1984 y la Gran Madre  

Por  Randall Watters

Traducido por David García

 http://www.freeminds.org/history/1984.htm

Nadie pensó mucho sobre el libro cuando primero se publicó en el 1949, de hecho, subsecuentemente ni siquiera llamó mucho la atención por varios años. Sin embargo, en las últimas dos décadas, el libro 1984 por George Orwell ha atraído a un gran público su lectura. Orwell retrata el lavado de cerebro de una Sociedad por unas ideologías políticas al punto dónde ellos se convierten en intolerantes con cualquier otra mentalidad. Irónicamente, aunque las posibilidades son muy escasas hoy día que cualquier organización política pudiera tener tal control absoluto sobre las vidas de las personas, los cultos religiosos han tomado esa actividad. Para que verdaderamente pueda funcionar tal sistema ideológico absoluto, todos los sujetos no sólo deben creer que realmente el sistema trabaja, sino también estar entusiasmado con él. Incluso aún en la Rusia comunista que una vez casi fue un paralelo del mundo de Orwell, les fue imposible ganarse a todas las personas para su ideología. No obstante un control verdadero del pensamiento se ha logrado en los círculos religiosos que en cierto modo le causaría envidia a los políticos. 

Incapacitados emocionales  

Se ha dicho que los cultos hacen de sus miembros unos incapacitados emocionales; y si la víctima logra salir del grupo, ellos deben de luchar para volver a ser reiteradamente un miembro ‘normal' de la sociedad. ¿Por qué sucede esto? 

Frecuentemente tales grupos religiosos les enseñan a sus miembros a evadir despliegues normales de emociones; ya sea el  abrazar, cantar y bailar, llorar, reírse o cualquier cosa parecida. Cuando a una persona se le dice que tales despliegues de emoción o sentimientos están ‘fuera de línea’,  les obligan a desarrollar nuevos códigos de conducta, normalmente basados en el miedo a los hombres en lugar del temor a Dios.  Tales cambios abruptos en las respuestas emocionales de una persona pueden causarle problemas psicológicos y confusión.  Pero hay otros problemas más significativos que normalmente desarrollan.  

Cuando uno es criado en cierta sociedad o cultura, desarrolla ciertas reacciones normales a las circunstancias de la vida. Si alguien nos pega, nosotros nos enfadamos con él.  Si nos hacen una cara con muecas cómicas, nos reímos espontáneamente. Si se sonríen con nosotros, nos sonreímos con ellos. Si discrepan con nosotros, intentamos adecuarnos si es que nada vital está en juego.  En otras palabras, aprendemos a ‘llevarnos bien’ con los demás para poder tener amigos en este mundo, aún cuando nosotros no estemos de acuerdo con la manera que ellos viven sus vidas o con sus puntos de vistas filosóficos o religiosos. La preocupación por los demás juega un papel vital en nuestro deseo de llevarnos bien a pesar de nuestras diferencias. ¿Sin embargo, qué sucede cuándo comenzamos a pensar más en nosotros mismos o nuestro pequeño grupo por encima de los demás, y formamos una cuadrilla? Nosotros entonces nos separamos físicamente o psicológicamente de los demás.  Aún dejamos de asociarnos con aquellos que vez considerábamos iguales. En el reino religioso, éste es el primer paso hacia la mentalidad que tienen los cultos. 

¿Cómo la mentalidad de la cuadrilla se desarrolla para llegar a ser la mentalidad que tienen los cultos?  Hay sólo una línea muy fina entre ambos.  La línea generalmente se traza cuando aquellos con un espíritu sectario intentan traer a Dios al panorama haciendo creer que sus propios puntos de vista de creencias son esenciales para la salvación. ¡El miedo de perder su vida en el Armagedón puede ser suficiente motivación para uno cambiar sus doctrinas!  Si no lo es, entonces el miedo que usted perderá a sus amigos y familia (y quizás también sufrir abusos verbales y físicos) proporcionará una motivación necesaria para conseguir que usted cambie.  Considerando el tratamiento que le da una cuadrilla a aquellos fuera del grupo normalmente sólo se trata de una actitud indiferente o de desprecio para los que no pertenecen al grupo, el tratamiento otorgado por el culto se va remontando a uno psicológico, emocional, y quizás (como en el caso de Jonestown) aún la muerte. 

