escrupulosamente observáramos estas materias (como si el fallar hacerlo, nos condenaría), en tal caso como los Fariseos, nosotros deberíamos enredarnos en un incesante sondeo de todos los rastros de paganismo que rodean nuestras vidas. ¿El hacer un alto sin eliminar cualquier rastro sería algo hipócrita, ó acaso no lo sería?    

Nos dice la Watchtower, que eso no es así. Ellos reclaman tener un balance en cuanto a esta materia de lo que es pagano y lo que no lo es. Noten estas declaraciones en la revista ¡Despertad! de 1977 en un artículo respecto al uso de símbolos paganos, como el corazón, la esvástica, y la cruz,: 

Por eso, ¿cómo puede el cristiano sincero saber qué evitar, o qué pasar por alto como de poca importancia?...

 

...el simple hecho de que en algún tiempo o lugar los adoradores de ídolos hayan empleado o empleen cierto diseño no significa automáticamente que los verdaderos adoradores siempre tienen que evitarlo. Por ejemplo, en el diseño del templo de Jehová en Jerusalén se incorporaron figuras de palmeras, granadas y toros. El hecho de que otras religiones tomaran estas cosas naturales que Dios creó y las emplearan como símbolos en la adoración idolátrica no hacía incorrecto el que las emplearan decorativamente los adoradores verdaderos. Cualquiera que visitara el templo podía ver que el pueblo de Dios no adoraba ni veneraba esas decoraciones como símbolos sagrados.

 

Entonces, ¿a qué debe dar consideración el cristiano principalmente? No al significado que cierto símbolo o diseño posiblemente haya tenido hace mil años, o cómo lo pudieran considerar al otro lado del mundo, sino lo que significa en la actualidad a la mayoría de la gente donde él vive.


Puesto que se han usado tantos diferentes diseños en la adoración falsa, si una persona se tomara la molestia y dedicara el tiempo para averiguarlo, posiblemente hallaría una conexión indeseable con casi todo diseño a su alrededor. Pero ¿por qué hacer eso? ¿No sería eso desconcertarse innecesariamente? Y ¿es ésa la mejor manera de usar uno su tiempo y atención?  (¡Despertad! del 22 de mayo de 1977, Pág. 13-15)

Nosotros concurrimos con ellos que ciertamente es una pérdida de tiempo y molestia buscar en cada objeto las conexiones paganas. Noten las declaraciones similares en la revista La Atalaya del 1º de octubre de 1972 (Pág. 583)

El que un objeto sea un ídolo o no depende principalmente de cómo se considera. ...el hecho de que varias criaturas, plantas y cuerpos celestes —todo parte de las obras creativas de Dios— hayan recibido y todavía estén recibiendo veneración en no los haría inaceptables para usos decorativos u ornamentales. Muchas cosas que los antiguos adoraban en otro tiempo han perdido su significado idolátrico y por lo general se consideran como simplemente ornamentales.

La Atalaya está dándole énfasis a qué (1) Los diseños o símbolos en sí, emplearlos no es necesariamente pecaminoso, aún cuando alguna vez se utilizaran por los paganos en sus falsos cultos. (2) Qué es una pérdida de tiempo y molestia inútil estar preocupándonos con lo que un objeto pudo haber significado en los tiempos pasados, o aún lo que signifique en otra parte del mundo en nuestros días.  

La inconsistencia de la Watchtower ahora se hace manifiesta, ya que la mayoría de todas las fiestas celebradas en el mundo Occidental han perdido su importancia pagana original. Tome por ejemplo la Navidad.  Muchísimo antes del tiempo de Cristo los paganos adoraban el sol el 25 de diciembre, el tiempo del solsticio invernal (donde el sol está más lejano de la tierra). Como con todas las fiestas paganas, era un tiempo de despilfarro y libertinaje. Cuando la Iglesia católica instituyó la celebración del nacimiento de Cristo como el 25 de diciembre alrededor del año 336 D.C., se hizo esto para sustituir la fiesta de ‘Sol Invictus’ —el Sol Invencible—  introducida por el emperador Aureliano en el 3er siglo.  Esto fue considerado como una victoria de la cristiandad sobre el paganismo.  Posteriormente la canonización de San Nicolás (Santa Claus) y el dar regalos se ligó con la historia de la iglesia.

