Lo siguiente es una carta enviada al Cuerpo Gobernante de la Watchtower en 1981 como una carta de resignación y reproche con respecto a la manera que se trataron los miembros de la familia en Betel durante el “incidente Franz” del 1979-1980 en las oficinas de la sede principal en Brooklyn. Al tiempo de escribir esta carta, Randall era un anciano en la Congregación de Los Testigos de Jehová del Aeropuerto en El Segundo, California (Los Ángeles). Randall rehusó tener una reunión convocada por los ancianos locales después de que ellos recibieron una copia de esta carta, y como consecuencia se le vio como un “ desasociado”.  Ésta fue una de las primeras contestaciones impresas enviada al Cuerpo Gobernante de la Watchtower que considera los eventos ocurridos en Betel  en 1979-1980. Para más información, lea   La Sociedad de Biblias y Tratados La Torre del Vigía - Los Años Críticos. 

22 de enero de 1981  

Estimados Miembros del Cuerpo Gobernante,  

Esta no es una carta fácil de escribir, considerando que yo, hasta reciente había pasado casi seis años en Betel trabajando con ustedes, sirviendo como un anciano y supervisor de la fábrica en Betel. Yo hice mí trabajo utilizando lo mejor de mi habilidad, como muchos de ustedes están bien conscientes.  

Salí de Betel el pasado julio. Les expliqué que yo tenía situaciones familiares que necesitaban ser aclaradas. Aunque esto era realidad; sin embargo, no mencioné que en mi último año en mi servicio en Betel llegué a comprender muchas cosas, lo suficiente para causarme querer salir, como lo han hecho muchos otros fieles en los últimos meses.  

Como lo hace la mayoría de todos los que vienen a Betel para quedarse, yo estaba bajo el temor reverente de los hombres en las posiciones responsables, sobre todo N.H. Knorr y luego los miembros del cuerpo gobernante.  Por supuesto, con el tiempo, yo también vi que ustedes eran humanos, igualmente; y que todos nosotros tenemos limitaciones. Pero en el último par de años, me parece a mí que no se ha reflejado la personalidad de Cristo en sus relaciones con los demás. 

Habiendo sido un cabecilla de mesa, estaba siempre por las mañanas para la discusión del texto.  Con el tiempo yo comencé a descubrir una campaña sutil de su parte apuntada a desacreditar a un compañero miembro del cuerpo así como a otros cuyas creencias en ciertas doctrinas organizacionales diferían de la mayoría.  

Me supongo que ustedes podrían decir que yo sabía realmente un poco más sobre la situación que los demás. Comencé a ver cómo Ray Franz se había convertido en un ‘aguijón’  en sus reuniones semanales, debido al hecho que él siempre buscó el acercamiento bíblico, en lugar de las tradiciones o de las opiniones populares. Ustedes en realidad comenzaron a ignorarlo frecuentemente, y esto contribuyó indudablemente a él tener que tomar una licencia extendida para ausentarse el año pasado.

No muchos saben cómo, para principio de los años sesenta,  se comisionaron a Ray, Ed Dunlap y Reinhard Lengtat para compendiar el libro AYUDA” y cómo Fred Franz les había dicho que examinaran realmente la Biblia para asegurarse que tuviéramos la comprensión correcta en ciertas cosas; y que si necesitáramos hacer algunos cambios, que lo haríamos. Nosotros obtuvimos un entendimiento más exacto de muchas materias, incluso de los ancianos en las congregaciones del 1er siglo.  Sin embargo, con el tiempo algunas de las ‘pruebas’ que apoyaban nuestras doctrinas sobre la cronología y los últimos días, así como la distinción de la clase de ‘las otras ovejas’ se reveló ser algo bastante inseguro; esto sin mencionar las palabras de Pablo en Romanos y Gálatas que muestran a los cristianos viviendo por la fe y no por las obras de la ley. No obstante, ustedes se negaron repetidamente a considerar estas cosas.   

Fue infortunado que algunos de los ancianos hispanos en una congregación local hablaron a su congregación de la manera como ellos lo hicieron el pasado 31 de marzo. Pero en lugar de manejar esto de una manera tranquila, usted llamó a Chris y Norma Sánchez y Néstor Kuilan que no tenían nada que ver directamente con eso y usted los expulsó a todos ellos, a pesar del hecho que ellos habían pasado muchos años en servicio fiel en posiciones de responsabilidad. Cuando yo leí la carta de apelación que Chris escribió después, fue muy doloroso ver el trato frío que ellos recibieron y cómo les llamaron sobrenombres como “suckers” (bonachones ignorantes) y ‘mentirosos’ por aquéllos que reclaman ser cristianos, incluso un miembro del cuerpo gobernante.

