http://www.exjws.net/museum/BethSarim.htm

 

Traducido por David García Claussell de:  

Beth Sarim – House of the Princes

 

 

 

 

 

 

 

 

Beth Sarim – Casa de Príncipes

“Tras salir en 1919 de su injusto encarcelamiento, el hermano Rutherford sufrió una pulmonía grave. Después, solo le funcionaba un pulmón. En los años veinte, como parte de un tratamiento médico, fue a San Diego (California), y el médico lo instó a pasar allí tanto tiempo como le fuera posible. Desde 1929 en adelante, pasó los inviernos trabajando en una casa de San Diego a la que había dado el nombre de Beth-Sarim. Aquella casa se edificó con las contribuciones dadas para ese propósito. El título de propiedad, que se publicó en su totalidad en la revista “The Golden Age” del 19 de marzo de 1930, transfería esta propiedad a  J. F. Rutherford y después a la Sociedad Watch Tower.  —Libro Proclamadores..., Pág. 76

De esta manera “Beth-Sarim” se le presenta al público en el libro de la historia oficial de la Sociedad Watch Tower. La notificación más temprana sobre Beth-Sarim se encuentra en el Anuario de 1975, página 194 donde encontramos que dice:

“Con el tiempo, se hizo una contribución directa con el propósito de que se construyera una casa en San Diego que el hermano Rutherford usara. No se construyó a expensas de la Sociedad Watch Tower. Acerca de esta propiedad, el libro Salvación, de 1939, declaró: “En San Diego, California, . . . hay un pequeño terreno, en el cual, en el año de 1929, se edificó una casa que se conoce como Beth-Sarim.”

¿Es esta la versión oficial de la Sociedad Watch Tower detrás de “Beth-Sarim”?  ¿Ó realmente hay algo más que esto? El pasaje en el Libro Salvación, mencionado en el Anuario de 1975, puede ayudarnos a clarificar este asunto:

 

“En San Diego, California, E.U.A., hay un pequeño terreno, en el cual, en el año de 1929, se edificó una casa que se conoce como Beth-Sarim. Las palabras hebreas Beth Sarim significan “Casa de Príncipes”; y el propósito de adquirir esa propiedad y edificar esa casa fue el de que hubiera una prueba tangible de que en efecto hay en la tierra quienes firmemente creen en Dios y en Cristo Jesús y en su reino, creyendo también que los fieles de la antigüedad pronto serán resucitados por el Señor, estarán en la tierra, y tomarán a su cargo los asuntos visibles de ella. El título de propiedad de Beth Sarim está a nombre de la WATCH TOWER BIBLE & TRACT SOCIETY como depositaria, para ser usada por el presidente de la Sociedad y sus asistentes por lo pronto, pero después teniendo que estar para siempre a disposición de los mencionados príncipes de la tierra... sin embargo allí permanece como un testimonio al nombre de Jehová; y si cuando los príncipes vuelvan, algunos de ellos ocupan la propiedad, eso será una confirmación de la fe y esperanza que indujeron la construcción de Beth-Sarim.” —Libro Salvación, versión española, Por  J.F. Rutherford, Págs. 323-24

De hecho, la mansión se construyó con fondos que fueron una contribución directa para ese propósito. Pero el propósito de la mansión en si era para algo diferente de lo que la Sociedad reclama hoy.  Se pensaba que sería ocupada por nada menos que Abraham y los demás fieles de la antigüedad en la Biblia. Las personas que contribuyeron con su dinero para hacer posible a Beth-Sarim, no tenían particularmente a en mente al Juez Rutherford cuando pagaron por ella.

De igual forma, el “título de propiedad” mencionado en el libro Proclamadores..., vierte bastante interesante luz sobre las razones para construir a Beth-Sarim:

Pulse sobre cualquier imagen para ver la revista “The Golden Age” del 19 de marzo de 1930, en inglés  

El título de propiedad revela:  

“Ambos el concesionario y el cesionario están completamente persuadidos por el testimonio de la Biblia cual es la palabra de Jehová Dios y por la evidencia extrínseca que el Reino de Dios está ahora en curso para su  establecimiento y que beneficiosamente resultará para los pueblos sobre la tierra; que el poder gobernante y autoridad serán invisibles a los hombres pero que el reino de Dios tendrá representantes visibles sobre la tierra quienes tendrán a su cargo los asuntos de las naciones bajo la supervisión del gobernante invisible, Cristo. Que entre aquellos que serán por lo tanto los representantes fieles y los gobernadores visibles del mundo estará David, quien fuese una vez Rey sobre Israel; y Gedeón, y Barac, y Sansón, y Jefté, y José, anteriormente gobernador de Egipto, y Samuel el profeta y los demás hombres fieles nombrados con aprobación en la Biblia en Hebreos capítulo 11.”

Si los fieles de la antigüedad fueran pronto a ocuparla, no había necesidad que impostores se la quitaran a ellos, y debido a eso en el título de propiedad se declaró:

“Cualquier persona que comparezca a tomar posesión de la mencionada vivienda primero demostrará y se identificará a los apropiados oficiales de la Sociedad como la persona o las personas descritas en Hebreos capítulo once y en este título de propiedad.”

Beth-Sarim hoy en día:



Foto por: Diane Raines

El propio Rutherford parecía estar completamente convencido sobre Beth-Sarim y su propósito. Él incluso hizo un comentario sobre esto en el periódico The San Diego Sun.

Sin embargo, en lugar de estar para siempre a disposición de los mencionados príncipes de la tierra, se vendió poco después que el Juez Rutherford murió.  Con ella se fue la fe y esperanza de las pruebas tangibles que indujo a edificar a Beth Sarim.

Aunque Juez Rutherford estaba completamente persuadidos por el testimonio de la Biblia cual es la palabra de Jehová Dios y por la evidencia extrínseca sobre la necesidad de Beth-Sarim, la evidencia extrínseca obviamente parecía ser la motivación mayor de Rutherford, es decir la evidencia extrínseca que saltaba de su propia imaginación.

 

(El Juez Rutherford en su sala de Beth Sarim –

la casa originalmente se construyó para “Abraham, Isaac y los antiguos santos”)

from: http://www.bibletopics.com/biblestudy/89.htm

 

 

Volver a Museo del Armagedón  

 

Volver a Español 

 

Volver a Rutherford