http://www1.tip.nl/~t661020/engels/beth-sarim/sunartc.htm

 

Traducido por David García Claussell de:

The interview with JF Rutherford that appeared in the San Diego Sun, March 15,1930

 b-s.jpg (8959 bytes)

La entrevista con J.F. Rutherford que apareció en el periódico San Diego Sun, del 15 de marzo de 1930, 

 “¿Pero cómo usted identificará al Rey David ó a cualquiera de los otros representantes de Dios?”  Se le preguntó a Rutherford. ‘Pensé en todo eso antes de que yo escribiese el título de la propiedad’, el juez nos contestó parpadeando sus ojos grises. ‘Comprendí la posibilidad de que algún tipo de estos viejos listos se hiciera pasar por uno de ellos y alguna mañana temprano declarase que él era David. Los hombres a quienes yo les he designado para probar la identidad de estos hombres son oficiales de mi sociedad y se han consagrado al Señor, y estarán autorizados divinamente para distinguir a los impostores de los príncipes reales.’  La revista Time del 31 de marzo de 1930 escribió: “El Juez Joseph Frederick Rutherford de 60 años, reside en la mansión con estilo español de diez cuarto, ubicada en el Núm. 4440 de la carretera Braeburn Rd, en San Diego, California.  Él pasó el título de la propiedad del inmueble ubicado en el Núm. 4440 en la carretera Braeburn Road, y garaje adyacente para dos coches y un par de automóviles para el Rey David, Gedeón, y Barac, Sansón,  Jefté, Samuel y varios otros poderosos de la antigua Palestina. Él está muy positivo que ellos pronto reaparecerán sobre la tierra, así él afirmó: “Yo he embellecido el terreno intencionalmente con palmas y olivos para que estos príncipes del universo se sientan en su casa.”  El periódico ‘San Diego Sun’ del 9 de enero de 1931 escribió: “Un flaco harapiento vagabundo sin afeitar ha sido el único peticionario de la mansión valorada en unos $75,000 y ubicada en el sur de California y propiedad de David, el rey de Israel, puesto que fue traspasada al personaje bíblico hace un año.  Esto se reveló hoy por el Juez James Rutherford, dueño temporal de la mansión tipo español y amueblada exuberantemente  Esta mansión está en el 4440 de Braeburn Rd en el exclusivo distrito de Kensington Heights. En uno de los hechos más raros de la historia sobre un título de propiedad, Rutherford, el presidente de la Asociación Internacional de Estudiantes de la Biblia y de la Sociedad Watch Tower, ha puesto la custodia de esta magnífica propiedad a nombre de los reyes antiguos y los profetas de Israel.  Éste quien mató a Goliat y sus compañeros pueden ocupar los 10 cuartos de este moderno hogar con sus jardines y patios embellecidos tan pronto como sus credenciales sean aprobadas por Rutherford y los oficiales de su sociedad, quienes están divinamente autorizados para reconocerlos. “Una mañana cuando iba de la casa al garaje, un tipo de miraba rara se me acercó, se quitó su sombrero sucio y me dijo en un tono alto: ‘Cómo está Juez, soy David’, pues vete y díselo a los cuatro vientos, le respondí, y él se fue sin discutir nada más sobre el asunto.  Podría ver de solo un vistazo que él no era David.  Él no se parecía al David que yo me imaginaba conocer.”  Le preguntamos cómo esperaba que David y sus distinguidos hermanos se vieran, y Rutherford, sin la menor vacilación, abrió su enorme Biblia y señaló un texto qué decía que ‘los espíritus de los justos hechos perfectos’ atañéndolo a estos príncipes del universo quienes serían levantados de entre los muertos. Yo interpreto que eso puede significar, declaró el alto pomposo juez, ‘que David, Gedeón, Barac, Sansón, Jefté, José y Samuel estarían aquí para liberar al mundo de todo asimiento de Satán, vestidos con trajes modernos como estamos nosotros ahora, siendo capaces, con muy  poco esfuerzo, de hablar nuestro idioma.’  Rutherford se imaginó la llegada de la delegación bíblica quizás en chaquetas de hábito, sombreros altos, bastones y botines.  