7 de junio de 2002 

 Watchtower

25 Columbia Heights

Brooklyn Ny. 11201

Estimados Hermanos,

Les escribo con respecto a los recientes problemas que ustedes tienen con los pedofilos  dentro de la organización. La Biblia nos señala como un deber que: “Hablen confortadoramente a las almas abatidas, den su apoyo a los débiles” {1ª Tesalonicenses 5:14} entonces por qué es que  ustedes enfocan su atención en expulsar a las personas que simplemente están intentando asegurarse de que esta maldad sea erradicada. En los años del pasado la Sociedad Watchtower ha tenido que cambiar sus puntos de vistas de ciertos temas  porque los hermanos fueron iluminados acerca de nuevas perspectivas en las escrituras bíblicas.  Entonces por qué no pueden también tratar con el mismo cuidado este asunto de la pedofilia. Todos lo que se predica sobre cuán diferente es la organización de los Testigos de Jehová de otras iglesias y realmente eso es verdad. Ya que ustedes ni siquiera reconocen que tienen un problema legítimamente serio entre  los ancianos. Siendo que el hombre es corrupto yo pienso que Dios está asegurándose que todas las cosas salgan a la luz sea hoy o mañana. Esa carta que se leyó la semana pasada fue penosa. Cómo pudo la Sociedad Watchtower permitir a todos seguir pensando que las personas que hablaron sobre los verdaderos errores de los ancianos sean unos apóstatas. ¡YO PIENSO QUE ESO ES PERVERSO!!

En caso de que ustedes estén  preguntándose de cuál congregación soy, estoy en la congregación C en la Florida. A propósito quiero una contestación personal de ustedes. No envíen a los Ancianos a mi puerta. El correo electrónico es mucho más rápido estos días.

Atentamente,

 

W R