El libro 1984 es un testimonio de cómo este principio trabaja en una arena política.  Siendo que muchas religiones como los Testigos de Jehová, mormones, la Amplia Iglesia Mundial de Dios, etc., son simplemente una forma de gobierno ‘espiritualizado’, involucrando actividades bastante ‘políticas’, hay una analogía muy cercana.  Por consiguiente, he escogido usar algunas citas del libro 1984 para demostrar las similitudes que hay entre la Watchtower y el mundo de Orwell. 

El libro de Orwell empieza pintando un cuadro de un enorme poder mundial, que chapotea con la verdad y los récords históricos para hacer parecer como que ellos siempre tienen la ‘razón’.  Oceanía es el poder mundial, y Eurasia es su rival. Usted notará la mención del “Gran Hermano” o la “Sociedad”.  Piense sobre las similitudes que hay en tal sistema político con la ‘Madre’, la organización de los Testigos de Jehová, que también normalmente se hace llamar la “Sociedad” (un término usado por ambos, la Watchtower al igual que el mundo comunista para cubrir la verdad que su gobierno real está en las manos de un grupo de hombres). A estas alturas, yo no puedo resistirme citar de la revista La Atalaya el número en inglés, de mayo de 1957, la página 274, que ilustra su terminología: “Si vamos a caminar en la luz de la verdad tenemos que reconocer no solamente a Jehová Dios como nuestro Padre, sino también la organización como a nuestra ‘Madre’.”

Ahora consideraremos algunas citas del libro 1984.   

 

“... lo horrible es que ello podía ser verdad.  Si el Partido podía alargar la mano hacia el pasado y decir que este o aquel acontecimiento nunca había ocurrido, esto resultaba mucho más horrible que la tortura y la muerte.

 

“El Partido dijo que Oceanía nunca había sido aliado de Eurasia ... Pero, ¿dónde constaba ese conocimiento? Sólo en su propia conciencia... Y si todos los demás aceptaban la mentira que impuso el Partido, si todos los testimonios decían lo mismo, entonces la mentira pasaba a la Historia y se convertía en verdad. “El que controla el pasado -decía el slogan del Partido-, controla también el futuro. El que controla el presente, controla el pasado” ...Era muy sencillo. Lo único que se necesitaba era una interminable serie de victorias que cada persona debía lograr sobre su propia memoria. A esto le llamaban “control de la realidad”. Pero en neolengua había una palabra especial para ello: doblepensar.” (Libro 1984 Pág. 32-33)

¿Cuán real es la verdadera realidad, o lo que nosotros percibimos como la realidad? ¿Si una organización tiene realmente el poder para alterar la historia, qué horrores podrían perpetrarse? ¿El pasado sólo puede grabarse a largo plazos en los libros--pero y qué si esos libros se alteran?  

El Cuerpo Gobernante de los Testigos de Jehová sabe que para controlar el futuro, ellos deben tener control sobre el pasado.  ¿Cómo?  Básicamente de cuatro maneras: ¡Impidiéndole a los Testigos de Jehová  promedio tener acceso los errores del pasado o a las desilusiones, coloreando su historia del pasado, haciéndolo pasar como algo de poca importancia, o cambiando el contenido real en sus libros! 

La realidad para el cuerpo gobernante, es cualquier cosa que ellos estén enseñando como  luz presente del ‘esclavo fiel y discreto’, que prosupuesto no es otra coso sino ellos mismos.  Cualquier cosa que ellos enseñaron en el pasado ya no se debe considerar; que de hecho,  regresar a creer los puntos de vistas anteriores se constituiría en apostasía (al cual ellos se refieren como “luz antigua”). ¡Los Testigos de Jehová tienen que mantenerse al día con los cambios! 

