Casi Cincuenta 

por Randy Watters

¡En julio del 2001 yo pasé a tener mí cumpleaños 49, y debo decir que éste es un tiempo de reflexión para mí! ¡Siendo que 20 años en el ministerio han pasado, me siento privilegiado de haber aprendido mucho, y haber conocido a un gran número de personas muy buenas!  Los años de mi ministerio a los Testigos de Jehová han llevado frutos y ha florecido en una comunidad diversa de AYUDA y AYUDADORES.  (Por supuesto, los papeles siempre parecen invertirse en ocasiones,  para ayudarnos a mantener nuestra salubridad y equilibrio!)

 

En 1981, mi primera comunidad después de dejar la Watchtower  fue “Hope Chapel  (Capilla de la Esperanza), una iglesia grande del tipo “surfer  [“Esquiadores del Mar”] en California. Ellos creían en el evangelio simple de Cristo y la imposición de manos, ambos en oración y en amor. Acoplado con las enseñanzas extraordinarias en el ministerio de Cristo, el Pastor Ralph Moore me enseñó sobre cómo conducir una iglesia, sobre la comunidad, sobre la hermandad y el sacrificio. ¡Yo ya sabía lo que la Biblia decía, pero como Testigo de Jehová durante ocho años, yo no podía decir que realmente era el mismo tipo de conocimiento! En una iglesia saludable, la meta es amarse entre sí y edificarse el uno al otro, no por las reglas, pero por la gracia de Cristo. En la Watchtower, a las personas buenas se dejan sin las herramientas para saber o mostrar el amor de Cristo. Yo supongo que usted podría decir que en los Salones del Reino les falta siempre el Espíritu de Cristo.

 

Después de entregar mi carta de desasociación a la Watchtower en 1981, yo decidí olvidarme de la organización y aprender a vivir mi vida sin ella. Esto fue algo fácil de hacer con la ayuda de unos compañeros miembros de la iglesia. ¡Eso fue una transformación maravillosa en la manera como yo me sentía, sin embargo, todavía no sabía cuánta carga yo llevaba en aquel  momento!  La iglesia como un grupo fuimos a Israel, Egipto y Grecia en una gira privada en una ocasión,  y disfrutamos unas vacaciones maravillosas y educativas.

 

En 1982 mi espíritu se volvió “agitado” sobre las bufonadas de la Watchtower lo suficiente para dar comienzo a operar el Ministerio Betel (como un subalterno-ministerio de “Capilla de la Esperanza”). Yo les atribuyo mucha de mi inspiración a Ralph Moore y Ed Gruss (el autor del libro en inglés; Apocalypse Delayed  “Apocalipsis Aplazado”, 1970). Mi ministerio realmente dio comienzo por un sermón que Ralph estaba dando, y como algo llovido del cielo él mencionó que: “La Watchtower tiene todas estas máquinas de impresión,” y “¿Por qué nosotros no podemos usar NUESTRAS prensas para hacer algo similar?”.

 

Después del sermón yo fui donde Ralph y le mencioné que yo solía TRABAJAR en aquellas prensas de la Watchtower, y le pregunté, “nosotros podemos usar las prensas de nuestra iglesia para imprimir algo sobre Los Testigos de Jehová y sus oficinas principales en lo que se refiere a los recientes eventos trascurridos?”  Ralph me ofreció imprimir 10,000 tratados (de 11X17, titulado: “¿Qué sucedió en las Oficinas de la Sede Principal Mundial del Los Testigos de Jehová en la Primavera del 1980?) libres de cargo, y que yo podía enviarlos por todo el mundo y podía dar comienzo a un ministerio. Esto así lo hice, y empezando con una hoja informativa de una página en 1982, qué un año después se conoció como “La Hoja informativa Ministerios Betel,” yo comencé hacer nuevos amigos por todo el mundo. ¡He conocido por casi una década a muchos de ustedes los lectores, algunos aproximadamente por 20 años! Reflejando sobre esta nostalgia y los asombrosos cambios que han ocurrido desde entonces, estoy encantado de escribir esta carta.

