http://www.freeminds.org/psych/BPD.htm

 

Desorden Fronterizo de Personalidad entre los Testigos de Jehová  

 

 Traducido Por David García  de:

Borderline Personality Disorder among Jehovah's Witnesses

Lo siguiente es un correo electrónico enviado a Randy (en septiembre del 2005) y fue contestado por uno de sus amigos quien a menudo le contesta los correos electrónicos.  La historia es conmovedora pero no es nada raro entre grupos controladores como la Watchtower.  

Estimado Randy,

Primero, permítame ofrecerle las gracias de todo corazón por su página en la red y por sus esmerados esfuerzos ayudando a los Testigos de Jehová a empezar a sanarse de sus experiencias en la Organización.  Volví a casarme con una amorosa, abnegada, emocionalmente fuerte señora que no es Testigo de Jehová y hoy celebramos nuestro primer aniversario. (¡Gracia a, E-Armonía!,en inglés)  

 

Le estoy escribiendo para preguntarle: ¿Si en sus experiencias con los Testigos de Jehová recuperándose, usted ha visto una correlación entre los padres Testigos de Jehová excesivamente estrictos y el ‘Desorden Fronterizo de Personalidad’? 

 

Después de luchar con mi segundo matrimonio como un Testigo de Jehová, consulté a un psicólogo bien conocido de la Universidad de Las Vegas (UNLV por sus siglas en inglés), quién es un especialista en diagnosticar de forma inicial las condiciones emocionales y psicosis.  Yo tenia las esperanzas que él pudiera ayudarme a deducir cómo podía volver a recuperar mi matrimonio que estaba devastado. 

 

Pensé que yo tenía un problema con ya casi dos matrimonios fracasados en mi lista.  Quedé totalmente perplejo cuando en mi primera hora con él, él pudo diagnosticar que mi esposa tenía el Desorden Fronterizo de Personalidad.  Ella tenía once de las quince precursoras que se utilizan para diagnosticar ésta condición.  A una persona con sólo cinco de estas precursoras típicamente se le diagnosticaría que tiene éste desorden. 

 

Comenzamos a dialogar sobre mi primera esposa, quien también es una Testigo de Jehová de toda la vida que se crió bajo unos padres Testigos de Jehová estrictos, y descubrimos que a ella también se le habría diagnosticado éste desorden ya que mostraba ocho de los síntomas del precursor. 

 

Mi doctor también me explicó que en su larga investigación muchos, muchos Testigos de Jehová con quien él ha trabajado han tenido este desorden, sobre todo las mujeres que son Testigo de Jehová.

 

Él me sugirió que yo leyera el libro en inglés: "Yo te Odio... Por favor No Me dejes".  Este libro, es el primero en su clase escrito para un público sencillo, y detalla precisamente cómo una educación excesivamente estricta y emocionalmente tumultuosa (que tantos niños Testigos de Jehová han experimentado) con las fobias emocionales y religiosas y el miedo de defraudar a aquellos en autoridad sobre uno, como a los padres (ó ancianos, ó a Jehová) llevan a una separación mental de la realidad, entonces cuando el niño se convierte en adulto, y entra en una larga relación, los temores de su niñez subconscientemente emergen le sabotean sus matrimonios. 

 

De hecho, mientras más la pareja se une, o mientras más amor y afecto el marido muestre hacia su esposa, más ella trabajará para romper esa relación-sin ella comprender su necesidad de sabotear ese acercamiento; aunque ella típicamente NO querrá dejar su matrimonio.  Ella solo quiere desesperadamente recrear el tipo de ambiente en que ella creció, en el cual ella bajo su percepción se siente cómoda esto desde su propia perspectiva mental. 

 

Esto evidentemente es una condición que es para toda la vida y no tiene cura.  Todas mis investigaciones se resumen en la misma conclusión: Las personas afectadas seriamente con este desorden difícilmente podrán tener una calurosa, amorosa, afectuosa relación.  Aquellos que permanecen casados típicamente tendrán una relación de pareja platónica, o un matrimonio emocionalmente despegado.  