Según el razonamiento de la Watchtower, la pregunta que nosotros debemos hacer es: ¿La navidad significa para nosotros lo mismo que significó para los paganos? ¿Las personas en nuestra parte del mundo todavía adoran el sol el 25 de diciembre? La respuesta es NO.  Aunque es un tiempo del año del cual se abusa y se toma provecho por muchos, eso no puede utilizarse como un caso en contra del concepto cristiano de la navidad. Si bien la queja de la Watchtower que Cristo no nació el 25 de diciembre es verdad, no obstante una celebración no tiene la necesidad de celebrase el mismo día real que tuvo lugar. ¡La mayoría de nosotros recibe sus días libres de fiestas fuera de los días y diferentes a la fecha histórica, y no consideramos que está mal esa práctica! 

La Pascua tiene una historia que se relaciona más a la iglesia. Originalmente, la iglesia primitiva celebró el equivalente moderno de la Pascua (la resurrección de Cristo) todos los domingos, en expectativa del retorno del Señor. Después, uniéndose la Pasión y la historia de la Resurrección, esta conmemoración se asentó en la Pascua, la fiesta judía que celebra el Éxodo de Egipto. La fecha para la celebración finalmente fue establecida por el Concilio de Nicea en el 325 D.C., como el primer domingo después de la luna llena que sigue al equinoccio de la primavera. Tan temprano como el octavo siglo el nombre de la “Pascua” se transfirió por los anglosajones a las festividades cristianas. El nombre en sí se tomó prestado de una celebración a Astoret, la diosa de la fertilidad. También se tomó prestado de la celebración a Astoret el uso de conejos y huevos, símbolos comunes de fertilidad en la cultura pagana. (Para más información sobre la Navidad y la Pascua, vea la Enciclopedia Británica (edición de1982 en inglés), Vol. 4, página 501.)

Mientras los ornamentos de ambos, la historia de la iglesia y las fiestas paganas todavía están con nosotros, la importancia de su significado ha cambiado. Como con la observancia original de la resurrección, hoy nosotros no le conectamos los conejos y huevos a los ritos de fertilidad, ni tampoco la mayoría de las personas consideran la Pascua como un tiempo de gran libertinaje. Incluso los programas de televisión durante este tiempo se inclinan a temas que son evidentemente cristianos.

Otros días de fiestas también pueden examinarse individualmente para determinar cuál es ahora la importancia significativa moderna en el Mundo Occidental.

OBJECIÓN #2: Qué los días de fiestas no se mencionan en la Biblia excepto bajo circunstancias negativas, como fiestas de cumpleaños dónde alguien fue asesinado. Qué tampoco, se nos ordena a que celebremos algo, sólo la Cena de Señor.

Aunque la Watchtower sólo admite que hay dos cumpleaños que se mencionan en la Biblia, realmente hay tres que se celebraron. Está el cumpleaños de Faraón (Gén. 40:20), Herodes (Mt.14:6), y también el nacimiento de Cristo, celebrado por los ángeles con un cántico y mucha gloria:

Pero el ángel les dijo: No temáis; porque he aquí os doy nuevas de gran gozo, que será para todo el pueblo: 

Que os ha nacido hoy, en la ciudad de David, un Salvador, que es CRISTO el Señor.  ...Y repentinamente apareció con el ángel una multitud de las huestes celestiales, que alababan a Dios, y decían: ¡Gloria a Dios en las alturas, Y en la tierra paz, buena voluntad para con los hombres!  (Lucas 2:10,11,13,14) 

Era conveniente para la Watchtower omitir este cumpleaños muy positivo e importante fuera de su consideración, ya que el mismo les destruye su punto de vista donde dicen que todos los cumpleaños en la Biblia son negativos.

La Watchtower también reclama que siendo que la Biblia no nos dice que celebremos ciertos días de fiestas, nosotros no debemos de tener nada que ver con ellos. Ésta es una presunción errónea por lo menos desde dos puntos de vista. En primer lugar, ni Jesús ni los apóstoles mencionan las fiestas modernas como nosotros las conocemos hoy, porque ellas sencillamente no existían entonces. ¡Todas las fiestas judías eran fiestas religiosas nacionales las que se les permitieron seguir observándolas INCLUSO DESPUÉS DE LA VENIDA DE CRISTO Y LA DEROGACIÓN DE LA LEY! (Col. 2:16,17)  La Watchtower debe considerar a Pablo un apóstata, porque él dijo que observar o no observar los días especiales estaba a discreción del individuo (Ro. 14:5,6), ¡e incluso CONTINUÓ en ciertas prácticas de la Ley aunque esta había sido abolida! (Hechos 13:14,15; 21:20-26)

Los Testigos de Jehová practican muchas cosas que la Biblia no les dice que se hagan, como contar el tiempo acumulado empleado en sus estudios de las revistas y sus libros y la labor con los libros, separar ciertos días a un lado en el calendario para ir difundiendo las doctrinas de la Watchtower, cantando las canciones del Reino, teniendo Asambleas de Distrito y de Circuito, respondiendo a las preguntas que son especificadas para el bautismo, etc.  A nada de esto ellos lo consideran malo, sin embargo tales prácticas se han convertido en tradiciones para ellos.