Los Años Balsámicos 

Yo no estaba solo ajustándome a una vida después de un culto. Otros estaban allí para mi estímulo. El primer ex-testigo que yo me encontré fue a Ed Gruss, anteriormente profesor del Colegio Bautista Universitario de Los Ángeles.  Pronto se me presentaría a Keith y Lori MacGregor, Duane Magnani, Bill Cetnar, Erich Grieshaber y muchos otros en el ministerio. Esto sin hablar de docenas de grandes amigos que después comenzaron a ministrar y madurar (juntos conmigo) en un tipo de paralelo “creciendo en Cristo”, para usar una frase por falta de una mejor. Esencialmente, nosotros nos hicimos buenos amigos.

 

Nosotros todos estábamos asociados con diferentes iglesias no descritas, no obstante encontramos un vínculo común en nuestro trasfondo como Testigos y el deseo de ayudar a otros. Yo no puedo contar cuántos maravillosos amigos he encontrado en las convenciones de ex-testigo cada año en Pensilvania, así como en los innumerables compromisos de charlas que yo he tomado parte con todo tipo de iglesias. Yo aparecía regularmente en la emisora  Trinity Broadcasting Network (TBN),  y el co-anfitrión Jan Crouch leyó mi libro “Refuting Jehovah's Witnesses  (“Refutando a los Testigos de Jehová”) y me tenía en el horario principal. (Walter Martin era demasiado radical para ellos.) Con la ayuda de muchos de mis amigos, cintas de audio y video casetes de nuestros seminarios fueron hechas disponible. Éstos todavía están ayudando a centenares cada año.

 

Todos nosotros tenemos problemas personales al salir de la Watchtower. Para algunos son los familiares, para otros son los amigos y problemas de sustento. ¡Para mí, radicaba en volver a intentar recomenzar mi vida! ¿Qué yo haría? Yo quise quedarme en el ministerio a jornada completa para siempre.  Ahora yo vuelvo a encontrarme nuevamente en el ministerio, este comenzó a sustentarme a jornada completa aproximadamente desde el 1985.   Siendo parte de una corporación no lucrativa, las donaciones eran el sustento principal de nuestra existencia, con algunas ventas.

Los Años Pastoreando

A finales de los años 80 el próximo pastor de Hope Chapel (“Capilla de la Esperanza”), llamado Zac Nazarian, comenzó a implorarme que empezara una iglesia donde pudiera ayudar a los ex-testigos,  siendo que básicamente ya yo TENÍA un pequeño grupo que estudiábamos en mi casa. Yo también fui autorizado como un pastor de la iglesia cuadrangular.  En 1987 yo empecé la Hope Chapel West Manhattan  [en la Playa] con un grupo de aproximadamente 35.  Empezamos a reunirnos los domingos por las tardes y los miércoles por las tardes. Aproximadamente el 50% de la asistencia eran ex-T. de Jeh.,  y el otro 50% eran cristianos nacidos de nuevo corrientes. Yo no estaba en sueldo por la iglesia, sin embargo, yo tenía un asistente pagado a jornada parcial que aún ofrece sus servicios periódicamente hasta el momento. De hecho, muchas de estas personas originales todavía son amigos míos, aunque algunos se han marchado.

 

El experimento de la iglesia fue educativo pero no sin poner una tensión en mi tiempo. Después de tres años, yo le indiqué a nuestros miembros que yo tenía que regresar a simplemente ayudar a los Testigos de Jehová, siendo que no podía mantener el ritmo de los asuntos de la iglesia y las preocupaciones sobre las enseñanzas.  Mi corazón siempre estaba en el ministerio de los T. De Jeh.  Después de probar varios reemplazos “potenciales” como pastores, la iglesia finalmente votó para disolverse en 1990.

