EL AÑO 20 DE ARTAJERJES

Y LAS “SETENTA SEMANAS” DE DANIEL

© Carl Olof Jonsson, Göteborg, Suecia, 1989. Revisado en 1999, 2003. 

Traducido Por David García de:  http://user.tninet.se/~oof408u/fkf/english/artaxerxes.htm

 

 

La cuestión sobre la cronología del reinado de Artajerjes y su supuesta relación a las 70 semanas de Daniel 9:24-27 requeriría un libro pequeño para dar una respuesta, de hecho, tal libro es, lo que he estado planificando escribir durante algunos años. He estado recopilando material sobre el tema durante muchos años, incluso en 1989 escribí un tratado breve en sueco. Sin embargo, otros proyectos, han ocupado mi tiempo libre desde entonces, y no espero poder reasumir el trabajo sobre las 70 semanas en los próximos años. La siguiente discusión es un análisis de los argumentos traídos por la Sociedad de Biblia & tratados Watch Tower en apoyo a la idea que Artajerjes I ascendió al trono en el año 475 AC., y no en el 465 AC., como así  se sostiene por los historiadores modernos.

 

Lo que sigue es un breve resumen del tratado sueco sobre la cronología del reinado de Artajerjes. 

 

1. ¿Fue Jerjes un corregente con su padre Darío?

 

Es verdad que la Sociedad Watch Tower intenta resolver los problemas creados por la prolongación del reinado de Artajerjes de 41 años a 51 años, (su año de asenso a fechándolo al 475 AC en lugar del 465 AC )   abreviando el reinado de su predecesor Jerjes (485-465 a. AC.) de 21 a 11 años, argumentando que los primeros 10 años del reinado de Jerjes fue un co-reinado con su padre Darío.

 

No hay la más mínima evidencia que le dé apoyo a tal corregencia. La argumentación de la Sociedad Watch Tower en las páginas 652-654 de su diccionario bíblico: “Perspicacia Para Comprender Las Escrituras”, volumen 2 (1991), es una miserable distorsión de la evidencia histórica. Por ejemplo, en la página 653 declaran:

 

 “Tenemos pruebas sólidas de que Jerjes fue corregente con su padre Darío. El historiador griego  Heródoto  (Historia, VII, 3) dice: “Darío reconoció que [Jerjes] tenía razón y lo nombró su sucesor. (En mi opinión, sin embargo, Jerjes hubiera reinado aun sin seguir ese consejo [...].)”. Estas palabras indican que Jerjes se le nombró rey durante  el reinado de su padre Darío.”

 

Sin embargo, si vemos la declaración de Heródoto, nosotros descubriremos que él, luego en las mismas próximas oraciones, contradice directamente las declaraciones de la Sociedad Watch Tower, de que hubo una corregencia de 10 años de Jerjes con Darío, diciendo que Darío murió un año después de nombrar a Jerjes como su sucesor. Heródoto dice:

 

“Jerjes, entonces, fue proclamado públicamente como el próximo sucesor a la corona, y Darío quedó libre para dirigir su atención a la guerra. Sin embargo, la muerte, le privó antes de que sus preparaciones fueran completadas; él murió el año siguiente de este incidente y la rebelión Egipcia, después de un reinado de treinta y seis años, así fue robado de la oportunidad de castigar a Egipto o a los Atenienses. Luego de su muerte su corona pasó a su hijo Jerjes”.

 

 

Encontramos entonces, qué, es Darío quien nombró a Jerjes como su sucesor sólo un año antes (¡no diez!) de su propia muerte. En adición, Heródoto no dice que Darío nombró a Jerjes su corregente, pero sí su sucesor. (Noten, por ejemplo, la redacción del pasaje citado por la Sociedad Watch Tower de la traducción de Aubrey Sélincourt en los libros Penguin Books). En los párrafos que preceden esta declaración anterior que hemos citado aquí, Heródoto explica que una regla común de los reyes Persas antes de partir a la guerra era nombrar su sucesor al trono, en caso de que ellos mismos pudieran morir en la batalla. Esta  costumbre, dice él, fue también seguida por Darío.