Para el Testigo de Jehová, esto significa que debe ganar una serie de ‘victorias’ sobre su memoria; lo que se enseñó hacen diez años atrás no será recordado en la actualidad, porque confundiría la comprensión de la verdad presente. Si fuera necesario explicarles las enseñanzas pasadas a alguien, usted puede usar explicaciones complicadas acerca de cómo la verdad es sólo relativa para el  progreso de la organización.  Él debe de estar listo para negar el pasado, no obstante subconscientemente debe reconocerlo y repararlo en su pensamiento; y durante todo este tiempo debe tener mucho cuidado de no estar muy consciente y se engañe a sí mismo.

…Su mente se deslizó por el laberíntico mundo del doblepensar.  Saber y no saber, hallarse consiente de lo que es realmente verdad mientras se dicen mentiras cuidadosamente elaboradas, sostener simultáneamente dos opiniones sabiendo que son contradictorias y creer sin embargo en ambas; emplear la lógica contra la lógica, repudiar la moralidad mientras se recurre a ella... olvidar cuanto fuera necesario olvidar y, no obstante recurrir a ello, volverlo a traer a la memoria en cuanto se necesitara y luego olvidarlo de nuevo; y, sobre todo, aplicar el mismo proceso al procedimiento mismo.  Ésta era la más refinada sutileza del sistema:  inducir conscientemente a la inconsciencia, y luego hacerse inconsciente para no reconocer que se había realizado un acto de autosugestión. Incluso comprender la palabra  doblepensar implicaba el uso del doblepensar. (Libro 1984 Pág. 33) 

 Saber, por ejemplo, que la Sociedad de la Watchtower realmente llevó a su membresía a creer que realmente el fin del mundo vendría para el 1975; y todavía negarlo y realmente creer que este negar es verdadero; y estar consciente de toda la verdad de lo que realmente ocurrió mientras se dicen mentiras cuidadosamente elaboradas... ¡todo para olvidarse que la  Sociedad de la Watchtower había predicho el fin del mundo para el 1914 en lugar del retorno invisible de Cristo (qué se sostenía haber tenido lugar en 1874); olvidarse de esto cuando fuera necesario olvidar, y entonces cuando los acorralen y lo vuelvan a traer a la memoria llamarlo un error; sólo para más tarde negarlo al tratar con otra persona diferente - ésa es la más refinada sutileza! Y entonces, señalar a otros grupos religiosos que hacen la misma cosa y acusarles a ellos de ser falsos profetas – se está usando dos maneras de pensar, se compara con el doblepensar.  Noten las propias palabras del cuerpo gobernante:  “Es verdad que ha habido personas que en tiempos pasados predijeron un fin del mundo”, hasta anunciando una fecha específica... El “fin” no vino. Fueron culpables de profetizar falsamente. ¿Por qué? ¿Qué faltaba? “Faltaba la medida plena de evidencia que se requiere en cumplimiento de la profecía bíblica. A tales personas les faltaban las verdades de Dios y la evidencia de que él las estaba guiando y las estaba utilizando.” ¡Despertad!  8 de abril de 1969, página 23.

¿Cómo puede el Cuerpo Gobernante hacer una declaración como esta en vista de su propio récord con sus profecías falsas? Es fácilmente documentar sin rodeos por sus propios libros que ellos profetizaban o esperaron el  fin del mundo en varias ocasiones.  Es como lo dice Orwell, “...olvidar cuanto fuera necesario olvidar y, no obstante recurrir a ello, volverlo a traer a la memoria en cuanto se necesitara y luego olvidarlo de nuevo... aplicar el mismo proceso al procedimiento mismo  (en otras palabras, no estar al corriente de toda esta fachada), que era la más refinada sutileza del sistema... “El doblepensar es verdaderamente una palabra apropiada.