En Beth Sarim (Casa de príncipes) como Rutherford le ha puesto por nombre a su mansión, David encontrará los utensilios más modernos que la ciencia haya ideado. Cuando los huéspedes distinguidos suban por las escaleras circulares hasta el segundo piso, encontrarán una oficina amplia con sillas de cuero rojas y un escritorio plano resplandeciente con la iluminación invertida. Incluso unos teléfonos franceses esperan el tacto de los príncipes. Al abrir una puerta ancha, los hijos oriundos de Palestina encontrarán un cuarto de baño amplio, con resplandecientes azulejos negros brillantes con ducha de aguja y un amplio botiquín  lleno de medicinas¡Qué gran emoción será para Sansón el que llevó sobre sus hombros la puerta gigantesca, el que arruinó un palacio con sus puños pelados encontrar una maquinilla y navaja de afeitar echa de oro!  Rutherford construyó el segundo dormitorio del piso, que él ocupa temporalmente, muy espacioso para poder acomodar a varios de los dueños que se esperan.  Con ventanas de hojas de vidrio anchas donde se mira hacia afuera el purpúreo del Cuyamacas [valle con nombre indígena “Cuyamác”] y al Este y a la primera misión de California al norte, el dormitorio se ve severo con su  mobiliario.  Los reyes  del universo tendrán un gusto sencillo, el juez cree al parecer, que aunque las habitaciones son algo austeras se adornaron de una manera alegre con adornos de ficción.  Rutherford ha importado algunos Koniach, Wasser agua de Colonia, Alemania para refrescar las caras principescas después del afeitado. Un yelmo o casco negro cuelga de una de las columnas de la cama.  La llegada de David y sus compañeros serán la historia más grande de las edades, predijo Rutherford.  Yo no soy un buscador de  publicidad, dijo Rutherford con mientras parpadeaba con un centelleo en sus ojos marrones claros, ‘solamente pienso  que el mundo debe saber sobre su llegada. Será una gran historia en las noticias.’  Lo que se dice de esta ‘casa del rey David’ ha llegado a cualquier rincón y a cada esquina del mundo, nos indica el juez.  ‘Donde quiera que voy hay personas que me pregunta acerca de este lugar,’ afirmó Rutherford. ‘En Chicago hay  un fabricante  millonario que se ofreció para construir otra casa para David, pero decliné la oferta.  Literalmente miles de personas han conducido hasta aquí para ver este lugar,’  continuó diciendo Rutherford. ‘Muchos han llegado hasta las puertas y mi secretaria les ha enseñado el lugar.’  El patio con una piscina adornada con plata, árboles de la aceituna y palmera que están muy hermosamente florecidos. Abajo hacia la barranca, se han hecho unos caminos embellecidos para permitirle a David y sus amigos que caminen mientras meditan.  Muchos de los frutos y árboles, son oriundos de Palestina, estos le darán la bienvenida a los príncipes cuando lleguen.  En los garajes para dos coches que tengo, en la puerta que sigue hay estacionado un nuevo coche, amarillo que es de dos puertas de 16 cilindros que está esperando, se les dará a los reyes junto con todas las propiedades en el lugar. ‘Todo será de ellos, la casa, el terreno, el mobiliario e incluso las ropas si las necesitan’, nos dijo el juez Rutherford. ‘¿Qué haré yo entonces?. Oh, no se preocupen por  mí. Lo lograré de alguna manera’, sonrió el juez. Él tiene otra residencia de la Watch Tower en Staten Island y prácticamente todo un piso entero en Betel. Los siete hombres famosos no tendrán mucho tiempo para descansar en su estancia en San Diego porque pronto conducirán las fuerzas del Señor para vencer a los seguidores de Satán en la batalla del Armagedón, según lo cree Rutherford. ‘Pero ellos ganarán. El Señor castigará al Diablo y demostrará que los predicadores y los políticos han estado dándole al pueblo falso asesoramiento’, afirmó confiadamente Rutherford. Rutherford zarpará el 9 de mayo hacia Europa donde será el orador en las convenciones de Berlín París y Londres.

 

 

 

Volver a Museo del Armagedón  

 

Volver a Español 

 

Volver a Rutherford

 

enlogosm.gif (1624 bytes)

terug.gif (1150 bytes)