 

He conocido bien de cerca a varias parejas con problemas matrimoniales, que mirando retrospectivamente, podría haber sido debido a este desorden.  La mayoría de la niñez de las esposas fue emocionalmente estresante con unos padres muy estrictos, similar a como se crió mi esposa. 

 

¿Usted se ha encontrado con esto mismo? 

Donald


 

Mis amigos J.M. y D.M. contestaron  esto como sigue: 

Respuesta a: “Desorden Fronterizo de Personalidad”

Saludos  Donald:

 

¡Gracias por escribirle a Randy a Free Minds [“Mentes Libres”]!   Apreciamos la oportunidad de poder corresponder con usted y dialogar sobre las preguntas, comentarios, y los puntos de vistas de nuestros amigos. 

 

¡Primero que nada, permítanos enviarle nuestras "Felicitaciones" a usted y a su esposa según celebran su 1er. aniversario! 

¡Esperamos y rogamos que usted tenga muchas, muchas más celebraciones como ésta en su feliz futuro! 

 

Yo podría enviarle varios eslabones acerca de este tipo de información e investigaciones que otros han hecho relacionado a este asunto.  Sin embargo, en este caso, siento que un testigo-ocular de estas fobias que usted hace mención sería mejor y una más fehaciente documentación. 

 

Yo fui Testigo de Jehová por 45 años de mi vida, y puedo decirle de primera mano que los padres estrictos y la disciplina estricta que ellos infligen en sus niños, de hecho les causa fobias (extremas) dentro de la fe de los Testigos de Jehová.  Sería justo decir que estas fobias existen también en otras religiones, sin embargo, los niños de los Testigos de Jehová ciertamente están bajo un control religioso más estricto que los demás. 

 

Aquí hay algunas palabras y frases que los niños Testigos de Jehová escuchan desde su infancia hasta su muerte: 

 

1. No estén en ambos lados de la verja en cuanto a su fe en Jehová. 

2. Estás en la organización o estas afuera. 

3. Estás sirviéndole a Jehová ó sirviéndole a las organizaciones de Satanás. 

4. Jehová odia a los adoradores tibios. 

5. Estás rindiéndose culto ya sea a Jehová ó Satanás. 

6. Estás con nosotros o en contra de nosotros. 

 

Como cualquiera puede ver por estos términos y frases, no hay ningún término medio feliz.  La balanza se inclina ya sea hacia arriba o abajo.  Y desgraciadamente, así mismo es como procede exactamente la vida del Testigo de Jehová.  La vida de los Testigos de Jehová es una constante montaña rusa.  De un extremo al otro.  Cualquier otro modelo en la vida, no impresionará la mente del Testigo de Jehová como algo normal, para él será que en alguna parte de su vida, Satanás está tratando de tomar una posición establecida y les está ganando el terreno a ellos. El Testigo de Jehová debe sentir alguna clase de persecución en su vida y si los elementos mundanos no le están ocasionado ninguna persecución, entonces ellos mismos la producen, para poder sentirse normales. 

 

Perfección, Perfección, Perfección, es lo que los niños que son Testigos de Jehová escuchan regularmente, y esto se les remacha dentro de su cerebro desde que se les pone su primer pañal.  Cosas tales como: Trata de ser (perfecto) como Jesús.  Vamos a vivir en un mundo perfecto.  Necesitamos cubrir este territorio en la obra del ministerio tan perfectamente como podamos.  Yo dí una charla perfecta. La tarjeta de mi registro como publicador está perfecta. 

 

Ésta es una conversación normal que el niño Testigo de Jehová constantemente escucha.  Para poder vivir una vida cristiana (perfecta) en la Sociedad del Nuevo Mundo, el Testigo de Jehová debe tener alguna clase de persecución en su vida, o ellos concluirán en sus mentes que ellos no están viviendo como Jesús lo hizo, porque Jesús siempre estaba enfrentándose a las persecuciones. 