El engañarse a sí mismo es muy complejo, como la fabricación de muchas mentiras para encubrir otras; muchos factores tienen que ser considerados cada vez que usted va ha excusar las equivocaciones de la Watchtower.  ¡Qué diferencia existe si uno simple y llanamente dice la verdad!  Con frecuencia las personas se molestan con los Testigos de Jehová  porque ellos no dicen lo que realmente creen sobre un asunto, tal como: ‘ellos, sólo se salvarán durante el Armagedón’, o, ‘que son los únicos que pueden entender la Biblia’. 

En todo caso, llevar en el rostro una expresión impropia (por ejemplo, parecer incrédulo cuando se anunciaba una victoria) constituía un acto punible. Incluso había una palabra para esto en la neolengua: caracrimen. (Libro 1984 Pág. 54)

No sólo se le exige al miembro del Partido que tenga las opiniones que se consideran buenas, sino también los instintos ortodoxos.  Muchas de las creencias y actitudes que se le pierden no llegan a fijarse nunca en normas estrictas y no podrían ser proclamadas sin incurrir en flagrantes contradicciones con los principios mismos del Ingsoc.  Si una persona es ortodoxa por naturaleza (en neolengua se le llama piensabien) sabrá en cualquier circunstancia, sin detenerse a pensarlo, cuál es la creencia acertada o la emoción deseable.  Pero en todo caso, un enfrentamiento mental complicado, que comienza en la infancia y se concentra en torno a las palabras neolingüísticas   paracrimen, negroblanco, y doblepensar, le convierte en un ser incapaz de pensar demasiado sobre cualquier tema. (Libro 1984, p. 176)

Por mis experiencias personales sirviendo seis años en las oficinas de la sede principal de la Watchtower, como anciano y supervisor de fábrica, y siendo conocido como un hombre muy dado a ‘la organización', busqué diligentemente ser el epítome de lo que se suponía que un Testigo de Jehová fuera. En realidad, esto sólo podría lograrse, no sólo leyendo La Atalaya, pero sabiendo cómo el sistema trabaja en su totalidad, y cómo aquellos que están a cargo realmente piensan; conociendo cuáles son sus motivaciones y que los hace ‘latir’. Si uno sólo lee La Atalaya, sin asociarse realmente con los Testigos de Jehová, uno obtendría un panorama inexacto de lo que realmente es la mentalidad de la organización.   Yo pasé mucho tiempo con los miembros más viejos del personal en las oficinas de la sede principal, y trabajé diariamente con aquellos que habían estado allí durante 30 años o más, incluso con algunos del Cuerpo Gobernante. Yo conocía con bastante precisión sus modos de pensar, y por lo tanto podía determinar la forma más eficaz de tener éxito en el sistema, cual así lo hice.  Tal como en las organizaciones políticas, entendiendo la mentalidad de aquellos con quien uno trabaja es el factor importante para escalar posiciones en el sistema. Usted pronto descubre por qué las decisiones son hechas y quién las hizo. Usted entiende por qué se adoptan ciertas políticas y otras no. Usted también comprende por qué nuevas ‘reglas' son hechas, pero no se imprimen, o porque se expresan en ‘doble sentido’.  

El resultado es que dos mentes interpretarán la expresión impresa de dos maneras diferentes. Por ejemplo, el Testigo de Jehová que es ingenuo, una declaración como... “¿Sería sabio para un hermano llevar una barba en una área dónde esto no es común?  Teniendo una conciencia bíblicamente entrenada podría moverlo a considerar los sentimientos de otros”...  podría interpretarla de la forma que está escrito; simplemente como un asunto de conciencia. ¡Pero un anciano o un Testigo de Jehová que está dispuesto a seguir la organización, claramente entendería esto como la nueva posición tomada por la Watchtower, lo cual rotundamente significa que si usted esperara ser tratado como un hermano, o si usted desea alguna posición de responsabilidad en la congregación, es mejor que no se deje una barba!  (O si usted tuviera una, más le vale que se la afeite!) 