 

La Sociedad Watch Tower, entonces, cita a Heródoto completamente fuera de contexto, al dejar fuera las subsecuentes oraciones que refutan sus declaraciones. ¡Es increíble, que ellos introduzcan esta falsificación con el término de “pruebas sólidas”!

 

Las otras “pruebas sólidas” presentadas en su diccionario bíblico en apoyo a la corregencia son de la misma calidad, por ejemplo los bajorrelieves encontrados en Persépolis, los cuales Herzfeld en el 1932, sugirió indicaban una corregencia de Jerjes con Darío. (Perspicacia Vol. 2, Pág. 653.). Esta idea, sin embargo, es rechazada por los eruditos modernos. Ya que el hecho de que un príncipe heredero es mostrado de pies detrás del trono muestra que no es un rey y un corregente, sino un sucesor nombrado. Y en segundo lugar, ningún nombre se encuentra en estos bajorrelieves, y concluir que el hombre que está en el trono es Darío y que el príncipe heredero es Jerjes, es nada más que una conjetura.  J.M. Cook en su obra de la historia de Persa, argumenta que el príncipe heredero es Artobazanes, el hijo mayor de Darío. (Cook, The Persian Empire [“El Imperio Persa”] Nueva York, 1983, Pág. 75), Otros eruditos modernos tales como A. B. Tilia y von Gall, han argumentado que: ¡el rey no puede ser Darío, éste tiene que ser Jerjes, por lo tanto, el príncipe heredero aquí es el hijo de Jerjes!  (Cook, Pág. 242 nota marginal 24).

 

Como “pruebas procedentes de fuentes babilónicas” para reclamar una corregencia la Sociedad Watch Tower primero se refieren a “un palacio de Jerjes” que se estaba construyendo en Babilonia en el año 498-496 AC.  Pero no hay evidencia que muestre que este palacio fue construido “para Jerjes”.  J.M. Cook hace referencia a la declaración de Heródoto qué Jerjes fue nombrado sucesor al trono tan tarde como un año antes de la muerte de Darío en el 486 AC. y añade:

 

“Si Heródoto está correcto en esto, la residencia construida para el hijo de rey en Babilonia a principios del 490 debe haber sido intencionada para Artobazanes”. ( Cook,  Pág. 74, 75 ). En inglés

 

Este palacio, entonces, no prueba nada acerca de una corregencia de Jerjes con Darío.

 

La “prueba” final para demostrar una corregencia consiste de dos tablillas de arcilla cuneiformes en el cual se sostiene están fechadas en el año de ascenso al trono de Jerjes. De acuerdo con la Sociedad Watch Tower ambas tablillas están fechadas varios meses antes de la última tablilla fechada en el año final del reinado de Darío. (Perspicacia Vol. 2 Págs. 653-4). Este “traslapado” de dos reinos, argumentan que esto indica una corregencia.

 

No obstante, los escritores de la Sociedad Watch Tower encubren los hechos reales de estas dos tablillas, o han hecho una pobre investigación sobre este tema. La primera tablilla, designada como “A.124” por Thompson  en su Catalogue del 1927 no está fechado al año de ascensión de Jerjes (486/485), como así Thompson ha indicado. Esto fue un error escrito por Thompson. La tablilla en realidad está fechada al primer año de Jerjes en (485/484 A.C.). Esto fue mostrado tan atrás para el año 1941 por George G. Cameron en: The American Journal of Semitic Languages and Literature [“El Diario Americano de Lenguas Semíticas y Literatura”] Vol. LVIII Pág. 320, nota 33. Así  entonces, muestra que no hubo ningún “solapado” de los dos reinados. 