 

Las fobias en los niños Testigos de Jehová normalmente empiezan cuando se les pega.  Cuando un niño está dentro del Salón del Reino de los Testigos de Jehová, ellos tienen que estar prestando atención a las instrucciones religiosas que salen desde la plataforma no importa la edad que tengan, y cualquier perturbación, disturbio de ellos de cualquier forma que sea, o fuere, puede producir que se les saque fuera del Salón del Reino, o los lleven al baño y le den lo que se llama una "disciplina teocrática”.  El padre que es Testigo de Jehová le dará una disciplina teocrática, concluyendo en su mente que si ellos detienen el castigo, a su hijo aborrecen, mas el que lo ama, madruga a castigarlo, porque ellos tienen que estar aprendiendo en las reuniones, y no siendo lo que realmente son, niños. 

 

Yo tengo más de 50 años de edad, y todavía yo puedo mirar mis propias piernas y rodillas, y aún ver las cicatrices que recibí cuando era niño de los correazos, de las hebillas de las correas, de los ganchos de ramas de árbol, de los puños, y las uñas de mi propia madre al pegarme tan fuerte, que todavía las cicatrices permanecen.  Mi esposa tiene muchas cicatrices en sus piernas y en el área del glúteo de las palizas que ella también recibió.

 

Como niños se esperaba que nosotros actuáramos como adultos maduros, y rápidamente aprendimos que nosotros deberíamos ser como aquellos que estaban en la congregación. Eso hacía a nuestros padres sonreírse.  Así que como niños creciendo en las congregaciones, empezamos a notar qué era lo que impresionaba a nuestros padres y les hacía sonreír.  Concluimos entonces en nuestras mentes, que si nosotros podíamos ser como esas personas que estaban haciendo sonreír a nuestros padres, entonces nosotros también podíamos hacer felices a nuestros padres si simplemente actuáramos como aquellos en la plataforma, o tomáramos el liderato en el Salón del Reino.  

 

No pasó mucho tiempo cuando ya nosotros hablábamos, igual que ellos, actuábamos igual que ellos, cantábamos las canciones igual que ellos, caminábamos igual que ellos, conversábamos y orábamos igual que estas personas a quienes realmente nuestros padres querían que nosotros copiáramos.  Esto dio comienzo a varios complejos de personalidad dentro de nosotros como niños.  Notamos que actuábamos de una manera mientras estábamos en la escuela, y entonces actuábamos totalmente diferente cuando estábamos alrededor de nuestros padres o aquellos hermanos y hermanas en el Salón del Reino. 

 

Lo qué no notamos, fue qué éramos tan niños.  ¡Nosotros nos habíamos olvidado que se supone que tuviéramos nuestra propia personalidad!  Según los años pasaron, habíamos injertado dentro de nosotros tantas diferentes personalidades que ya no sabíamos quiénes éramos nosotros.  Necesitábamos ayuda, pero entre los doctores se prohibían los psiquiatras en esos días, debido a su práctica de hipnotismo ellos eran vistos como los sirvientes de la organización de Satanás.  Así que nosotros teníamos que hacer lo mejor que podíamos bajo esas circunstancias. En efecto, teníamos que orar más fuerte, poner más horas en el ministerio de la obra de los Testigos de Jehová, y nos esforzábamos para ser más perfectos, y quizás entonces podíamos esperar sentirnos bien. 

 

Yo he conocido a muchos Testigos de Jehová quiénes se han vuelto severamente locos delirantes, y han sido hospitalizados en instituciones mentales debido a las fobias y conflictos de personalidad que existieron dentro de ellos.  Un Precursor (trabajador a jornada completa en el ministerio) amigo mío me dijo que él contaba las diferentes personalidades que había alcanzado dentro de él, durante los muchos años de servicio en la Sociedad Watchtower, y él concluyó que tenía 8 diferentes personalidades que le eran necesarias para poder existir como un hermano fiel en la organización.  Sin embargo, cuando yo le pregunté su propia opinión sobre cierta materia simple, su primera respuesta fue, citamos: "Ahora mismo realmente yo no sé".  Yo sabía que él me dijo eso porque, él realmente necesitaba consultar sus otras personalidades antes de que él pudiera darme una respuesta razonable. 