Con frecuencia en las revistas o el Ministerio del Reino (un boletín mensual interno de la organización) salían algunas cosas que no se entendían totalmente por el Testigo de Jehová promedio, pero cuando usted conocía toda la información que acontecía tras bastidores, tomaba una nueva perspectiva en su totalidad. Por ejemplo, un artículo del Ministerio del Reino a finales de los años setenta declaró que la Sociedad ya no le permitiría a los Testigos de Jehová celebrar grandes reuniones para sostener charlas especiales o programas sin la autorización de la Sociedad sobre el asunto.  Esto para el Testigo de Jehová promedio simplemente significó otra regulación más, sólo unos pocos del personal sabían las razones subyacentes. 

Parecía que uno de sus ancianos, Colon Quackenbush, quien regularmente viajaba por todos lados y daba charlas especiales para los jóvenes y tenía una buena asistencia por todo el país. El Cuerpo Gobernante tenía envidia de la mayor atención que se le estaban dando a ese programa por encima de sus figuras.  Sin embargo muy pocos en las oficinas principales pudieron entender las razones reales detrás de sus decisiones.  Una perspectiva más amplia sobre estas materias se da en el libro por Raymond Franz, Crisis de Conciencia.  Habiendo él sido miembro del Cuerpo Gobernante durante muchos años, estaba bien familiarizado con sus métodos. 

¿Por qué el cuerpo gobernante simplemente no sale y declaran sus normas y reglas de vestir, y sus códigos de conducta, para que no haya dudas sobre el asunto?  Mientras reclaman que una amplitud de materias que son asuntos de conciencia, la realidad es que es algo contradictorio en la Biblia hacer reglas para los cristianos (Rom. 7: 6; 9: 31, 32; Gál. Cáp. 3) y ellos lo saben; no obstante ellos sienten que deben tener una multitud de reglas para que todo marche al paso del cuerpo gobernante.  Así que ellos tienen unas leyes no escritas que sólo se determinan por el espíritu de aquellos en posiciones de responsabilidad que actúan como los intérpretes para los Testigos que son soldados de fila.  Normalmente en su mayoría, este papel interpretativo está a cargo de los supervisores de circuito (representantes que viajan y presiden sobre varias congregaciones).  Ellos aprenden a ser perspicaces sobre lo que piensa la Sociedad a través de un entrenamiento especial, y ellos entonces pasan este ‘esclarecimiento’ a los Testigos de Jehová que son ancianos locales.  

Si un Testigo es diligente en determinar lo que es el espíritu real de la organización, él podrá notar, al igual que Orwell:  “Si una persona es ortodoxa por naturaleza sabrá en cualquier circunstancia sin detenerse a pensarlo, cuál es la creencia acertada o la emoción deseable.” [pág. 176]   Uno de los aspectos más difícil de mi presente ministerio no es convencer a los Testigos de Jehová sobre los errores de la Sociedad, sino más bien, mostrarles lo que realmente enseñan y cree  la Sociedad. Si el individuo nunca fue un Testigo ‘ortodoxo’ cabal, esto puede ser al principio confuso para él.  Pero para uno que sí tenía el espíritu de la organización, o él podrá ver por encima de los engaños, o se negará a discutir más allá  sobre el asunto, siendo que puede ser muy devastador para él. 

…Y las especulaciones que podrían quizá llevar a una actitud escéptica o rebelde son aplastadas en sus comienzos o, mejor dicho, antes de asomar a la conciencia, mediante la disciplina interna adquirida desde la niñez.  La primera etapa de esta disciplina, que puede ser enseñada incluso a los niños, se llama en neolengua paracrimen.  Paracrimen significa la facultad de parar, de cortar en seco, de un modo casi instintivo, todo pensamiento peligroso que pretenda salir a la superficie. Incluye esta facultad la de no percibir las analogías, de no darse cuenta de los errores de la lógica, de no comprender los razonamientos más sencillos si son contrarios a los principios del Ingsoc de sentirse fastidiado e incluso asqueado por todo pensamiento orientado en una dirección herética.    (Libro 1984, p. 176, 177) 