OBJECIÓN #3: Qué las fiestas idolatran a algo ó a alguien que no sea Dios, y qué la Biblia dice “Huir de la idolatría” y qué “Nosotros no somos parte del mundo”.

Adorar a Cristo es correcto según el Nuevo Testamento. No sólo los ángeles le adoraron (Heb. 1:6), sino que también toda criatura que está en el cielo, y sobre la tierra, y debajo de la tierra, y que está en el mar, y todas las cosas que en ellos están tienen que adorarle (Rev. 5:13,14). Además, nosotros debemos todos honrar al Hijo idéntico como se honra al Padre (Juan 5:23). Para adorar a Cristo es apropiado cualquier día, incluyendo el 25 de diciembre y en la Pascua.

Hasta donde se refriere a los cumpleaños, las personas generalmente no le rinden culto a sus amigos o hijos en sus cumpleaños. ¿Qué hay de malo con hacerle algo especial a alguien en un cierto día, o incluso el considerar a alguien como algo especial durante un día? Hay realmente una gran diferencia entre considerar a alguien especial y adorarla ó idolátrala. Los testigos normalmente celebran sus aniversarios de bodas lo que viene siendo una celebración del nacimiento de su matrimonio. Quizás ellos no debieran considerarlo en absoluto como algo especial, ya sea en su aniversario o en cualquier día. ¡Quizás el matrimonio sea imprudente para ellos por sus mismos razonamientos, siendo que uno en la pareja pudiera arriesgarse a ser considerado “especial”!

Muy pocas personas en la sociedad moderna “tropiezan” por celebrar el nacimiento de Cristo, excepto los Testigos de Jehová y algunos otros que son legalistas por naturaleza propia. El apóstol Pablo no aplicó su propio consejo con respecto al tropezar de otros (Ro. 14:21) a estas sectas legalistas cristianizadas, porque su legalismo invocaba  la ira de Dios (Gál. 5:14).

EL PROBLEMA REAL CON RESPECTO A LA IDOLATRÍA 

La Ley de Moisés era un escalón para poder entender de la naturaleza de Dios y cómo él se relaciona con el hombre en su condición caída (Gál. 3:24). Este mismo principio también debe ser entendido en el área de la idolatría y respecto a objetos usados en los cultos falsos. La idolatría es un problema del corazón - hay nada inherentemente malo en un objeto, como las cuentas del rosario, el pentagrama, los cuadros de María, etc.  Es lo qué los humanos HACEN con tales objetos y cómo ellos VEN estos objetos que los hacen ser idólatras (Deut. 11:16; Job 31:26-28). En el Antiguo Testamento, los israelitas eran generalmente demasiados embotados de corazón para poder entender esta verdad.  Les prohibieron hacer imágenes de algo en el cielo o sobre la tierra, tener comunicación social con los paganos a sus alrededores, cortarse sus guedejas laterales, comer con los gentiles, etc.,

¿Por qué, entonces, los cristianos están liberados de tales leyes? Simplemente porque ellos tienen las leyes de Dios (realmente, los principios de la raíz de la Ley) inscritas en sus corazones (Jer. 31:33; 2ª Co. 3:3; Heb.10:16). Ellos reconocen lo qué verdaderamente es la idolatría, es un problema en el corazón. Como tal, realmente absteniéndose del contacto con los objetos físicos no resuelve el problema. Más bien, Cristo debe ir haciendo la obra para renovar el corazón internamente, para que todas las formas de idolatría (incluyendo el amor por el estado, las riquezas, el poder, la popularidad, etc.) sean vencidas, incluyendo aquellas que no se mencionan en la Ley de Moisés.

Si los cristianos se acercan a la idolatría desde un ángulo diferente, los objetos o símbolos en sí no tendrán poder sobre nosotros. No debemos temerle a ningún objeto, ni incluso al mismo diablo, como si él tuviese algún poder sobre nosotros. Debemos temerle a Dios solamente (2ª Reyes 17:35-41).

