Las Imágenes Paternales En los Cultos: 

Por qué Ellas Tienen Tanto Control

Por  Randall Watters         http://www.freeminds.org/psych/fatherimages.htm

localidad: el país Socialista de Guyana en América del Sur en 1977, el nuevo hogar de sobre 900 americanos seguidores del pastor Jim Jones, quienes recientemente en su mayoría habían emigrado de San Francisco. Se celebran reuniones por la noche para discutir sobre lo que perciben como sus enemigos, y las discusiones están cargadas de paranoia. 

¿Jim Jones les pregunta a su pueblo, “Qué piensan ustedes que debe hacerse a sus parientes [quiénes han dejado la iglesia]?”

 

Una voz masculina:  “me gustaría MATAR a mi tal llamado hermano y a Bill Aarons por toda la bazofia que ambos han causado durante los años desde que ellos se fueron.” 

 

Una voz femenina:  “Sandy sabía que ésta era la última esperanza para muchas personas incluyendo los niños y como ella quiere aliarse con las personas que desean destruir este lugar, yo pienso que a ella debe eliminarse”.

“¿Cómo?” 

la voz femenina de nuevo:  ...si su cráneo fuera hendido él serviría un buen propósito”. 

 

Los lazos paternales no tan sólo son un fenómeno social, ellos son muy primordiales. La madre es la que nutre, el padre es el protector y también sirve para proporcionar la dirección y “religión” de sus niños. Si un niño es abandonado o rechazado por su madre o su padre, no importa la cantidad de razonamiento corrector que se haga no le podrá quitar el dolor emocional que siente un niño, y tampoco se le quitará con el pasar de los años.

 

La unidad familiar también incluye muchas experiencias primarias, de modo que si un miembro de la familia no ha tenido ciertas experiencias, él pueda sentir una necesidad distinguida de tomar parte en lo qué le está faltando durante el trascurso. Entre tales experiencias primarias familiares están las siguientes:

• una jerarquía (la cadena de orden) 

• un líder fuerte sobre de todos 

• dirección / metas 

• un enemigo común para depender en contra 

• algo sagrado (una  “religión”) 

• la exclusividad (el orgullo familiar) 

• costumbres y tabúes 

• la justicia y castigo 

• el favoritismo 

Tales aspectos de vida familiar no son “malos”, ellos son normales y se presentan en todas las sociedades humanas así como en todo el reino animal. Los padres que son buenos promueven experiencias saludables que se conviertan en parte de la identidad personal de uno y su estilo. El problema comienza cuando un padre abusa de su autoridad y al dar órdenes los demás sufren daños.  Los padres abusivos físicamente y sexualmente, con actitudes dictatoriales y reglas ásperas diseñadas para legislar acciones contra todos sin tener en cuenta sus necesidades personales o los deseos que son bastante comúnes. Las experiencias negativas tales como éstas también se vuelven parte de la identidad de uno, debido a eso surge la necesidad de terapia grupal tratando con los niños de alcohólicos, los físicamente y sexualmente abusamos, etc.

 

La psique humana buscará maneras de llenar  este “vacío familiar”.  Quién sabe si todavía estamos buscando esa imagen paternal que nosotros anhelábamos cuando niños.  Tal vez la vida se ha puesto demasiado incierta; acabamos de perder nuestro empleo, a un compañero, o nos mudamos a un lugar extraño, y necesitamos algo más sólido donde poner nuestra fe.  Quizá nosotros estamos cansados de ser un “don nadie”, y deseamos penetrar en el poder de un líder carismático, y compartir su foco de atención. Quizás sólo queremos vivir una vida buena fuera de las drogas o el alcohol, y una nueva familia con un padre fuerte nos ayudará a lograr esto a través de unas pautas estrictas que practiquemos.

 

Las personas no se unen a los cultos debido a la doctrina; ellos, se comprometen con un grupo porque ellos necesitan una nueva familia. Las doctrinas se vuelven sencillamente parte del paquete familiar.