El Testigo de Jehová aprende temprano en el juego a matar sus especulaciones si estas giran en torno al terreno peligroso.  ¡Él, o se dará cuenta que será peligroso para su relación con los demás Testigos (quiénes lo verán con sospecha), o lo aprenderá de la manera difícil por abrir su boca y entonces recibiendo una buena reprimenda!  Él aprende rápido que debe aprender a caminar al paso de la luz presente, no permitiéndole a su mente moverse más allá de la organización.  Él no debe pensar independientemente.  El cuerpo gobernante de ahora en adelante representará a su mente en todas las materias.  Es la única manera de estar ‘seguro’.  

Un Testigo aprende a poner automáticamente los pensamientos ‘perturbadores’ a un lado, como podrían surtirles si ellos van a una puerta dónde la persona saca el libro “La verdad que lleva a vida eternal y lo abre a página 13 párrafo 5 donde dice: 

“No solo tenemos que examinar lo que creemos personalmente, sino también lo que enseña cualquier organización religiosa con la cual estemos asociados. ¿Están sus enseñanzas en plena armonía con la Palabra de Dios, o se basan en las tradiciones de los hombres? Si amamos la verdad, no tenemos nada que temer de tal examen. Debe ser el deseo sincero de cada uno de nosotros aprender lo que es la voluntad de Dios para nosotros, y entonces hacerla.”

La persona a la puerta dónde el Testigo de Jehová ha llamado podría intentar razonar con el Testigo usando la lógica presentada en su propio libro, diciéndole:  “¿Por qué entonces nosotros no examinamos el récord de la Watchtower de los últimos 100 años?”  El Testigo de Jehová usualmente responde con una mirada fija y perpleja, o le dará una contestación como: “¿usted alguna vez fue Testigo de Jehová antes?”  En otros términos:  “¿Cómo usted sabe tanto de nosotros?”  Esto en consecuencia es una negativa inconsciente para evitar llevar a cabo un argumento lógico iniciado por otro, mientras que al mismo tiempo ellos intentan entablar argumentos que sean lógicos.  Ellos se aburrirán o rechazarán cualquier tren de pensamiento que ellos no inicien solo porque podría ser peligroso para la seguridad de la organización.  

Precrimen equivale, pues, a estupidez protectora.  Pero no basta con la estupidez.  Por el contrario, la ortodoxia en su más completo sentido exige un control sobre nuestros procesos mentales, un autodominio tan completo como el de una contorsionista sobre su cuerpo.  La sociedad oceánica se apoya en definitiva sobre la creencia de que el Gran Hermano es omnipotente y el Partido es infalible.  Pero como en realidad el Gran Hermano no es omnipotente y el Partido no es infalible, se requiere una incesante flexibilidad para enfrentarse con los hechos.  La palabra clave en esto es negroblanco como tantas palabras neolingüísticas, ésta tienen dos significados contradictorios.  Aplicada a un contrario, significa la costumbre de asegurar descaradamente que lo negro es blanco en contradicción con la realidad de los hechos. Aplicada a un miembro del Partido significa la buena y leal voluntad de que lo negro es blanco cuando la disciplina del Partido lo exija.  Pero también se designa con esa palabra de facultad de creer que lo negro es blanco, más aún, de saber que lo negro es blanco y olvidar que alguna vez se creyó lo contrario.  Esto exige una continua alteración del pasado, posible gracias al sistema de pensamiento que abarca a todo lo demás y que se le conoce con el nombre de doblepensar. (Libro 1984, Pág.  177)