 

El Ministerio Betel  continuó bajo el ala de “Hope Chapel” hasta que se creó Free Minds, Inc. en 1992 como una organización educativa sin fines de lucro, no conectada con ninguna religión. ¿Yo había perdido el interés en la Cristiandad? No, sólo en las muchedumbres de personas y sus problemas inacabables (¡Ja!). Yo dejé a “Hope Chapel” en buena lid y yo se la recomiendo hasta el día de hoy a las personas.  Pero prefiero entretener a todos mis amigos hoy día en mi propia casa.

La Internet 

Free Minds, Inc. La página en la red (www.freeminds.org) estuvo puesta y en marcha para el 1º de octubre de 1996, y desde entonces ha tenido casi medio millón de visitantes. Nosotros también tenemos tres otros websites (página en la red) en satélite. El uso de Internet estaba poniéndose bastante popular, y esto era la “nueva manera” para alcanzar miles de personas. ¡Y alcanzarlos fue lo que hizo! Cada vez más gradualmente los correos electrónicos entraban, mientras iba en comparación  empequeñeciéndose el público del periódico “Free Minds Journal  [“Noticiero Mentes Libres”]. La diferencia era, que la mayoría de las contribuciones eran de mi familia a largo plazo y de amigos que eran cristianos, y muchos del público de la Internet eran Testigos de Jehová  activo o inactivo quienes entraban por casualidad a la pagina. 

 

Aunque las personas que hojeaban el sitio de Free Minds pudieran encontrar cualquier clase de respuesta cristiana a sus preguntas, estos nuevos casi siempre no tenían tolerancia para que les predicaran o intentaran convertirlos a la cristiandad evangélica. Los sitios en la web fastidiosos por algunos cristianos frecuentemente los reenviaban de nuevo a Free Minds dónde ellos podían hojear casi cualquier asunto que ellos quisieran sin censura o descubrir agendas ocultas.

 

Muchos, claro, SOLICITAN consejos, y éstos son los que están más listos para la ayuda, sea espiritual o de hechos actuales, o ya sea que ellos están buscando simplemente un amigo para corresponder mientras tanto con él. Yo estoy regocijado de poder hacer esto. La mayoría de los correos electrónicos que me son enviados realmente se basan en el tema de la gracia según Gálatas y Corintios. Hay un mensaje allí para todos, ya sea que escojan la Cristiandad o no.

 

El Internet ha cambiado la “escena” con respecto a la AYUDA para Los Testigos de Jehová. Hace diez o veinte años atrás era cuestión de encontrar en una iglesia a un ex-T. de Jeh., si usted necesitaba ayuda. O, usted podría escuchar a Walter Martin en la radio. Las librerías cristianas tenían uno o dos libros sobre la Watchtower.  Sin embargo, hoy día la mayoría de los ministerios evangélicos más antiguos son algo desconocido en el Internet, con algunas excepciones. La comunidad de cristianos en ministerio que era tan poderosa en los años ochenta está siendo reemplazada parcialmente por un inmenso  popurrí de actuales Testigos de Jehová quiénes no pueden salir (usualmente debido a sus lazos familiares) y quiénes saben que se trata de un culto, y muchos otro ex-testigos y cristianos de cada trasfondo y situaciones imaginables. La MAYORÍA de ellos nunca se han hablado cara a cara, e incluso ni aún por teléfono.

 

¡Más información sobre hechos verdaderos está disponible para los Testigos en la red qué las que tienen los propios Testigos de Jehová sobre ellos mismos!  Si un supervisor de circuito “tose en Mississippi”, algún T. de Jeh. hablará sobre esto en la Internet al próximo día. ¡Muchas de sus cartas confidenciales dirigidas a los supervisores están anunciándose en varias páginas de la red!  Debido a la gran cantidad de nueva y verdadera información TAMBIÉN las discusiones críticas en los grupos, ellos ahora mientras nosotros hablamos están perdiendo muchos de los miembros (¡un éxodo que apenas está empezando!).  Los testigos están teniendo conversaciones en secreto, y ellos ya no tienen tanto temor como lo solían tener antes si los cogían en el acto.  Usted también puede ser invisible, siendo que cualquiera con una computadora y el módem puede leer los postulados sin ser descubierto.