Entonces ustedes formaron otro comité para idear como entrampar a Ray mediante confesiones grabadas extraídas de sus amigos íntimos sobre cosas que él les había dicho en privado a ellos, esto me estremeció.  Dos semanas se pasaron grabando cintas, y entonces procedieron a volverlo a llamar de su licencia de ausencia y sentarlo en un cuarto y ponerle a él todas las cintas a escucharlas delante de todos. Yo me hubiese echado a llorar.  Entonces ustedes le hicieron de todo menos expulsarlo y él tuvo que marcharse, pero éste era simplemente el principio. Ed Dunlap fue cuestionado extensivamente, y cuando él no cedería en lo que él sentía sobre todo esto, él fue expulsado. Entonces yo vi cómo ustedes empezaron a interrogar a todos en la sección del departamento de redacción, no por su lealtad a Dios y Cristo, sino hacia la Sociedad Watchtower. El Hermano Lingtadt  fue puesto a través de intensa interrogación por más de 20 horas y se le sujetó a un interrogatorio que se le hace a un preso.  Fui estremecido al encontrar, que otros tenían sus llamadas telefónicas personales re-dirigidas a través de la sección del departamento de servicio en orden  de poder espiarles y ‘cogerlos’. Algunos de los que se reunían en sus cuartos para estudiar la Biblia juntos se les llamaron y se les dijo que descontinuaran esto. Una serie de ‘preguntas especiales’ fueron preparadas y muchos tuvieron que tomar un examen de ‘lealtad’ para ver si ellos eran sospechosos de tener conocimiento sobre estas cosas.

Cuando Albert Schroeder dio su advertencia sobre la ‘apostasía’ a la familia, yo esperaba alguna información aclaratoria para la familia. En cambio, el odio brilló de sus ojos cuando él procedió a empequeñecer a cualquiera que tuviera alguna duda sobre las interpretaciones de la Sociedad, diciendo que tales personas eran débiles en la fe u orgulloso y presuntuoso. Entonces en su charla más tarde a los ancianos de Betel, Schroeder no se detuvo para nada tirando de la palabra ‘organización’ sin usar las escrituras. Él llamó la organización nuestra ‘madre’ y dijo, “Ella tiene el derecho de hacer reglas y regulaciones para nosotros”, y entonces sosteniendo el libro Branch Organization Procedure señaló sus 1,177 reglas y regulaciones,  sabiendo demasiado bien lo que dice Romanos 7: 6 sobre los Cristianos seguir los ‘códigos escritos’.  Luego él entonces realmente admite que las creencias de aquéllos que se despidieron no era una apostasía de la Biblia, pero de la organización. ¿Hay una diferencia, verdad que sí? 

He logrado encontrar algunas palabras del propio C.T. Russell que les haría bien a ustedes considerarlas:  “El esfuerzo por compeler a todos los hombres a pensar igualmente en todos los asuntos, culminó en la gran apostasía y el desarrollo del gran sistema papal, y por eso el evangelio, la única fe que Pablo y los otros apóstoles presentaron, se perdió – enterrada bajo la masa de decretos sin inspiración de los papas y concilios.  La unidad de la primera iglesia, basada en el evangelio simple y sostenida sólo por el amor, dio lugar a la esclavitud de la Iglesia de Roma...  Cada nuevo movimiento de la reforma ha hecho un intento fracasado de formar un credo lo suficientemente grande para sus primeros fundadores”. La Watchtower  [La Atalaya en inglés]  de septiembre  del 1893, página 1572

Poco después de las expulsiones y las charlas, cada uno de ustedes consiguió su turno en la mesa para acumular insultos contra estos individuos y a otros, incluso ni siquiera titubearon al torcer el significado de las escrituras que ustedes usaron. A las personas que no aceptaban completamente todo lo que el WT enseña se les denominó como ‘fornicadores espirituales’, ‘mentalmente enfermo’, y ‘demente’. Tengo conocimiento que aún al día de hoy todavía esto continúa, esto para mucha aversión de muchos en la familia.  