La Sociedad Watchtower se recuesta sobre la creencia de que la ‘Madre’ organización nunca puede llevarlos por un camino erróneo. ¡Si ellos luego son expuestos como haber cometido un error, o de promover una mentira, es mejor para usted que camine en el error o vivir la mentira que reconocer la realidad del asunto por sí sólo!   A usted nada le puede salir mal si permanece caminando al paso con su ‘Madre’.  Precisamente, porque ella es, en efecto infalible (aunque simultáneamente niegan tal demanda).  Así que dentro de la Watchtower (como el caso del Gran Hermano) hay un incansable esfuerzo departe del comité de redacción de ser flexible con “la verdad”,  siempre estando listos para encontrar alguna analogía ridícula para mostrar cómo desde el principio ellos realmente estaban en el curso correcto, como usar el ejemplo de cómo una nave, para ir del punto ‘A’ al punto ‘B’ a veces debe voltejear, o zigzaguear para poder llegar allí (vea La Atalaya del 1º de junio de 1982 Pág. 27). O podría darse la explicación de que Jehová Dios estaba ‘probándolos’, simplemente permitiéndole a la Madre organización que los llevara a creer que el mundo iba a acabarse en un momento específico, sabiendo muy bien que no sucedería.  (Vea en inglés La Atalaya del 15 de feb. de 1984 p.26, párr. 2) 

Sin embargo, si otra religión cambia sus doctrinas, el cuerpo gobernante rápidamente los criticará usando las palabras de Efesios 4:14:  “a fin de que ya no seamos pequeñuelos, aventados como por olas y llevados de aquí para allá por todo viento de enseñanza por medio de las tretas de los hombres, por medio de astucia en tramar el error.” TNM

Es interesante que, La Atalaya del 1º de octubre de 1976 página 586 dice:  “Es asunto serio representar a Dios y Cristo de una manera, entonces hallar que nuestro entendimiento de las enseñanzas principales y doctrinas fundamentales de las Escrituras estaba equivocado, y entonces, después de eso, regresar a las mismísimas doctrinas que, por años de estudio, habíamos determinado cuidadosamente que estaban equivocadas. Los cristianos no pueden ser vacilantes —indecisos— acerca de esas enseñanzas fundamentales. ¿Qué confianza se puede depositar en la sinceridad o juicio de esas personas?” ¡Si  solo pudieran aplicarse esto ellos mismos! Noten los comentarios de Orwell: 

Porque  el secreto del gobierno infalible consiste en combinar la creencia en la propia infalibilidad con la facultad de aprender de los pasados errores. (Libro 1984, p. 179)

Esto es el deseo más esencial de todos los cultos que son inteligentes: combinar la autoridad absoluta e infalibilidad con el poder para aprender de las falsas profecías y de los tratos erróneos.  

La Madre organización quiere lealtad absoluta en todo momento. Exige ser un profeta como Ezequiel y Jeremías (vea La Atalaya del 1º de abril de 1983 páginas 26, 27). Exige ser el portavoz de Jehová Dios, el Creador del universo, y todavía se niegan a tomar la responsabilidad de un profeta. Según su Biblia en Deut. 18:20-22, ellos son unos falsos profetas cuando son examinados bajo la luz de su propio récord histórico. A veces la excusa que dan es:  “Nosotros no somos falsos profetas, porque admitimos nuestros errores”. ¡Bien, yo les tengo noticias a ustedes! ¡Cualquier falso profeta que predice el fin del mundo va a admitir su error al día siguiente! ¿Cómo es que entonces ellos podrían mantener a sus seguidores?  

Pero esto precisamente es el deseo del cuerpo gobernante; la autoridad absoluta acoplada con no tener que compartir con la responsabilidad por cualquier error. ¿Qué más hace falta?  

Claro, algunos dirán que La Atalaya no está inspirada.  ¡Sin embargo, ellos han ignorado con el pasar de los años las mismas palabras de los miembros del cuerpo gobernante cuando ellos sí decían que lo estaba!  Por ejemplo, en el juicio en Olin Moyle en Escocia en 1943, Fred Franz, quien fue uno de los presidentes, dijo que el propio Jehová mismo era el editor de la revista, y que se exponía directamente como la Palabra de Dios, sin ninguna calificación de otra clase (Sec. ¡#25962597 de la transcripción en inglés)!  Hablando de cómo Jehová pasa “la verdad” a la clase del “esclavo fiel y discreto”, en La Atalaya en inglés del 1º de julio, de 1943 dice en la página 203: 

Él (Jehová) sencillamente usa la clase de ‘los siervos’  para publicar la interpretación después de que la Corte Suprema por Jesucristo la revela. 