 

Los cultos como una Extensión Familiar 

Los cultos simplemente son una extensión de la familia con una nueva jerarquía. Hay una imagen de un padre en la mayoría de todos ellos, o en algunos casos hay una imagen muy fuerte de la madre.  El “orden mimado” en esta extensión familiar es una que se hace obvio una vez comienza uno, la dirección o metas son puestas bien claras, y constantemente se predica contra el enemigo común. No se hace pregunta alguna entre los adeptos acerca de lo que es sagrado y lo que es profano. Estas cosas se enseñan a través de ambos, lo que tienen escrito y la instrucción verbal, así como observando y experimentando la vara del sistema judicial del grupo. El favoritismo es inevitable, pero cuando se acopla con el abuso de poder este se convierte en uno  opresivo. 

 

La diferencia entre la experiencia familiar y la experiencia de un culto generalmente radica en el grado de abuso experimentado, así como en el uso del engaño. Los ministerios e individuos que atacan el concepto del “control mental por los cultos modernos” están errando el punto cuando ellos dicen que eso no existe. En la realidad, es su concepto testaferro de lo que el “control mental” significa,  en otras palabras, que ya no existe el cuadro de un culto que usa  técnicas de lavado de cerebro para cambiar a una persona en contra de su voluntad.  Realmente tales técnicas del lavado de cerebro no son tan poderosas a largo plazo y han sido abandonadas por la mayoría;  sin embargo, un escenario de una “extensión de la familia” con sus formas complejas y sutiles de control absoluto, engaño y abuso es por mucho la mejor forma clásica y poderosa de control mental de un culto. También es un modelo que es más fácil de entender, asumiendo que uno a vivido dentro de su propia familia, especialmente si es una abusiva. El concepto de “cultos” ya no es uno misterioso o extraño, pero es bastante predecible y que se tolera en la sociedad.

 

La religión (como un sistema de creencia) se cita a menudo como una fuerza desarrollada, en ambos casos ya sean ecuménicos así como en asuntos de materias políticas.  Sin embargo, la realidad, es que las doctrinas son una de las muchas formas de control dentro de esa extensión familiar. La mayoría de los abusos y el engaño tienen realmente su origen en la figura paternal quien es el líder, en lugar de ser sostenidas por alguna “escritura” que se tenga en estima. En el caso de las figuras paternales abusivas que usan la Biblia, toda clase de conceptos torcidos se enseñan usando la Biblia, dónde los pasajes normalmente son sacados fuera de contexto o totalmente interpretados mal. ¿Por qué? Por causa del control, y para pretender tener todas las respuestas. ¿No se supone que los padres tengan todas las respuestas? Muchas personas piensan que sí, y van buscando un sistema o ideología que les proporcionen respuestas sencillas a los asuntos complejos. Lo qué ellos no comprenden es que detrás de cada sistema que tiene unas creencias bien sencillas (sea una religión o una ideología seglar), hay una imagen recóndita de un padre abusivo.

 

 

Modelo de un Culto Ruin

Muy pocos padres por naturaleza intencionalmente son malos, si usted define a malo ser moralmente ruin o maléfico. Los padres abusivos justifican su conducta alegando que es necesaria para mantener en línea a la familia. Las formas más sensibles y afectuosas de guiar a una familia ni siquiera se consideran seriamente. Se cree que una “mano firme” es la única manera de llevarlos.

 

La raíz de tales pensamientos se encuentra en la falta de confianza de los miembros familiares y la falta de comunicación franca con ellos. Un padre abusivo puede conocer muy bien las conductas y tendencias de su familia, pero raramente habla de forma íntima con los miembros individuales en una escena vulnerable, a menos que no sea para usarlo como otra herramienta para abusar de ellos.  Siendo que él no los conoce bien, él no puede confiar en ellos, y les atribuye toda clase de malos motivos. Su cargo de conciencia personales sobre sus propios fracasos morales lo complica aún más, haciéndolo cada vez menos y menos vulnerable con su familia. Él debe proporcionar una dura apariencia invencible exterior, para que la familia siempre lo respete, para que los miembros de la familia aprendan que no pueden usar algo contra él como una forma de venganza.

