reimprimido de la revista en inglés de Nov. / Dic. 1995 Free Minds Journal

http://www.freeminds.org/history/new1914.htm

"Generación de 1914" Desechada por la Watchtower  

Por Randall Watters

Traducido Por David García

"1914 Generation" Discarded by Watchtower

Pocos Testigos de Jehová entendieron las implicaciones a largo alcance de dos charlas públicas que se dieron en la Convención de Instrucciones Divinas por la Watchtower para el 1993.   Sin embargo, para los experimentados que velan estos cultos, no fue sorpresa alguna ver que ellos estaban preparando el terreno para hacer el cambio inevitable que tenía que llegar tarde o temprano.  

La Luz cambiante  

Durante varias décadas, la revista La Atalaya ha enseñado que el 1914 marcó la presencia invisible de Cristo, y la generación que vio los eventos mundiales que ocurrieron en 1914 serían testigos del fin de los gobiernos terrenales y el establecimiento del Reino de Dios sobre la tierra.  La Atalaya del 1º de mayo de 1985 (Pág. 4) hace la declaración que: “Así que, antes que la generación de 1914 desaparezca por completo, el juicio de Dios se tiene que ejecutar”. Originalmente, fue enseñado que aquéllos que “pudieron observar” que podría discernir el cumplimiento de sus palabras y entender los eventos que ocurrieron en 1914 formaban esa generación [vea La Atalaya del 1º de enero de 1979 Pág. 30, y La Atalaya del 1º de abril de 1981 Pág. 30], pero años después el cuerpo gobernante de los Testigos de Jehová comenzó a dar indicaciones que aquéllos que nacieron alrededor de 1914 eran los que componían esa generación (a juzgar, esto para comprar más tiempo y extender el fin-- Vea La Atalaya de 15 de mayo de 1984, Pág. 5) 

Mientras que el paso de esta “generación” hizo necesario un cambio de interpretación, al parecer ha habido un poco de vacilación por parte de su cuerpo gobernante en años recientes concerniente a cómo ellos iban a reinterpretar la doctrina de la “generación de 1914”. La primera evidencia 1  imprimida de tal vacilación llegó con la edición de la revista ¡Despertad! del 8 de enero de 1987.  El encabezamiento tradicional en la página 4: “porqué se publica ¡Despertad!”, se descontinuó, la declaración que dice: “...antes que desaparezca la  generación que vio los acontecimientos de 1914”, sólo para reasumir la declaración nuevamente con la edición del 8 de marzo de 1988 en adelante.  No obstante, con el descargo de la revista ¡Despertad! de 1996, se alteró para evitar mencionar en lo absoluto la parte de “1914” y la “generación”.

Un cambio similar que es muy difícil notarlo ocurrió en 1989 cuando ellos reimprimieron La Atalaya del 1º de enero de 1989  en forma de libros (“En volúmenes”). En la página 12 de la revista habían dicho que: “El apóstol Pablo iba a la vanguardia de la actividad misional cristiana. También estaba colocando los cimientos para una obra que se completaría en el siglo 20”,  pero al final del año cuando los volúmenes fueron completados, la frase se cambió a: “...una obra que se completaría en nuestros tiempos.” Inevitablemente revelando su propia inseguridad sobre pertenecer a esa “generación especial”.  Al parecer, la Sociedad Watchtower ya no tenía confianza que el Armagedón ocurriría después de todo en el siglo 20. 

Al parecer ahora el cuerpo gobernante ha encontrado una solución al dilema, y “están preparando el terreno”, dándoles a los Testigos un aperitivo de un cambio que viene, sin descubrir todas las enormes implicaciones en este cambio doctrinal.  

1993 Discurso en la Convención  

Dos charlas especiales:  “¿Qué será la señal de tu presencia?”, y “Dinos: ¿Cuándo serán estas cosas?”,  se dieron el sábado de 1993 por la tarde en su Convención de Distrito sobre Instrucciones Divinas. Éstas se dieron con la intención de preparar el camino para “la nueva luz” sobre la enseñanza, que nosotros estamos viviendo en la generación que verá el fin del mundo, pero con la intención de cambiar ese entendimiento.  

Los cambios o “clarificaciones” que se hicieron por el cuerpo gobernante en 1993 concerniente a su comprensión de Mateo 24, Lucas 21 y Marcos 13 fueron como sigue: 

1)  Donde en Mt. 24:14 dicen “y entonces vendrá el fin”, inicialmente esto se refería a la destrucción de Jerusalén en el 70 D.C., y ERA EN REFERENCIA AL SISTEMA DE ADORACIÓN JUDÍA. (Anteriormente, a ellos se les hacía bien difícil aplicar este “fin” a los eventos del primer siglo.) El verso 14 antes se entendía como que se aplicaba principalmente a nuestros días, y no al fin del sistema judío.  Pero como se verá, ahora ellos se inclinan más para hacer que el pasaje se aplique al primer siglo de lo que se reconocía previamente.  