Refiriéndose al ser angelical que Ezequiel vio en Ez. 43:6, en el libro Vindication (Vindicación en inglés), escritos por Joseph Rutherford (su segundo presidente) dice en el volumen III, página 250: 

“El varón”  era el mensajero celestial, y esto representa los mensajeros celestiales o ángeles del Señor.  No hay duda que ellos primero oyen las instrucciones que el Señor emite para su remanente y entonces estos mensajeros invisibles pasan tal instrucción adelante al remanente.  Los hechos muestran que los ángeles del Señor con él en su templo han estado dando  servicio al remanente desde el 1919. 

Otro punto importante en la discusión de Orwell que se relaciona estrechamente al “doblepensar”, es decir, en una manipulación exitosa de la mente de una persona, no se trata de que esta no dice lo opuesto a lo que piensa, sino más bien que esta piensa en lo opuesto a la verdad.  Por ejemplo, así si él ha rendido su independencia y su integridad completamente, y si él se ve como una cosa que pertenece al estado... él se siente libre porque ya no hay más ninguna percepción sobre las discrepancias entre lo verdadero y lo falso. Específicamente esto aplica a las ideologías. Así como los Inquisidores que torturaron a sus prisioneros y creían que ellos actuaban en nombre del amor cristiano, “Así, el Partido rechaza y vivifica todos los principios que defendió en un principio el movimiento socialista, y pronuncia esa condenación precisamente en nombre del socialismo.” [Página 180 libro 1984]   Su contenido se invierte a lo que es contrario, y todavía las personas creen que la ideología significa lo que dice.  

Éste es el aspecto más aterrador de los engaños del cuerpo gobernante. ¡Mediante un astuto programa de lavado de cerebro, ellos han tenido éxito no sólo causando que más de cuatro millones de personas crean que lo negro es blanco y el día es noche, pero también les han enseñado con éxito a no cuestionar ningún tema en lo absoluto!  

Jesús nos dijo que debemos de nacer de nuevo para ver el reino de Dios (véase Juan 3:5,7). ¡Él dijo que tenemos que compartir en una comunión verdadera con él para tener vida (véase Juan 6: 53,54). ¡Él dijo que no prestáramos atención a los que alegan que Cristo ha regresado en secreto o invisible; sino que Él iba a venir como relámpago (Mateo 24:23-27) y hasta sus enemigos lo verían (Rev. 1 - 7)  !Él dijo que iba a volver para llevarse sus hijos con él a su hogar (véase 1ª Tes. 4:14-17). El escritor de Hebreos dice que Jesús definitivamente no es un ángel (lea Hebreos capítulo uno) - y el apóstol Juan nos dice que Jesús es la mismísima sustancia de Dios (véase Juan 1:1).

¡Atención! ¡Un grupo de 15 hombres en Nueva York le negarían los derechos a cualquier persona de estas promesas aquí!  

Pensar que yo fui (y que más de cuatro millones de almas todavía están) tan astutamente con el celebro lavado por una organización que ha repudiado casi todo lo que la iglesia cristiana ha estado en pie por casi 2000 años de historia, para entonces acomodarse ella misma como que es la iglesia cristiana, es horripilante, por decir lo mínimo. Nosotros no podemos sentarnos de brazos cursados ni podemos permitirles ejercer tal control sobre las vidas de las personas. Ellos han tenido éxito convenciendo a su membresía que la verdad es relativa para la política de la organización. ¡Es un suicidio intelectual! Ellos han rechazado todo que el “enemigo” (la Cristiandad) a reclamado ser, y lo han reclamado para sí mismos.  


back to Free Minds Home Page