 

Usando la baraja de “Dios” es la última herramienta; si el padre está siendo presuntamente guiado por Dios en sus acciones, la familia simplemente no puede cuestionar esas acciones o motivos, y ellos serán marcados como unos antagonistas contra Dios si lo hacen. Esto lleva la intención de hacerles sentir demasiado culpables para cuestionar a “papá”.

 

Dejar la familia debido a los abusos siempre se enmarca como una falla moral departe del miembro que se va, y no sobre el padre. La culpa y el miedo le impiden a la mayoría salir o incluso quejarse. El padre, perdido en su propia depravación moral y desconfianza, no puede comprender cómo la vida pudiera continuar de otra forma que sea diferente. Él no entiende los conceptos de la gracia, el perdón, y el amor, y rara vez tiene alguna verdadera empatía por los demás. Él sólo entiende la culpa y el temor, las dos fuerzas más poderosas que lo motivan a él,  y por eso usa este poder para controlar a otros de la misma manera.  El que se convierta o no en el futuro en un monstruo como Jim Jones dependerá enormemente de las circunstancias y el grado de poder que él eventualmente acumule.

 

Si usted quiere experimentar el poder de un líder de un culto sobre su familia, enérgicamente le recomiendo la cinta de audio casete en inglés: “Father Cares: The Last of Jonestown  [“Papá se Preocupa: Lo Último de Jonestown”] (en nuestra lista de materiales).  Se acumularon de centenares de cintas de audio casetes (900 horas de predicación) encontradas  después de la matanza de Guyana en Jonestown, y se editaron en una cinta, completadas con las expresiones auténticas de los miembros individuales, igual a aquéllos mencionados al principio de este artículo. Póngase usted mismo entre esta audiencia, a  miles de millas lejanas en una selva, totalmente separado de su familia y la sociedad como bien nosotros conocemos, y usted podrá imaginar cómo usted, también, podía eventualmente haber sucumbido ante tal monstruo. La educación es en definitiva la mejor protección. Simplemente siendo un cristiano o una persona buena y moral no es suficiente; ya que muchos de éstos murieron bajo el hechizo de Jonestown.  Muchos cristianos ahora mismo están siendo engañados por una familia extendida, debido a que ellos no entienden el escenario de tal abuso.

 

Educando a las personas acerca de lo que es doctrina correcta contra la incorrecta no es la mejor respuesta, y hará muy poco para confrontar los abusos de un padre / líder. Las víctimas de sus abusos, mientras estén todavía bajo su hechizo, siempre a él lo defenderán en un argumento ante los extraños.  Eso es natural en este tipo de control.  Algunos lo llaman hipnotismo otros lo llaman control mental, pero principalmente es el poder de la imagen de un padre.  No se necesita a Satanás y sus demonios, hechizos hipnóticos y ni siquiera la magia negra para que tal control funcione eficazmente.  En tales casos usted estará perdiendo su tiempo si discute sobre doctrina.  Mientras que muchos ministerios se enfocan enseñando sobre doctrinas correctas al miembro del culto, o pierden mucho tiempo intentando venderles libros sobre los pasajes de las escrituras y cómo ellos fueron torcidos por los líderes del culto, ellos con frecuencia fallan al no dar en el blanco por una milla. Si una esposa o un niño están siendo golpeado por su padre natural, usted primero expone el abuso, y después cuando usted tenga tiempo puede investigar las razones que da el padre para cometer sus crímenes. Igualmente, una vez la víctima queda libre de la imagen abusiva del padre, será bastante fácil discernir cómo el abusador torció la Biblia, aunque puede requerir un poco de la ayuda de amigos que puedan demostrar los hábitos del estudio apropiados.