2)  La aplicación de Mt. 24:29 que dice: “Inmediatamente después de la tribulación de aquellos días el sol será oscurecido, y la luna no dará su luz, y las estrellas caerán del cielo, y los poderes de los cielos serán sacudidos” se ha cambiado a una interpretación más realista. (¡Previamente, “inmediatamente después” realmente significaba casi 2000 años después, indicando que los eventos celestiales no ocurrirían sino hasta nuestros días!  Los eventos celestiales se interpretaron para que significaran la proliferación de cohetes, satélites, etc., eso parecía ver los cielos ominosos - Vea La Atalaya de 1º de agosto de 1983, Pág. 8)  Pero ahora, el cuerpo gobernante dice que los eventos celestiales tuvieron su cumplimiento inicial durante el tiempo de la destrucción de Jerusalén en el año 70 D.C., pero que también tendrá un cumplimiento mayor después, durante la gran tribulación. 

Siendo que la Watchtower reconoce que Hechos 2:14-21 es un relato muy similar a Mt. 24:29, ahora ellos interpretan ambos pasajes mas o menos de la misma manera. Debido a que los eventos circundantes que ocurrieron en Hechos en Pentecostés no incluyeron “el sol se puso negro como tela de cilicio, y la luna se volvió toda como sangre”, esto al parecer se refirió más, a los eventos que ocurrieron unos años después en el 70 D.C. (Josefo el historiador judío escribe sobre unas ocurrencias de “lluvia, relámpago, y oscuridad” acompañando la destrucción de Jerusalén.)  Estas señales inclusive, ocurrirían aun más en su cumplimiento secundario, o el cumplimiento de los eventos contemporáneos (en forma de ataque contra las demás religiones durante la “gran tribulación”. 

De forma similar, Mt. 24:30,31 se interpreta como que ocurre después de que comience la gran tribulación. Después de su inicio (en el verso 29), se manifestará “entonces aparecerá en el cielo la señal del Hijo del hombre, y entonces todas las tribus de la tierra se golpearán en lamento, y verán al Hijo del hombre viniendo sobre las nubes del cielo con poder y gran gloria”. (Esto presuntamente, debido a la “obvia” naturaleza cataclísmica de los eventos que ocurrirán.) ¡No hay cambios nuevos aquí, pero una clarificación se hace respecto al verso 31:  ¡Los ángeles son enviados para reunir los escogidos (el remanente “ungido”) DURANTE este período de tiempo, y no antes!  Por consiguiente, técnicamente, reunir a los ungidos no ha sucedido todavía. La elección ya ha ocurrido (como previamente se entendía), pero no el reunir del “remanente”. ¡El punto es, que los versos 29-31 técnicamente se aplican sólo durante la gran tribulación!

____________

Revisando esto hasta aquí, el cuerpo gobernantes señala a Mt. 24, Lucas 21 y Marcos 13 como que indican este ORDEN DE EVENTOS:  

a) El comienzo de la gran tribulación atacando la cristiandad (Mt. 24:29; Marcos 13:24,25; Lucas 21:25, 26)  

b) La aparición de la señal del Hijo del hombre (Mt. 24:30; Marcos 13:26; Lucas 21:27)  

c) La reunión de los “ungidos” (Mt. 24:31; Marcos 13:27; Lucas 21:28)  

d) La destrucción final de este sistema malvado

3)  ¡Siendo que el pasaje: “de ningún modo pasará esta generación hasta que sucedan todas estas cosas”, SIGUE después de los versos que describen la gran tribulación, ellos visualizaron una interpretación que “esta generación” pudieran ser aquéllos ¡QUÉ TUVIESEN SUFICIENTEMENTE EDAD PARA PRESENCIAR EL COMENZO DE LA GRAN TRIBULACIÓN!  Esto dejaría ampliamente una puerta abierta para CUÁNDO la gran tribulación podría comenzar.  ¡El Armagedón podría aplazarse por cien años o más!

Debates adicionales entre los miembros del cuerpo gobernante desde 1993 sobre este tema han resultado en un entendimiento “clarificado” en cuanto a esta “generación”.  En La Atalaya del 15 de octubre de 1995, ellos decidieron identificar la “generación” con la humanidad perversa, desobediente, y así la despojaron de cualquier horario calculable (es decir, la hicieron simplemente una “época” de personas que no conocen a Dios.)  Ellos repiten sus antiguos refranes que nosotros estamos en lo recóndito de los últimos días, y que Cristo volvió invisiblemente en 1914, pero eso no puede contar 70 o 80 años desde el 1914 hasta llegar al Armagedón.