 

No me malinterprete, yo no estoy señalando totalmente con el dedo a otros.  Nadie podría ser un Testigo de Jehová todo el tiempo como lo fui yo, sin tener alguna condición similar donde tuviéramos que vivirla y soportarla. 

 

¡Incluso Randy Watters me recomienda a mí que tome Prozac de vez en cuando!  ¡Por supuesto esto es bromeando, pero en una nota más seria, Randy ha notado que a veces, yo permito algunas cosas que me molesten que realmente no deben ser de ninguna preocupación real!  ¡O en otras ocasiones, yo pienso que todos están en contra mía, aunque ninguna situación real como esa exista!  Durante 45 años, yo viví creyendo que el mundo entero estaba en contra mía porque yo estaba sirviéndole a Jehová y se suponía que en mi contra hubieses una lucha, porque yo estaba intentando vivir una vida perfecta como Jesús.  Así que si Jesús fue perseguido, entonces yo debería ser perseguido si realmente estaba viviendo y caminando en Sus pasos.  Por lo menos, así era la manera como yo pensaba durante 45 años.  No es una cosa fácil de desechar después de tanto tiempo. 

 

Hay unos viejos refranes entre esos mi edad en la Sociedad Watchtower.  Uno de esos viejos refranes dice así:  ¡Las cosas se hacen como dice la Watchtower ó no se hacen de ninguna otra manera! 

 

Pienso que cualquiera con una mente clara, puede ver de inmediato la fobia (o, la balanza desequilibrada) en la declaración aquí arriba.  Pero desgraciadamente, esos viejos refranes se volvieron nuestras realidades y teníamos que vivir esa realidad, y si no acatábamos lo que la organización Watchtower nos decía, no había ninguna razón real entonces para vivir, porque de todas formas solo nos enfrentaríamos a la destrucción en el Armagedón que ya estaba cercano.  Esto es una de las razones principales porque tantos Testigos de Jehová han cometido suicidio.  Ellos conocían las fobias que estaban viviendo, y estas fobias no tenían ningún sentido para ellos a menos que estuviesen viviéndolas como un Testigo de Jehová, y si ellos dejaban la organización de los Testigos de Jehová entonces tenían que enfrentarse al hecho de que algo estaba tremendamente mal con ellos, y no podrían enfrentarse a la realidad de estas condiciones.  Muchos concluyeron que era mejor enfrentarse a la misericordia de Jehová en la resurrección y se quitaron sus propias vidas, que enfrentarse a la vida de la Watchtower, con las fobias, personalidades complejas, y los extremos que ellos tenían que soportar, queriendo desesperadamente encontrarse a sí mismos, y siendo incapaces de hacerlo porque ya era demasiado tarde.  Ellos no podían encontrarse a sí mismos, a menos que ellos no existiesen dentro de la Sociedad Watchtower.  Ése era el único lugar, donde las otras personalidades podían tener algún sentido. 

 

Muchos sentían que el nuevo sistema finalmente los libraría de estas otras personalidades, y finalmente se encontrarían con un cuerpo perfecto y felices y vivirían para siempre.  Ésta es una de las razones que tantos Testigos de Jehová todavía continúan siendo fieles a la Watchtower, aunque ellos saben que hay mentiras y desilusiones dentro del liderato de la Watchtower.  ¡A ellos realmente no les importa nada sobre sus líderes, ellos solo quieren ver al Paraíso, y quizá finalmente encontrase con quienes realmente son ellos! 

 

Esperamos que alguna de esta información le haya sido útil.  ¡Gracias de nuevo por escribirle a Randy!   

Sus amigos, J.M. and D.M.


Volver a Español

back to Psychological Issues

Home Page