La necesidad para la Comunidad 

Como usted puede observar en un par de cartas dirigida al editor sobre este problema, hay un fuerte deseo en cada ser humano normal de querer ser parte de una comunidad. La comunidad significa nutrición, protección, compañerismo y espiritualidad. Es una pared de confianza que protege contra el miedo y la duda.  Perder estar en la comunidad debido a una expulsión o por ser rehuido puede ser muy doloroso.

 

¿Qué sucede cuándo una comunidad desarrolla un patrón abusivo reglamentándoles las vidas a sus miembros? Las personas sufren, y algunos se marchan. En muchos casos, ellos se aíslan de los que antes les nutrían, y no pueden alternar con otros de una manera altruista. Ellos se retiran y a veces se ponen amargados y vengativos. Ellos extrañan vivir en una comunidad saludable.  Quizá para algunos bajo coacción, es mejor que ellos permanezcan en el culto, por lo menos para satisfacer las necesidades básicas del diario vivir. Para otros, el poder ver a sus niños una vez o dos veces por año es suficiente para ellos seguir asistiendo a reuniones y no expresar ninguna cuestión.  Increíblemente hay un gran número de Testigos  allá afuera quiénes no tiene ninguna opción para salir en este momento, cual es muy triste. Yo frecuentemente oro específicamente por estas personas.

 

Las iglesias pueden ser realmente un buen reemplazo para este sentido de seguridad y comunidad. Yo no conozco ninguna otra mejor forma de sanidad del grupo (ya sea sobrenatural o de otra manera) que se pueda encontrar aprendiendo a amarnos los unos a los otros, la imposición de manos en alguien que está enfermo, e ir y comprar comestibles para los pobres. En mis 49 años yo no he experimentado placer mejor. 

 

Mi consejo a un ex-T de Jeh., que tiene miedo de asistir a una iglesia es este: “Mire. Usted tiene la Biblia. Estúdiela usted solo desde un punto de vista histórico y crítico. Lea enciclopedias sobre la cristiandad para que obtenga la historia fiable. Asimismo, no espere que algún portavoz carismático o un autor cristiano le enseñe una vista mundial bien-equilibrada. Aprenda a pensar por usted mismo. Cuestione todo.  Pero aprenda a ver las comunidades de las iglesias tal como lo eran en el primer siglo, para un tiempo de compañerismo y hospitalidad, por causa de estar en el Espíritu. Usted ya no tiene que juzgar a las personas más. Si no le gusta esa comunidad, pruebe entonces otra.  Sólo esté seguro que usted entrará esperando dar más que lo que usted va a recibir.  Permítale a la comunidad ajustarse a usted. Usted es el forastero, todavía es un extraño para ellos. La mayoría de ellos no son más espirituales que usted, por lo tanto no espere más atención de la que usted daría si usted estuviera en sus zapatos.”

 

Para aquéllos que están cansado de las religiones y de todos los puntos de vistas mundiales en cuanto a la Biblia, su compañerismo probablemente continuará siendo limitado a la discusión a través de la Internet en las salas de conversaciones “chat”, con algunas ocasionales reuniones personales para los más intrépidos. Mientras yo aplaudo su deseo de estar en control de sus propios pensamientos y sus destinos, y les deseo lo mejor, yo intento recordarles que la comunión todavía es importante. Pueden prevenirse el suicidio, la desesperación, la negligencia PUEDE prevenirse en las vidas de muchos, si nosotros apartamos a un lado nuestras doctrinas y aprendemos a vivir los unos con los otros, y tratar de hacer este lugar un mundo mejor.  Vamos a congregarnos con personas reales y que actúe recíprocamente con sus vidas de una manera saludable, y no en la amargura vista tan a menudo en los foros de discusión en la Internet. ¡Ya es tiempo que se pongan hacer algo!

Randy


Main Page