 

La segunda tablilla es la, “VAT 4397”, publicada como la Núm. 634 por M. San Nicolo en su obra en 1934, Vol. que fue fechada por ellos en el mes quinto de (“Ab”). Sin embargo, debe tenerse presente, que los autores pusieron un signo de interrogación después del nombre del mes. El signo para el nombre del mes está dañado y puede ser reconstruido de varias formas. En la obra mas reciente por Parker y Dubberstein, Babylonian Chronology  [“Cronología Babilónica”] publicada en 1956, donde la misma tablilla se designada como “VAS VI 177”, los autores indican que la tablilla: “Tiene el signo del mes dañado. Puede ser IX [9] pero lo más probable es XII [12].” (Página 17)  Así la conjetura original por San Nicolo y Ungnad es descartada en su totalidad. Como Darío murió en el mes 7mo., una tablilla fechada para el mes 9 o 12 en el año de ascensión de su sucesor es del todo correcta. No hay ningún solapado entre los dos reinados. 

 

2.  La  huida de Temístocles

 

Es mucha la exageración que se ha hecho en las publicaciones de la Watch Tower sobre la huida de Temístocles a Persia. Los argumentos basados en su huida son unos viejos, originados por el teólogo jesuita Dionisio Petavio y el arzobispo James Usher en el decimoséptimo siglo.  Fueron presentados en gran detalle por  E.W. Hengstenberg en su obra Christologie des Alten Testaments  [“Cristología del Antiguo Testamento”, en alemán] publicada en Berlín en 1832. De acuerdo con los historiadores griegos Tucídides y Carón de Lampsaco, fue con el rey Artajerjes a quien Temístocles le habló después de su llegada a Persia. Por lo tanto, Artajerjes debió haber comenzado su reinado antes de esa fecha y no tan tarde como el 465 a. E.C. (Perspicacia Vol. 2, Pág. 652.) Estos argumentos son sólo de fuerza superficial, esto sólo porque la Sociedad Watch Tower deja fuera cierta información que es inmensamente importante. Como pruebas para su reclamación que Temístocles y Carón de Lampsaco que Jerjes ya estaba muerto, y que fue con el hijo quien Temístocles se entrevistó”. Pero ellos dejaron fuera la segunda parte de la declaración de Plutarco, la que dice:

 

“Pero Éforo y Dinón y Clitarchos y Heráclides además de otros, también escriben que fue a Jerjes a quien él se presentó. Con los datos cronológicos me parece que Tucídides está más en acorde, aunque estas no están establecidas de forma segura por ningún medio.”

 

La Sociedad Watch Tower, entonces, oculta que Plutarco continuó diciendo qué un número de historiadores antiguos han escrito sobre este evento, y que la mayoría de ellos declaran que Jerjes, y no Artajerjes, era quien estaba en el trono cuando Temístocles llegó a Persia. Aunque Plutarco (c 46 al 120 DC.) percibía que Tucídides era más confiable, él enfatizó que los datos cronológicos no están establecidos de forma segura. Un hecho que usualmente parece ser ignorado, es que Tucídides escribió la historia sobre la huida de Temístocles algún tiempo después del 406 AC., o alrededor de dos generaciones después del evento. Él se contradijo en varias ocasiones en esta narrativa, lo cual muestra que su información sobre éste tema no es confiable. (En cuanto a esto vea, The Cambridge Ancient History, Vol. V, Cambridge, 1992, Pág. 14).

 

