Mi Historia:   

He vivido siendo Testigo de Jehová por más de 43 años, he servido en las capacidades que me han sido designada por más de 20 años.  Fui precursor, serví en betel, he servido como siervo ministerial, anciano, enseñé en las escuelas de ancianos, serví en más de 100 comités judiciales, trabajé en muchas posiciones administrativas y directivas, di charlas en las convenciones de circuitos y de distrito. Después de muchos años de servicio, descubrí un problema que no se marchaba y debido a mis profundas convicciones  personales yo tenía que tomar una decisión acerca de sí yo podía permitir si este se encubriera mediante la agenda de la Watchtower. Este problema puede identificarse como la protección a los pedofilos dentro de la organización Watchtower. 

¿Cómo llegué a esta conclusión? En el año 2000 cuando estaba sirviendo en mi congregación local descubrí información que demostrada que había un compañero anciano que había molestado en múltiples ocasiones a un niño. El presidente del comité que atendió el asunto escogió encubrirlo para que nadie lo supiera.  Llevé esta información a la atención del Supervisor de Circuito quien también intentó ocultarla.  Escribí a la Sociedad, y ellos también quisieron encubrirla mediante simplemente removerlo como anciano pero me ordenaron que yo no lo informara a la policía. Yo tenía una simple opción, informarle a la policía sobre este ofensor sexual y esperar que me destituyeran de ser anciano por no seguir las directrices teocráticas o renunciar como anciano en forma de protesta, y hacer público el asunto, decirlo a la policía y a todo el mundo. Yo escogí el último curso.  Renuncié a la presidencia de supervisor y anciano, no sólo como protesta por lo que había sucedido localmente pero también para alertar al público que se les estaba haciendo daño a los niños y que la política de la Watchtower tenía que cambiar. Le escribí una carta al Cuerpo Gobernante, a la sección del Departamento de Servicio Legal, al Comité de Servicio, y al Comité Editorial de la Watchtower.  Identifiqué el problema y le pedí que tomaran acción, que atendieran este problema. Si usted desea leer mi carta usted puede hacerlo aquí CARTA a la WT.

La contestación personal que me dio la Watchtower a mí fue un simple, "aceptamos su resignación", al público y a la prensa, la contestación ha sido, "no hay ningún problema" y "nosotros no vamos a cambiar por nadie". Qué clase de humildad tienen estos hombres. Lea esta página en la red (website) y usted verá lo qué la Watchtower escoge ignorar, el lamento de las víctimas. Las ovejas han estado silenciadas, por tanto, tiempo.  Aterrorizadas de hablar, debido a las amenazas e intimidaciones expuestas por las directrices  de la Torre del Vigía para proteger la "imagen" de la organización de la Watchtower. Yo ofrezco esta página en la red (website) como un lugar para que las ovejas puedan bramar, hablar y decir cómo a ellos  les han herido. Yo creo que expresarse es parte del proceso curativo para las víctimas que han sido molestadas, también puede ayudarles ha acercarse rápidamente a un desenlace.  

En asunto se resume a que después de mucho esfuerzo intentando cambiar la política de la Watchtower desde adentro encontré que ya no podía "esperar en Jehová", yo no creo que Jehová quiere o permitiría que  un niño sea herido, mucho menos que continúe sufriendo y siendo molestado como resultado de la política de la Watchtower. Hay muchas personas buenas entre los Testigo de Jehová quiénes están perturbados profundamente por estos problemas. La triste verdad es que a ningún Testigo de Jehová se le permite desafiar ninguna política de la Watchtower. Si lo hacen ellos enfrentarían severas sanciones por la organización. 

Como un ejemplo sobre mi situación personal, la organización ha hecho que todos los miembros de mi congregación se nieguen a hablarme, cuando asisto a los servicios nadie se acerca a mí, o mi familia para  hacernos un comentario, cuando veo a los miembros de mi congregación en público ellos se niegan a reconocer que me conocen, sin embargo, cuando me reúno para hacer actividad de servicio de campo se me dice que me vaya solo en mi automóvil sin darme algún territorio, mi padre fue coercido para aparecer en un video a la prensa en el cual declaró que yo estaba mintiendo sobre este asunto (él no sabía nada del tema) se me ha informado que mis hermanos y hermanas han regado muchos rumores viciosos sobre mí y mi familia que son totalmente falsos, la madre de mi esposa y mis padres se niegan a tener que ver algo con sus nietos, ellos han escrito cartas que declaran que Dios nos matará por la posición que hemos asumido. Todo esto sin que a mí nunca se me haya sentado ante un comité judicial en toda mi vida. Mi familia y yo nunca hemos roto ninguna ley bíblica ni hemos desafiado ninguna doctrina de la congregación, todo lo que he intentado hacer, es decir, la verdad sobre cómo estaban lastimándose a estos niños. Yo no he sido ni expulsado o desasociado, sin embargo, así es cómo se castiga al que desafía una política de la Watchtower. 

Quizás esto pueda ayudarles a ustedes el público a entender por qué los Testigos de Jehová tienen miedo de desafiar aquellos que dirigen la organización. Yo sabía que no podía conseguir ayuda desde adentro por lo tanto la única manera en mi opinión, era hacerlo público y así exclamándolo públicamente obligaría a la Watchtower a hacer lo que era correcto para los niños. Yo creo que los Testigos de Jehová al final me lo agradecerán y comprenderán que este esfuerzo es verdaderamente un regalo para todos los hijos de los Testigos de Jehová de poder vivir sus pequeñas vidas con la oportunidad justa de no ser molestados. 

Yo les animo a que todos unánimes escribamos, llamen, sea por correo electrónico o por cualquier otro medio a la Organización de la Watchtower, y háganle saber que esta política tiene que cambiar, que están lastimando los niños, esto debe detenerse ahora. Su voz puede representar una gran diferencia. Si usted no sabe qué escribir simplemente envíenles una copia de mis cartas o sus propios pensamientos a: 

Watchtower

25 Columbia Heights

Brooklyn, NY 11201-2483

Llámelos a: 

(718) 560-5600

Pida que le pongan con J. R. Brown  (De Asuntos públicos) 

Nos gustaría también proveerles un recurso a cualquier víctima que haya sido molestada para que lo utilice y pueda encontrar ayuda.  Hemos establecido a silentlambs (ovejas amordazadas) como una organización sin fines de lucro para el beneficio de aquellos que han sido molestados.  Deseamos proporcionarles los recursos para ofrecerles consejería, ayuda legal, financiera y otras para aquellos cuyas vidas han sido dañadas por el problema del abuso. Si desea contribuir con su tiempo o recursos para ayudar este esfuerzo, por favor escríbanos electrónicamente a assistance@silentlambs.org. Si desea ayudar financieramente para apoyar nuestro esfuerzo para auxiliar las víctimas, las donaciones pueden enviarse a: 

 

Silentlambs

PO Box 311

Calvert City, KY 42029

O pulsar el botón de Donante a silentlambs al final de la página de bienvenida.

 

En conclusión, espero que podamos poder ofrecerles algo que les dé consuelo y un desenlace de este inmenso problema que tantos tienen que enfrentar. Recuerden que ustedes no tienen la culpa, ustedes fueron las víctimas de unas personas que se aprovecharon de la situación. Por favor busque ayuda y que Dios bendiga sus esfuerzos.  Más importante nunca le permitan a nadie o a nada obligarlos a vivir como una oveja amordazada.