Noten lo que dice La Atalaya de 1º del noviembre de 1995, en Pág. 31: 

“Por consiguiente, cuando los apóstoles oyeron a Jesús referirse a “esta generación”, ¿qué podían concluir? Aunque nosotros sabemos ahora por la historia que la destrucción de Jerusalén en la “gran tribulación” ocurrió treinta y siete años después, los apóstoles que escucharon a Jesús no podían saberlo.  Más bien, la mención de una “generación” debió comunicarles la idea de un grupo de personas que viven durante un tiempo limitado,...”

La misma Atalaya de 1º del noviembre de 1995, en Pág.19, Párr.12, también dice: 

“Por lo tanto, en el cumplimiento final de la profecía de Jesús en nuestros días, parece ser que “esta generación” se refiere a los pueblos de la Tierra que ven la señal de la presencia de Cristo pero no corrigen sus caminos.  A diferencia de estos, los discípulos de Jesús no permitimos que el estilo de vida de “esta generación” nos moldee.” - w95 1/11 19 

La Watchtower ha intentado encubrir la decepción de Cristo no haber hecho lo que ellos querían que él hiciera durante todos estos años aplicando un tipo de “entronización gradual”.  Cuando él les falló al no traer el fin del mundo en su supuesta entronización en 1914, ellos reclamaron que él aún no había ejercido toda su majestad de lleno, en el sentido de JUZGAR la tierra. Hasta la Atalaya actual, ellos reclamaron que Cristo se convirtió en rey sobre la congregación cristiana en el 33 E.C., luego se convirtió en el rey de todo el mundo en 1914, y entonces comenzó a juzgar al “remanente” de los hermanos de Cristo (favorablemente) y a la cristiandad (desfavorablemente), y comenzó a separar las ovejas de las cabras para juicio.

Ahora, aunque todavía reteniendo el “juzgar de la cristiandad”, se dice que Cristo ha “inspeccionado juzgando” el “remanente ungido”, y el separar las ovejas de las cabras no ha empezado todavía.  La “separación” supuestamente comenzará en la “gran tribulación”, que PRONTO vendrá.

Los Testigos ya están aprendiendo a “disimular”  la importancia de estos cambios, aunque todavía la mayoría no ha percibido sus implicaciones. 

Los Testigos durante décadas se han aferrado al 1914 como el “bajar del telón final” en la obra del mundo, para pronto ser seguido por un paraíso en la tierra.  Una expectativa que, ha hecho a tantos miles, vender sus casas, abandonar sus profesiones, renunciar a una educación universitaria para así obtener un trabajo menos provechoso y un estilo de vida precario.  Muchos decidieron no tener hijos, otros desatendieron una asistencia médica vital, juraron celibato para darle más de su tiempo a la Watchtower.  La mayoría de los Testigos han mordido sus labios saliendo a caminar en el frío, en días tormentosos para distribuir las palabras de unos hombres viejos en Brooklyn quienes increíblemente ejercen un control sobre más de casi 10 millones de personas.  Para muchos de los Testigos más viejos, sus esperanzas se desmenuzaron.  Durante algún tiempo ellos habían sospechado que no todo en Brooklyn, después de todo estaba inspirado, pero ahora les llegó el tiempo de tomar una decisión.  Algunos, han podido observar, al igual que en la película del Mago de Oz al pequeño perrito Toto halar el telón hacia atrás, exponiendo así a un hombre viejo y tonto detrás.  Lo que significará para muchos enojo, depresión, y posiblemente muchos suicidios más. Esperemos que muchos de estos que claman por ayuda puedan encontrar el amor de Dios, manifestado en Jesús.  

1 Ray Franz, miembro anterior del cuerpo gobernante de la Sociedad de Biblia & Tratados Watchtower en su libro Crisis de Conciencia señala que la Watchtower había intentado durante varios años comprar más tiempo para atrasar el Armagedón, cuando sus expectativas fallaron, particularmente con la predicción que el año 1975 traería el Armagedón. Según Franz, ellos estaban considerando cambiar la expresión esta generación a la gente que vivía a partir del 1957, pero tal cambio se rechazó por la mayoría de los votos en las sesiones secretas del cuerpo gobernante. (Crisis de Conciencia, Pág. 247-9)

Resumen  

La “generación de 1914” se ha redefinido. Ahora, la generación que nació alrededor del año 1914 no serán quienes verán las profecías de Mateo 24 cumplirse antes de que todos se mueran; más bien son cualquiera que sean parte de la generación mala que sea testigo de los eventos en Mateo 24 quiénes verán a Cristo retornar para ejecutar su juicio (por supuesto invisiblemente).  La información simplemente se ha insinuado pero oficialmente ya empezó con La Atalaya del 15 de octubre de 1995,  y confirmado con La Atalaya del 1º del noviembre de 1995.  De forma similar, la obra de separar las “ovejas y las cabras” que una vez había empezado en el 1914 ahora resulta que todavía no ha empezado ni empezará sino hasta después de la Gran Tribulación. 


follow-up: 1914 "Generation" Returns?

see original speculation on 1993 Convention talks

back to Free Minds, Inc. Home Page

Volver a Español