Pero aún si Temístocles realmente se encontró con Artajerjes, no hay nada que muestre que esto ocurrió en el 470.  No hay la más mínima evidencia que dé apoyo a la declaración de que Temístocles murió en el 471/470 a. E.C. Ninguna de las fuentes a las que la Sociedad Watch Tower se refiere lo dicen, y algunas de ellas, incluyendo a Plutarco, claramente muestran que murió más tarde, cerca del 459 AC. (Plutarch’s Lives, XXXI:2-5). Un tiempo considerable transcurrió después del intento por difamar a Temístocles en Atenas cuando Praxiergo era el arconte de Atenas (471/470 AC) esto hasta que tuvo su audiencia con Artajerjes (o Jerjes).  Tomó varios intentos antes de que los enemigos de Temístocles triunfaran en obligarlo a huir, primero de Atenas y finalmente de Grecia. Cambridge Ancient History  (1992, Vol. V, Págs. 62ff.), fecha esta huida al 569 AC.  Él primero huyó a Asia Menor y fue a unos amigos, donde permaneció por algún tiempo.  La Sociedad Watch Tower cita a Diodoro de Sicilia para darle apoyo a la fecha del 471/470 a. E.C., como el principio de la difamación de Temístocles, pero no menciona que Diodoro afirma que, cuando llegó Temístocles a Asia Menor, ¡Jerjes aún estaba en el trono de Persia! (Diodorus Siculus [“Diodoro Sículo”] XI:54-59)  Esto, por supuesto, está en conflicto con la declaración de Tucídides que la carta de Temístocles desde Asia Menor fue enviada a Artajerjes.

 

Luego de algún tiempo, evidentemente después de algunos años, en Asia Menor, Temístocles finalmente fue a Persia. Allí primero pasó un año estudiando el idioma antes de su audiencia con el rey. Es muy posible que esta audiencia ocurrió cerca del final del 465 AC., o a principios del 464 AC.  Según una vez argumentó el historiador A.T. Olmstead, que Jerjes muy bien pudo estar en el trono cuando Temístocles llegó a Persia, pero pudo haber muerto posteriormente al poco tiempo, de modo que Temístocles, luego de su año aprendiendo el idioma, se reunió con Artajerjes. De este modo el conflicto en las declaraciones por los antiguos historiadores por lo menos puede parcialmente ser armonizada.

 

Después de su encuentro con el rey de Persia, Temístocles se estableció en la ciudad de Magnesia, donde vivió por algunos años antes de morir. (Plutarch’s Lives, XXXI: 2-5)  Por lo tanto, es completamente imposible, fechar su muerte al 471/470 AC., como así lo ha hecho la Sociedad Watch Tower. 

 

3. Las tablillas que fechan el año “50” y el año “51” de Artajerjes

 

Para sostener la reclamación de que Artajerjes reinó por 51 años en lugar de 41, la Sociedad Watch Tower hace referencia a dos tablillas con las fechas de su año “50” y el año “51”, respectivamente. La primera tablilla designada como BM 65494 en el Catalogue of the Babylonian Tablets in the British Museum, [“Catálogo de Tablillas Babilónicas en el Museo Británico”] Vol. VII, publicado por E. Leichty y A.K. Grayson (Londres,1987), aún no ha sido publicada. La segunda tablilla, CBM 12803 (= BE 8/1, 127), por otro lado, fue publicada para el 1908 por Albert T. Clay como The Babylonian Expedition of the University of Pennsylvania, Series A: Cuneiform Tests, Vol. VIII, texto 127. Todas las autoridades en la historia aqueménida están de acuerdo que ambas tablillas cuneiformes contienen errores del escribano.

 

Según señala la Sociedad Watch Tower, la tablilla publicada por Albert Clay está doblemente-fechada. La fecha en la tablilla se da como siguen: “Año quincuagésimo primero [51], año de ascenso al trono, mes 12, día 20, Darío, rey de las tierras”. (Perspicacia Vol. 2, Pág. 654). El texto, entonces, parece igualar el año 51. (evidentemente  de Artajerjes I; su nombre no se da en el texto) con el año de ascensión de su sucesor Darío II.

 

Pero una vez más, la Sociedad Watch Tower no dice toda la verdad. La razón es, que toda la verdad cambiaría el panorama completamente. Existen muchas tablillas fechadas del final del reinado de Artajerjes, gracias al descubrimiento de un archivo cuneiforme de la firma Murashu. En el  Istanbul Murashu Text  (Estambul, 1997), V.  Donbaz y M.W. Stolper explican que el archivo Murashu es: “la fuente más amplia de documentos disponibles para la dinastía aqueménida en Babilonia en los años entre Jerjes y Alejandro.” (Página 4) Casi todas las tablillas están fechadas al reinado de Artajerjes I y a su sucesor Darío II. El número culmina al final del reinado de Artajerjes y en al principio del reinado de Darío II, como lo muestra la gráfica que sigue, publicada por Donbaz y Stolper en la página 6 de su obra que citamos aquí anteriormente. ¡Los archivos incluyen sobre 60 textos de los años 41 de Artajerjes y el año de ascensión de Darío II, y culminan con casi 120 textos fechados al primer año de Darío II!.