El apóstol Pablo dice muy claro que un ídolo nada es (1ª Co. 8:4). No tiene el poder excepto el que usted le atribuye debido a sus propios miedos y supersticiones. Si usted le teme a un objeto, entonces este tiene poder sobre usted, y el diablo lo usará, de eso puede estar seguro (Deut. 7:16).  La Biblia dice que a través del miedo a la muerte, el hombre ha estado sujeto a la esclavitud toda su vida. Pero ahora que Cristo ha muerto por nosotros, él venció al diablo y sus objetos que inhabilitaban con su miedo a los cristianos (Heb. 2:14,15).

Esto realmente le da un golpe mortal a la Watchtower. En lugar de ver a Cristo como ganando una victoria sobre el miedo y la muerte, ellos realmente le tienen miedo a las cruces, tablas de Quija, los espiritistas, doctores, a los anteriores Testigos de Jehová, y cualquier cosa que pudiera recordarles al diablo. En lugar de verlos como simples objetos, o a los individuos como personas “desencaminadas”, ellos hacen lo que sea para evitar tener cualquier contacto con ellos. Esto nos recuerda a ciertos líderes religiosos quienes temían contaminarse con las cosas o las supuestas “maldades” e idolatrías (Marcos 7:1-23).

Similarmente, Jesús dijo que lo que usted come no afectará su espiritualidad. Pablo fue mas lejos, dice que él podía entrar en un templo de un ídolo y podía comer la carne ofrecida al ídolo, y no afectaría su salud o su espiritualidad en nada. Sin embargo él menciona algunos, que por ser débiles en la fe, comerían esta carne, pero al verla como si realmente hubiese sido ofrecida a un dios se les contamina sus conciencias (1ª Co. 8:7).  Si Pablo hubiese visto los objetos y los rituales idólatras como los Fariseos lo hicieron o como ahora lo hacen los Testigos de Jehová, él nunca se hubiese acercado a un templo de ídolos, y menos aún comer la carne que se ofreció en su altar. ¡Esto era más serio que ir de “trick-or-treat” (“jugarreta o golosina”)  en la fiesta de ‘Halloween’ (víspera del día de todos los santos)! ¡Sería como usted ir a un banquete de adoradores de Satanás y comerse algo antes de que les pueda testificar nada!  Para Pablo, era simplemente algo que no había nada por qué temer o estar preocupado, a menos que hiciese tropezar a uno que fuese más débil en la iglesia (1ª Co. 8:9-13). Si toda la iglesia hubiese sido fuerte en su fe, ellos podían salir al restaurante del templo local de ídolos y podían tener una fiesta juntos!  Esto ilustra la victoria suprema de la cristiandad sobre el diablo y su mundo (Lucas 10:18-20;  Hechos 26:18).

Es desafortunado que los Testigos de Jehová están ciegos sobre lo que es nuestra libertad en Cristo.  Como los Fariseos, ellos están limitados por las reglas y miedos respecto a los días de fiestas, objetos y ciertas personas. Si ellos entendieran los principios de la raíz en la carta de Pablo a los Colosenses dónde él dice:

Ustedes están unidos a Cristo por medio de su muerte en la cruz, y ya no están sometidos a los espíritus que gobiernan este mundo. Entonces, ¿por qué se comportan como si todavía estuvieran bajo su dominio? ¿Por qué obedecen a quienes les dicen “No toquen esto”, “No coman eso”, “No prueben aquello”?  Esas reglas no son más que enseñanzas humanas, que con el tiempo van perdiendo su valor.  No se puede negar que son útiles, porque enseñan acerca de la conducta religiosa, la humildad y el dominio del cuerpo. Pero lo cierto es que no ayudan a combatir los malos deseos de nuestra naturaleza humana. (Biblia en Lenguaje Sencillo)

Sea que usted escoja celebrar los días de fiestas tradicionales o no, no sienta que a Dios le importa de una manera o de otra. Lo qué a él si le importa es si usted le ama de todo corazón, y que amen a su prójimo como a usted mismo.  Caer en la esclavitud religiosa sobre temas como estos no ayuda en nada a combatir los malos deseos de nuestra naturaleza humana como Pablo nos dijo anteriormente. Para crecer en Cristo, significa tener la libertad vivir en este mundo pecador, y sin embargo no ser afectado por su idolatría.


Volver a Español

 

see catalog


back to Home Page