Nosotros nos esforzamos por impresionar a otros con el pensamiento de que nosotros no tenemos una distinción de una clase de clero laicos. Pero nosotros parece que tenemos un mediador entre Cristo y los hombres, y ese es el cuerpo gobernante. ¿Recuerdan cuándo el hermano Klein dijo en privado que Franz (Fred)  “ha sido nuestro oráculo durante los últimos 67 años”?  Muy pocas personas saben que el hombre era el escritor-fantasma de los libros de Rutherford y quién soñó despierto todos los tipos y anticipos que nosotros todavía sostenemos.  Esos ‘tipos’ supuestamente identifican las ‘distinciones de clase’ y añaden apoyo a la distinción de aquellos quienes interpretan las escrituras y aquéllos que aceptan esas interpretaciones como que estos son de Dios. En los últimos meses, yo recuerdo al hermano Klein animándonos a no estudiar ‘demasiado en serio’ la Biblia sino que ‘desarrolláramos aficiones para mantener nuestras mentes fuera de dudas’.

Una cosa es reclamar que la Biblia es la Palabra de Dios y que está incompleta; otra cosa, es decir, que nosotros necesitamos a alguien que la interprete para nosotros. El mismo sentimiento existe hoy día al igual como en los días de Russell, y lo cito:  “Además, no sólo encontramos que las personas no pueden ver el plan divino estudiando la Biblia por si misma, pero nosotros también, vemos, que todo aquel que deja a un lado los Estudios de las Escrituras, incluso después de haberlos usado... después de haberlos leído durante diez años, y los ignora y va sólo a la Biblia,  aunque por diez años haya entendido su Biblia,  nuestra experiencia nos muestra que caería en la oscuridad al término de dos años”.  La revista Watchtower  [La Atalaya en inglés]  del 15 de septiembre del 1910, pág.  298.)

La misma actitud se despliega hoy sobre La Atalaya y otros libros; y nosotros terminamos leyéndolos y estudiándolos en lugar de la Palabra de Dios. Esto no muestra mucha fe en el poder de las escrituras y en el Espíritu Santo 

Enfrentémoslo, hermanos, esta organización ha cometido muchos errores; muchos de los cuales los amigos nunca han podido comprender.  Jesús nunca dijo que él sería la cabeza de alguna organización hecha por hombres y con reglas. Él es la cabeza de la congregación cristiana, y él les da su Espíritu a aquéllos quienes prosiguen la verdad.  El ser un miembro de una organización tiene muy poco que ver con el hecho de que usted sea aceptado por Jehová; es nuestro corazón quien dicta la historia. El insulto mayor a Jesucristo viene cuando ustedes les dicen a millones que ellos no pueden recibir el Espíritu de Dios para convertirse en sus hijos espirituales. Ustedes saben muy bien que esta bondad inmerecida les es ofrecida a todos los que lean la Palabra de Dios; y simplemente porque ustedes pensaron que el número que podría encajar en el cielo estaba lleno, primero en 1881, entonces 1918 y después 1935, ustedes le dicen a otros que ellos se mantendrán en la tierra y que tomará 1000 años para ser perfeccionados. Se intimidan a los recién llegados para que no compartan en el servicio memorial la cena del Señor. Ustedes no cree que ‘las otras ovejas’ son técnicamente Cristianos, como ustedes antes lo admitía hacen años (la revista WT de 1934 en inglés de agosto pág. 249).  Toda la base para la ‘clase de los Jonadab’ tiene sus  raíces en su cronología; diciendo que ustedes propusieron esta idea porque era tiempo para revelarla, aunque nadie más haya deducido tal conclusión alguna vez al leer la Biblia.

Bien, yo sé que ésta no es una carta muy alentadora. No obstante, parece que muy pocos tienen el valor para decir estas cosas, debido a la manera irrazonable que luego ellos enfrentan como consecuencia. Yo pienso que ustedes no han sido muy ‘discretos’ en el último año. Fieles, sí, pero no a Jesucristo; sólo a la organización. 

Yo no espero ni deseo hacer crear mareas de discrepancias entre ustedes. No todos ustedes tienen el espíritu mencionado aquí; Ustedes conocen quiénes son. Cientos de otros y yo que estuvimos cerca de ustedes desearíamos que mostraran el Espíritu de Cristo en los días que se avecinan; y trabajaran, no para la gloria de los hombres, pero para la gloria de nuestro excelso Jehová Dios. 

Sinceramente,

RANDALL WATTERS