 


 

Como muestran los historiadores griegos antiguos, los meses que siguieron luego de la muerte de Artajerjes fue un período caótico. Su hijo y sucesor Jerjes II fueron asesinados por su hermano Sogdiano después de solo unas pocas semanas de reinado. El usurpador Sogdiano se mantuvo en el trono como por siete meses, siendo él luego asesinado  por Darío II en febrero, del 423 AC. No obstante como a Sogdiano nunca se le reconoció como el rey legítimo, los escribas continuaron fechando sus textos al reinado de Artajerjes por algunos meses después de su muerte. Es aún posible que Artajerjes muriera cerca del final de su año 40, como así argumentan algunos eruditos, de modo que los escribas tuvieron que extender su reinado artificialmente para incluir un año 41. Esto es todavía una cuestión que es debatida entre los eruditos.

 

No fue sino hasta que Darío II ascendió al trono en el mes 11 babilónico (correspondiendo a parte de febrero y marzo, 423 a EC) que los escribas comenzaron a fechar los textos a su reinado también. No obstante para evitar cualquier confusión, los escribas en ocasiones fechaban doblemente los textos, mencionando a ambos los 41 años [de Artajerjes] y el año de ascensión de Darío II. Ellos hacían esto, porque era bien importante para ellos mantener un cálculo exacto cronológico de los reinados, ya que este era su calendario y la “era” por la cual ellos fechaban varios eventos, tales como los eventos políticos, las observaciones astronómicas, y transacciones económicas.

 

Un número de tales textos doblemente fechados han sido descubiertos. F.X. Kugler, en la página 396 de su Sternkunde und Sterndienst in Babel, II. Buch, II. Teil, Heft 2 (Münster 1924), presentó la información cronológica que está en cuatro de estos textos. Otras tablillas de este tipo desde entonces han sido encontradas. Diez de tales textos doble-fechados que hasta ahora se conocen, donde todas exceptúe una igualan el “año 41”, evidentemente de Artajerjes I, con el “año de asenso de Darío”. La excepción es CBM 12803, el texto que tiene el año “51” en lugar del “41”. Y todos exceptúe una (BM 33342) de estos, diez textos pertenecen al archivo Murashu. Nueve de los textos doble fechados al “año 41, año de asenso de Darío” son:  

 

BM 54557:    (= Zawadzki JEOL 34:45f.) Texto de Sippar [?]. Aunque sólo fechado al año de ascensión de Darío II, (mes IX [?], día 29), el cuerpo del texto se refiere al lapso de tiempo “desde el mes V año 41 de Ar(takshatu…) hasta el final del mes XII, año 41, ascensión de Darío.” (la información de éste texto fue recibida del Profesor Matthew W. Stolper, el líder experto en los archivos Murashu, en una carta fechada el 29 de enero de 1999).

 

Bertin 2889:    El texto de Babilonia fechado al “día 26, mes XI, año 41, año de asenso de

Darío”. El texto no se ha publicado, pero la información sobre la fecha fue recibida de Jean-Frédéric Brunet del Dr. Francis Joannès el 3 de julio de 2003. (Por correo de Brunet -Jonsson, el 22 de diciembre de 2003) 

 

BM 33342:    El texto de Babilonia fechado al “mes Shabatu [mes XI]; día 29; año 41, año de ascensión de Darío, rey de las tierras” (Matthew W. Stolper en AMI, Vol. 16, 1983, Págs. 231-236)  Este texto no pertenece al archivo Murashu. 

 

BE 10 Núm. 4:    (= TuM 2/3, 216) El texto de Nippur fechado al día 14, mes XII, año 41, año de ascensión de Darío, rey de las tierras.

 

BE 10 Núm. 5:    El texto de Nippur fechado al día 17, mes XII, año de ascensión de Darío, rey de las tierras. La primera línea dice “hasta el fin de Adar (mes XII) de año 41, año de ascensión de Darío, rey de las tierras”.

 

BE 10 Núm. 6:    El texto de Nippur fechado al año de ascensión de Darío. El mes y día están ilegibles, pero línea 2f. menciona el año entero “desde el primer mes del año 41 al fin de mes XII año de ascensión de Darío”. 

 

PBS 2/1 Núm. 1:    El texto de Nippur fechado al día 22, mes XII, año 41, año de ascensión de Darío II. 

 

BE 10 Núm.  7:    (= TuM 2/3, 181) El texto de Nippur fechado al mes I, día 2, año 1, de Darío II. La línea 6 menciona un recibo de producto para el, “año 41, año de ascensión de Darío”. 

 

PBS 2/1 Núm.  3:    El texto de Nippur fechado al mes I, día 5, año 1, de Darío II. Las líneas 2-3 se refieren a los impuestos para el período “hasta al fin de mes XII, año (4)1, año de (as)censión de Darío”.   La línea 13 dice: “hasta el final de Adar [mes XII], año 41”.

 

La explicación de las abreviaciones usadas en la lista:   

 

AMI:

Arehaologische Mitteilungen aus Iran.

BE:

La Expedición babilónica de la Universidad de Pennsylvania, Serie A: Los

Textos cuneiformes, ed. por H. V. Hilprecht (Filadelfia, 1893-1914). Vols.

1-6 editados por  Alberto T. Clay en 1904.  

Bertin:

G. Bertin, Corpus of Babylonian Terra-Cotta Tablets. Principally Contracts, Vols. I-

VI (Londres, 1883). Inédito.  

BM:

Museo Británico.  

JEOL:

Jaarbericht van het Vooraziatisch-Egyptisch Genootschap “Ex Oriente Lux”.

PBS:

Pennsylvania. La universidad. El Museo Universitario. Las publicaciones de la

Sección babilónica,

(Philadelphia 1911 -). Los primeros dos volúmenes fueron editados por Alberto T. Clay.  

TuM:

Texte und Materialien der Frau Professor Hilprecht Collection of Babylonian

Antiquities im Eigentum der Universität Jena (Leipzig).

 

 

Todos estos nueve textos concuerdan en mostrar que Darío II ascendió al trono en el año 41 de su predecesor. Las tablillas claramente muestran que Artajerjes no pudo haber reinado por más de 41 años. Ya que el Texto arriba, texto publicado por Albert Clay en el 1908, el cual es parcialmente citado por la Sociedad Watch Tower, pertenece a la misma categoría de los textos doblemente-fechados como los mencionados anteriormente, la única diferencia es que dan al predecesor de Darío un reino de 51 años en lugar de 41. Es bastante claro que el número “51” en la tablilla contiene un error del escribano. Esta es la única conclusión razonable a traer, puesto que la única alternativa sería pretender que la figura de “41” en todas las ocho tablillas anteriormente listadas son errores.

 

Es difícil creer que los escritores de la Sociedad Watch Tower estuviesen completamente ignorantes de la existencia de varias tablillas doble-fechadas del año de ascensión de Darío. El citar sólo dos tablillas con errores del escribano (años “50” y “51”) y guardar silencio sobre las demás doble-fechadas que igualan el año de ascensión de Darío con el año “41” de su predecesor está bien lejos de la honestidad.

 

Albert T. Clay, quien publicó la tablilla con la errónea figura “51” en ella, estaba bien conciente de que se trataba de un error del escribano. A la derecha de la figura errónea en su publicación de la copia del texto él indicó que el cuneiforme “51” fue “equivocado por el 41”.